BT Game - шаблон joomla Joomla
Iniciar sesión Registro

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
OPINIÓN

EL TAL TEMA DE COMUNICACIONES EN COLOMBIA, NO EXISTE

Las políticas públicas, la barita mágica que está concediendo deseos a las comunidades indígenas, aunque a medias

Se viene hablando de políticas públicas de comunicación desde la década del setenta, en donde académicos comenzaron a exponer la manera en cómo los medios de comunicación estaban haciendo uso del contenido, entre ellos el cultural. El abordaje de estos temas bien era un exabrupto, dándole un sinsentido al desconocer el contexto como demás variables, lo que hizo que no sólo se hiciera un llamado de atención, sino que generó debates álgidos que llegaron a instaurase en espacios tan importante como la Unesco, lo que bien dio origen al tema de política de la comunicación. A partir de ahí se comenzaron a diseñar normas para regular a los medios que fueron concebidos desde entonces, como un canal que tuviera como eje la inclusión, interlocución, el democratizar las comunicaciones. Ismael Paredes Jefe de prensa del CRIC advierte que: “Entre otras la Política Pública en Comunicación Indígena debe enfocarse a fortalecer la identidad cultural de los pueblos indígenas y, orientar la realización de producciones (contenidos) a la defensa territorial y fortalecer la cultura y la comunicación propia y la resistencia de los pueblos para contrarrestar los retos y especialmente la nueva colonización tecnológica que se cierne contra los pueblos”.

Han sido varias las normas en nuestro país que vienen modelado los alcances de las políticas públicas de la comunicación, entre ellas se puede mencionar la ley 72 de 1989 en donde se propuso una cierta normativa en los medios de comunicación, buscando así el equilibrio de la información sin pasar por alto la cosmovisión de las comunidades indígenas entre otras,  que se sigue abordando hoy en día a pesar de todo, de manera insipiente e irresponsable, des configurando la realidad cultural y creando una distorsión en torno al tema. Esto bien ha propiciado a incentivar prejuicios y discriminación, siendo por ende la gran mayoría de los medios de comunicación, gestores de violencia, aunque tal título le sea reprochable, pero debo aclarar aunque sea sobre redundar, que se les otorga tal reconocimiento dada a la incompetencia e irresponsabilidad de sus contenidos, desligados de un abordaje ético con las comunidades, y por ende no se puede obviar su incidencia en esta problemática en al cual tiene mucho que ver.

Las iniciativas de inclusión, participación, en su gran mayoría han sido planteadas por las comunidades étnicas, afrodescendientes, raizales, indígenas entre otros, como iniciativas para impulsar o destrancar mas bien, los procesos que deberían ser propuestos por parte del gobierno, quien aún no ha entendido la importancia del tema, aunque eso si se le debe resaltar que al menos intenta, apuestas que se diluciden en el tiempo, al no haber una continuidad y tras estar  aferradas al desconocimiento, viéndose que tratan de incursionar en gran medida desde sus ideas, más no de aquellas generadas en las comunidades . Silsa Arias asesora de comunicaciones de la ONIC, asegura que: “una de las dificultades que tenemos en Colombia es que no hay una institucionalización de la temática indígena. Uno va al ministerio de las TIC y cada año cambian persona, además no hay alguien que maneje solamente el tema indígena, por ejemplo, en materia de comunicación, ahí no hay relevo, sencillamente hay un desconocimiento porque cada año cambian personal, entonces no hay memoria institucional del proceso”.  

Esta dificultad se suma a otras más, entre ellas que las comunidades indígenas como las demás mal llamadas “minoritarias” en Colombia, no ven en la cartera de las TIC un engranaje completo, es decir no se sienten representados ni tenidos en cuenta, pues sólo es un canal en donde se les nombra, pero no se les trata como se debe, siendo bien una puesta en escena más alineada al fracaso que a la reivindicación. Silsa Arias expresa que: otra dificultad es que el tema está fraccionado, antes nosotros teníamos en Colombia un Ministerio de comunicaciones, donde estaba la comunicación de manera integral. Desde el 2008 está el Ministerio de las TIC que es solamente de tecnología. En el país no hay un Ministerio de Comunicaciones, es decir el tema de comunicaciones ¡no existe!, entonces cada quien está fragmentado. Hay una autoridad nacional de televisión, está una agencia nacional del espectro; aquí lo que se hizo fue que se fragmentó y no se tejió, y ahí, nos echó la red.

Y si bien no existe un Ministerio centrado en el tema de comunicación más si uno que trata, sólo eso, trata de abordarlo, entonces ¿de qué manera Colombia respecto a la inclusión de sus comunidades indígenas entre otras, podrá avanzar? Quizás si se ha acortado la distancia y se ha obtenido avanzar en algunos aspectos, pero esto es como el premio de consolación, quedarnos con las migajas, y ¡es más!, los avances no se deben sino por el  esfuerzo mancomunado de las comunidades “minoritarias”, pues supieron detectar que la manera de lograr visibilización, participación era a través de las políticas públicas de comunicación, por ello asumieron éste reto y se agendaron tal tema como meta, al no quedarse conformes con los pocos espacios de interlocución y frustrados en las dificultades algunas ya expuestas en ésta editorial. Pero todo esto no debería ser así, pues el retraso se debe al que tiene el mismo gobierno, quienes se contradicen así mismo y les queda mal alzar una bandera de inclusión, de compromiso, pues ya queda claro que las imposibilidades actuales que no  genera nuevos espacios de participación e inclusión de los indígenas en temas de comunicación, se debe a inconvenientes ya identificados por parte de un gobierno que parece tener a los indígenas como parias, aunque para no quedar mal internacionalmente suele tomarse selfie o fotografías cargando a uno que otro niño indígena en sus brazos, para luego descargarlo por ahí, en algún lado de la indiferencia, de la poca atención. 

Periodísta: Juan David López


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Siginificamos

significamos.jpg

Pauta aquí

pauta.jpg

Indicadores Económicos

Integrado por AppLab.in

ACATISEMA

Asociacion