BT Game - шаблон joomla Joomla
Iniciar sesión Registro

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
OPINIÓN

El ICBF y su evidente desnutrición de información en el contexto indígena en La Guajira

Comunidades indígenas exigen una atención integral con enfoque diferencial en más de 3.490 niños wayúu

Se dice que no hay mayor ciego que el que no quiere ver, y eso es precisamente lo que le pasa al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), quien viene proponiendo programas de educación e intervención social, pero partiendo del desconocimiento del entorno, por lo que se ha dedicado a desatinar y hacer una imposición alejada de la realidad. Tal acto no tiene otro sinónimo sino el de irresponsabilidad, que quieren justificar con argumentos institucionales tan pueriles como la población que quieren “representar”, lo que genera la pregunta ¿qué clase de funcionarios públicos se han seleccionado para llevar a cabo el diagnóstico?, o mejor aún ¿se hizo algún diagnóstico previo para elaborar los programas del ICBF en la Guajira? Dada la incompetencia creo no es difícil contestar esas y las demás preguntas que se pueden hacer al respecto y que suscita la indignación. Sin duda, toda esta puesta en escena parece más bien una cruzada religiosa en donde se trata de imponer una voluntad yendo por encima primeramente de las libertades y la cosmovisión de los pueblos indígenas, obligándolos a creer en un “santo programa” que intentan insensatamente terminen las comunidades indígenas por idolatrar, pero no contaban que prefirieran pasar por hereje ante tal caso.

 

Remedios Fajardo, Lídereza Wayú, docente de la universidad de la Guajira, quien viene tratando de hacer entender este exabrupto con altos rasgos de ignorancia, señala que: ““En cuanto al tema de la niñez indígena y los programas del ICBF, se nota claramente que no se tiene en cuenta los aspectos culturales de los pueblos y naciones indígenas, lo que bien trae como consecuencia una incomprensión de las necesidades y maneras de abordarlas, siendo totalmente inconsistentes con la realidad, la cual al no ser entendida se llega en vez de construir a destruir o peor a deconstruir, siendo una manera de violencia que trae como consecuencia un retroceso en todo lo alcanzado en cuanto al reconocimiento de los pueblos indígenas y sus derechos que se están viendo vulnerados, afectados como si no existieran”.

 

Ahora bien, hablemos de la increíble idea que tuvo en un momento de lucidez mental la Directora del ICBF, quien decidió cumplir sus funciones desde la Guajira. Todo esto nos genera aún más preguntas, como las que sin duda también se hicieron más de 40 comunidades indígenas pertenecientes a la Asociación de Autoridades Tradicionales Wayuu Akatsinja, Wakuaipa, quienes se tomaron las instalaciones de la entidad desde el inicio de esta semana en Riohacha, y estarán preguntando con insistencia: ¿acaso la Directora ha ido de turismo solamente a la Guajira?, ¿será que la insolación a afectado sus capacidades de gestión? O tal vez sea que la sal de Manaure al caerle en la herida al gobierno, decidió entonces inventar todo un show en la cual ella no es más que una mala malabarista.

 

Periodista: Juan David López

 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Siginificamos

significamos.jpg

Pauta aquí

pauta.jpg

Indicadores Económicos

Integrado por AppLab.in

ACATISEMA

Asociacion