Bogotá implementa 280 kilómetros nuevos de cicloinfraestructura

Bogotá implementa 280 kilómetros nuevos de cicloinfraestructura

La Secretaría Distrital de Movilidad reafirmó el compromiso de Bogotá con la movilidad sostenible. Así lo afirmó el subsecretario de la política de movilidad de la Secretaría de Movilidad, Juan Esteban Martínez Ruiz, quien señaló que esta responsabilidad se evidencia en la mejora de condiciones para los ciclistas en aspectos como la integración modal de la bicicleta con el transporte público y la implementación de 280 kilómetros nuevos de cicloinfraestructura y de 50.000 cupos de cicloparqueaderos entre públicos y privados.

“Estamos trabajando en la integración para que en diferentes puntos de la ciudad tengamos la alternativa de usar la bicicleta y después usar el transporte público. Son estrategias fundamentales en Bogotá para seguir impulsando la movilidad sostenible y una mejor calidad del aire. Con la cantidad de viajes en bicicleta que hacemos en Bogotá estamos ahorrando la emisión de 193.000 toneladas de CO2, una cifra muy importante en términos de impacto en el cambio climático”, declaró el funcionario Martínez en entrevista para la Deutsche Welle.

La apuesta a la movilidad sostenible que tiene contemplado el Plan Distrital de Desarrollo 2020-2024 ‘Un nuevo contrato social y ambiental para la Bogotá del siglo XXI’ es contar con una red de ciclorrutas de más de 800 kilómetros y seguir estimulando el uso de la bicicleta como medio de transporte cotidiano.

“Tenemos unos principios básicos con especificaciones técnicas para mejores condiciones que las actuales para los ciclistas. Mayor integración con el transporte público, haciendo crecer esa red multimodal especialmente ahora que se está construyendo la Primera Línea del Metro de Bogotá y cómo se va a integrar con un beneficio económico y social importante”, afirmó Martínez.

Actualmente Bogotá cuenta con 18.080 cupos de cicloparqueaderos certificados con los Sellos de Calidad Oro y Plata ubicados en 189 establecimientos como universidades, centros comerciales, entidades públicas, empresas, parqueaderos públicos y en el Sistema TransMilenio.

La meta, según estima el funcionario, es implementar 50.000 cicloparqueaderos adicionales en el espacio público, el Sistema Público de Bicicletas que va a generar un número importante de viajes adicionales diarios en bicicleta y 280 kilómetros de cicloinfraestructura.

Un tema fundamental en la promoción del uso de la bicicleta es el Registro Bici, “un proyecto que ya está en operación donde tenemos cerca de 111.000 usuarios y alrededor de 75.000 bicicletas inscritas con las cuales queremos que haya conocimiento de quiénes son sus dueños con el objetivo de evitar el robo”, aseveró el funcionario.

Cinco proyectos productivos sostenibles beneficiarán a 1100 familias de la Amazonía

Cinco proyectos productivos sostenibles beneficiarán a 1100 familias de la Amazonía

Tras una convocatoria para todo el país, el Fondo Colombia Sostenible y el programa Visión Amazonía, iniciativas del Gobierno Nacional coordinadas desde los ministerios de Agricultura y de Ambiente, acordaron cofinanciar cinco proyectos productivos sostenibles en el territorio amazónico colombiano, los cuales beneficiarán a 1100 familias y buscan reactivar la economía e incentivar la conservación entre la comunidad manteniendo el bosque en pie.

“Estamos convencidos de que el trabajo con la comunidad es una de las alternativas más efectivas para reducir la deforestación en Colombia. Por esa razón, convenios como este se convierten en acciones concretas para producir conservando y conservar produciendo en la Amazonía, acciones que permitirán ser replicadas a nivel regional y nacional”, dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa.

Según explica Rodolfo Zea Navarro, ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, “el valor de los cinco proyectos asciende a unos $13.860 millones, valor en el que se contemplan los aportes del Fondo Colombia Sostenible ($9900 millones) y de Visión Amazonía ($3960 millones), así como los importantes insumos y mano de obra a cargo de las comunidades, como contrapartida”.

Las 1100 familias que se beneficiarán, además, están firmando acuerdos de conservación en 7500 hectáreas de bosque, demostrando que es posible el principio promovido por el presidente de la República, Iván Duque, y el ministro Correa, el de conservar produciendo y producir conservando.

“De estos cinco proyectos, cuatro se localizan en el departamento del Caquetá, con enfoques en mejoramiento de la competitividad en la cadena de producción de Sacha Inchi en San Vicente del Caguán, Doncello, Montañita y Belén de los Andaquies; reconversión ganadera en Cartagena del Chairá; implementación de un modelo sostenible de producción de limón tahití en San Vicente del Caguán, y fortalecimiento de los sistemas agrícolas caucheros en los 16 municipios del Caquetá. El quinto proyecto se desarrolla en Putumayo con Conservación Internacional, en los municipios de Mocoa, Puerto Guzmán y Villagarzón para desarrollar actividades con cacao, plátano, palmito de chontaduro, asaí, abejas meliponas, entre otros productos”, explicó José Yunis Mebarak, coordinador general del programa Visión Amazonía.

Por su parte, Mary Gómez Torres, directora del Fondo Colombia Sostenible expresó que “estas sinergias que se dan entre las entidades como los ministerios de Agricultura y de Ambiente, el Fondo Colombia Sostenible y Visión Amazonía demuestran una vez más que el país va por el camino correcto en temas de desarrollo y sostenibilidad”.

Se tiene prevista una segunda fase de este trabajo mancomunado entre las entidades, proyectada para finales del segundo semestre del año, y que se concentrará en procesos productivos en torno a los productos no maderables, los sistemas agroforestales y la reconversión ganadera, entre otros temas, para los departamentos de Caquetá y los municipios del sur del Meta con similar número de beneficiarios.

Sobre Visión Amazonía

Es el programa del Ministerio de Ambiente que busca reducir la deforestación en la Amazonía y promueve un modelo de desarrollo forestal sostenible. En este proyecto el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, conjuntamente con el Instituto Sinchi lideran el pilar agroambiental con el equipo técnico de Visión Amazonía.

El programa nació en 2016 por un periodo de cinco años gracias a la cooperación internacional de países como Noruega, Alemania y Reino Unido en conjunto con el Minambiente.

Se iniciará proyecto que beneficiará a 4000 familias rurales en zonas de frontera forestal

Se iniciará proyecto que beneficiará a 4000 familias rurales en zonas de frontera forestal

Nicolás Galarza, viceministro de Ordenamiento Ambiental del Territorio del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en visita al Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas Sinchi, en Leticia, Amazonas, anunció el inicio de las acciones del proyecto Abrigue, que beneficiará a 4000 familias rurales en zonas de frontera forestal, poblaciones indígenas y afrodescendientes.

Las familias que se beneficiarán están en los departamentos de Chocó (Nuquí, Bahía Solano, Juradó), sur del Meta (Vistahermosa, Mesetas, Macarena, La Uribe) y Caquetá (San José del Fragua, Paujil, Albania, Belén y Montañita). Dicho proyecto es financiado por la Unión Europea y ejecutado por el Instituto Sinchi en asocio con Agrosavia, el Ministerio de Ciencias, CIRAD y Universidad Tecnológica del Chocó.

De otra parte, Galarza destacó la importancia para la región de la ejecución del Proyecto Desarrollo de Bioempaques a partir de recursos amazónicos renovables junto a la Gobernación del Amazonas, la Alcaldía de Puerto Nariño, Agrovarzea y la Universidad del Cauca.

“Queremos que Leticia, con el insumo importante de investigación científica del personal del Instituto Sinchi, se convierta en un líder de cero residuos y que se capitalice el material orgánico de nuestra Amazonía para generar soluciones al planeta y fomentar la bioeconomía”, afirmó Galarza.

Entre los anuncios también se destacó el nuevo registro para la ciencia de la serpiente Thamnodynastes silvai-sp por parte del Instituto Sinchi; se trata de una especie dedicada al doctor Juan Silva Haad, médico y director del Hospital de Leticia, quien realizó colectas de serpientes en la región por más de 50 años. Esta especie fue publicada en una revista científica indexada.

Además, se resaltó la importancia de que el Instituto Sinchi haya sido invitado por WWF y a la Cátedra Príncipe Bernhard para la Conservación de la Naturaleza Internacional, a compartir las lecciones aprendidas y los retos de la restauración de paisajes forestales en la Amazonía colombiana en el libro Forests for the Future.

“En esta visita el viceministro enfatizó sobre la oportunidad del conocimiento científico para la gestión del territorio amazónico y la importancia del trabajo interinstitucional para sacar adelante procesos estratégicos como las ciudades sostenibles. Biodiversidad, bioempaques y biodiverciudades fueron algunos de los aspectos tratados en el encuentro, que nos dejó el impulso para transformar la cultura de uso de bolsas y empaques plásticos por una cultura de aprovechamiento de bioempaques para la región”, dijo Edwin Agudelo, coordinador de la Sede Principal del Instituto Sinchi.

Durante el recorrido por las instalaciones del Sinchi Galarza estuvo acompañado de Edwin Agudelo, investigadores, por José Luis Mendoza, alcalde de Leticia, y Luis Fernando Cuevas, director regional de Corpoamazonía, entre otros funcionarios de instituciones locales.

“Recibir esta visita y estos anuncios en nuestro municipio es un impulso para seguir trabajando por el desarrollo de Leticia como la primera biodiverciudad del país”, afirmó José Luis Mendoza, alcalde.

Para terminar la jornada, los funcionarios visitaron la quebrada Yahuarcaca, donde liberaron 30 tortugas taricaya (Podocnemis unifilisy), un periquito aliamarillo (Brotogeris versicolurus) y sembraron especies de cedro (Cedrela odorata) y asaí (Euterpe precatoria) en el área.

Registrado por primera vez un tigrillo melánico en el Parque Nacional Natural Pisba

Registrado por primera vez un tigrillo melánico en el Parque Nacional Natural Pisba

Este singular registro se dio a través de cámaras trampa instaladas en el área protegida, ubicada en el departamento de Boyacá.

Gracias a las actividades de monitoreo de la fauna silvestre que adelanta el Parque Nacional Natural Pisba, se logró por primera vez, el registro de un tigrillo melánico, especie difícil de ser avistada y de captar en cámara.

La estrategia de monitoreo del área protegida se realiza a través del uso de cámaras trampa, con el objetivo principal de monitorear el oso andino como especie sombrilla del Parque.  Esto ha permitido registrar varias especies de fauna como pequeños y grandes mamíferos, aves y felinos, cuya presencia es un indicador importante del buen estado de conservación no solo de este Parque Nacional Natural, sino del territorio en general.

El Tigrillo Melánico se caracteriza por presentar una pigmentación totalmente oscura en su pelaje en lugar de un pelaje atigrado como lo es la característica general de la especie y esto se atribuye a una extraña condición genética llamada melanismo.

Si bien, no es algo extraño encontrar estas mutaciones en varias especies de felinos, lo que si representa un punto interesante de este registro en particular, es la dificultad para lograrlo, pues su pelaje negro u oscuro le ayuda a mezclarse mejor con su entorno, además de hacerlo menos visible a las presas y cazadores, una mutación muy favorable para felinos nocturnos.

Parques Nacionales Naturales invita a todos los colombianos a proteger y conservar la fauna silvestre presente no solo en las áreas protegidas, sino en todo el territorio nacional.

Niños, niñas y jóvenes de Colombia, ¡ya pueden participar en el Concurso de Cuento Cuenta tu Ambiente!

Niños, niñas y jóvenes de Colombia, ¡ya pueden participar en el Concurso de Cuento Cuenta tu Ambiente!

El concurso es convocado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam). Es apoyado por los cooperantes internacionales GEF Corazón de la Amazonía, Fondo Acción y la Delegación de la Unión Europea en Colombia. En noviembre de este año se hará la ceremonia de premiación.

Los participantes podrán contar historias sobre ríos, mares, bosques, el clima, los animales, anécdotas que les hayan sucedido en los entornos naturales en los que viven, en los ecosistemas de los que gozan, relatos urbanos y rurales que narren la inmensa biodiversidad colombiana, con mucha imaginación y un buen uso del español.

El concurso tiene dos categorías, una infantil, de 7 a 11 años, y otra juvenil, de 12 a 17. Desde hoy 5 de junio y hasta el 5 de agosto estarán abiertas las inscripciones. De igual manera, solo se recibirán 500 cuentos y los participantes deberán enviarlos al correo electrónico concursocuento@ideam.gov.co. Las bases podrán ser consultadas en las páginas www.minambiente.gov.co y www.ideam.gov.co, en donde también encontrarán un formato de autorización de los padres sin el cual la inscripción no sería válida.

Se premiarán seis cuentos, tres en cada categoría, los que serán publicados en el sitio web de medio ambiente BiBo, del diario El Espectador; los seis ganadores recibirán cada uno una bicicleta, y el primer puesto en ambas categorías podrá llevar un día hasta sus instituciones educativas el Museo de las Maderas, una iniciativa para entender los saberes de los indígenas como estrategia de conservación de los bosques, una acción pedagógica para que, desde niños, empecemos a construir una relación de respeto con la naturaleza.

“Invito a las niñas, a los niños y a los jóvenes del país a que con mucha imaginación nos cuenten sus historias. Este espacio es para que ustedes tomen la palabra porque queremos leer sus historias y escucharlos. En el Ministerio entendemos que todos los actores deben ser escuchados y nuestros niños y jóvenes no son la excepción, sino todo lo contrario: son el futuro de Colombia, del planeta”, afirmó Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Por su parte, Yolanda González, directora del Ideam, dijo: “Invito a todos los niños, niñas y jóvenes del país a que dejen volar su imaginación y se diviertan escribiéndole a la Madre Tierra. Sabemos que tienen mucho que contar, esta es la oportunidad”.