IDEAM socializa seguimiento y monitoreo de la tormenta tropical IDA en el noroccidente del mar caribe

IDEAM socializa seguimiento y monitoreo de la tormenta tropical IDA en el noroccidente del mar caribe

En las últimas horas se ha reportado abundante nubosidad con lluvias de moderada intensidad en el archipiélago de San Andrés y Providencia, y en el norte de la región caribe continental, mientras que en inmediaciones de los departamentos de Sucre y Córdoba y cercanías al golfo de Urabá se han presentado precipitaciones intensas y acompañadas de actividad eléctrica en algunos casos.

El último informe de las 04:00 HLC emitido por el Centro Nacional de Huracanes de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NHC-NOAA por sus siglas en inglés), indica que la tormenta tropical IDA continúa su trayectoria por el mar Caribe, cerca de las coordenadas 20.0 N 81.4 W, lejos del archipiélago, a una distancia de 829 kilómetros al norte de San Andrés y de 739 kilómetros al norte de la isla de Providencia. La tormenta se desplaza hacia el noroeste con una velocidad aproximada de 24 km/h (13 nudos) y se estima que continúe con esta dirección de desplazamiento durante los próximos días, alejándose aún más del territorio nacional.

Actualmente, el viento máximo reportado del sistema alcanza 75 km/h (41 nudos) con ráfagas mayores y su presión mínima central es ahora de 1001 mb (milibares). El pronóstico nos anticipa que seguirá con su trayectoria hacia el noroeste. A continuación, la distancia calculada del centro del sistema a las principales ciudades e islas y cayos de Caribe nacional.

Independientemente de la evolución de esta tormenta tropical, el Ideam prevé que sus bandas nubosas continúen afectando áreas del occidente del mar Caribe nacional, incluida la zona insular, con lluvias de variada intensidad acompañadas, en algunos casos, por tormentas eléctricas y ráfagas de viento. Sugerimos especial atención en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, donde es probable que continúen presentándose precipitaciones.

El Gobierno crea un aplicativo que agrupará a los viveros del país

El Gobierno crea un aplicativo que agrupará a los viveros del país

Los colombianos ahora podrán identificar dónde se está produciendo material vegetal en el país con el aplicativo Red de Viveros de Colombia, que está siendo creado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en colaboración con el Ministerio de Agricultura, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y el Instituto Humboldt.

La herramienta visibilizará estas fábricas de oxígeno, como las ha llamado el ministro de Ambiente Carlos Eduardo Correa, y de esta forma determinar el potencial de producción en las regiones, el estado de su infraestructura y qué necesitan para mejorar. Será insumo para la toma de decisiones y el fortalecimiento de la actividad viverista en el país.

En esta herramienta de fácil acceso podrán registrarse todos los viveros del país, independientemente de que estén o no registrados en el ICA. Datos como ubicación, tipo de material que producen y su capacidad consolidarán una lista de actores que entrará a formar parte de las actividades planeadas para la promoción y conformación de la Red Nacional de Viveros que visibiliza, a la fecha, 1427 viveros de 28 departamentos. Además, integrar esta red facilitará el acceso a actividades de capacitación y talleres que contribuirán al cumplimiento de la normatividad fitosanitaria del país.

“Visibilizar la oferta de material vegetal del país y el estado de estos espacios de producción de vida y de fortalecimiento social es fundamental, porque son la base para implementar los Sistemas Sostenibles de Conservación, así como acciones de restauración activa, sistemas agroforestales, reconversión productiva y el proyecto de 180 millones de árboles, lo mismo que las metas de los ministerios de Ambiente y Agricultura, y de actividades de Compensación Ambiental”,  afirmó María del Mar Mozo, directora de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos de Minambiente.

Mozo agregó que estas biofábricas son valiosas para el cumplimiento de las metas globales de adaptación y mitigación al cambio climático, de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los programas de la Década de la Restauración, declarada por las Naciones Unidas. Además, en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 se establecieron metas de sostenibilidad, conservación y material vegetal.

Un gran reto

“Colombia tiene el compromiso de cumplir, para la próxima década, con el manejo sostenible de más de 24 millones de hectáreas degradadas. El enfoque principal es el de rehabilitar estas áreas para mitigar las presiones sobre los recursos naturales y servicios ecosistémicos, como el abastecimiento de agua, la desertización y la regulación del clima, entre otros”, afirmó la directora de Bosques.

Los viveros no solo funcionan como espacios para albergar el material vegetal, también fortalecen lazos comunitarios, en ellos se educa sobre la importancia de valorar la naturaleza y el papel de estos lugares en las diferentes comunidades vegetales y ecosistemas en los que se establecerá de manera definitiva el material vegetal.

Se gestiona y se articula

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible avanza en la construcción de viveros para aumentar la capacidad de producción de material vegetal de buena calidad con el fin de atender necesidades en el corto, mediano y largo plazo, y acciones de restauración ecológica (restauración, rehabilitación y recuperación).

La entidad articula y gestiona la oferta de más de 3600 viveros identificados a nivel nacional, y la creación de más de 100 que incrementarán la capacidad de producción de material vegetal nativo en el país, a través de los convenios que ha firmado con diferentes entidades públicas y privadas, en los que se incluye la construcción o fortalecimiento de viveros dentro de los programas de restauración y preservación.

Uno de estos convenios fue firmado con el Ejército Nacional, institución por medio de la cual se construirán 11 viveros en zonas estratégicas de alta montaña y cuatro en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, estos últimos en el marco de la Operación Cangrejo Negro que busca la recuperación ambiental de Providencia al asegurar la producción de plántulas para la restauración del bosque seco tropical de la isla.

“Viveros, fábricas de vida y oxígeno que restauran los ecosistemas”: Ministro de Ambiente

“Viveros, fábricas de vida y oxígeno que restauran los ecosistemas”: Ministro de Ambiente

En el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible estamos articulando y gestionando la oferta de más de 3600 viveros identificados a nivel nacional, así como fortaleciendo y creando más de 100 viveros que llegarán a incrementar la capacidad de producción de material vegetal nativo en el país”, dijo Adriana Santa, gerente del proyecto 180 Millones de Árboles del Minambiente.

La construcción de viveros es indispensable para garantizar la producción de material vegetal que contribuya a la restauración activa de ecosistemas. Desde el Minambiente se han firmado convenios con diferentes entidades públicas y privadas a través de los cuales se construirán viveros permanentes y temporales para tal fin.

Con el apoyo de los sectores público y privado y de las comunidades se han plantado, a la fecha, 66.634.961 árboles en diferentes regiones del país. La meta, al año 2022, es sembrar 180 millones de árboles.

“Los viveros, en donde crecen nuestras semillas, son fábricas de vida y oxígeno que permiten avanzar en la restauración de los ecosistemas. Los sectores y las comunidades están jugando un papel muy importante en esta meta. Desde todos los frentes estamos haciendo todo lo posible por brindarles a los colombianos un mejor aire, mejores entornos naturales y estrategias de mitigación para contrarrestar el cambio climático”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Los viveros son biofábricas donde se consigue la materia prima, base para desarrollar cualquier proyecto que involucre individuos vegetales, tanto para actividades agrícolas y ornamentales como forestales o de los diferentes enfoques de restauración ecológica. El material vegetal o las especies a propagar dependerá de la demanda y del interés que se requiera en una zona o región determinada.

Es por eso que el Minambiente, a través de los convenios que ha firmado con diferentes entidades públicas y privadas incluye la construcción o fortalecimiento de viveros dentro de los programas de restauración y preservación.

Uno de estos convenios fue firmado con el Ejército Nacional, institución por medio de la cual se construirán 11 viveros en zonas estratégicas de alta montaña y cuatro en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, estos últimos en el marco de la Operación Cangrejo Negro que busca la recuperación ambiental de Providencia al asegurar la producción de plántulas para la restauración del bosque seco tropical de la isla.

Estos viveros permitirán la propagación de especies de plantas para patios isleños, lo que contribuirá a la seguridad alimentaria y a la reactivación económica, además de ser espacios para la transferencia tecnológica.

Aporte social 

Los viveros también hacen parte de los programas de resocialización que tienen los centros penitenciarios y carcelarios para las personas privadas de la libertad. A través del programa Revive, liderado por los ministerios de Justicia y del Derecho y de Ambiente y Desarrollo Sostenible, se adecuarán viveros en los centros donde se genera material vegetal para posteriormente ser utilizados en predios aptos para su restauración, en especial en zonas degradadas que se convertirán en un gran corredor ecológico.

La comunidad ocupa un papel fundamental en este proceso, pues en los viveros se construye un tejido social entre los diferentes actores involucrados, lo cual es la base de los compromisos planteados por Naciones Unidas en la década de la restauración. Vincular a las personas en la propagación de material vegetal y en la plantación de árboles bajo esquemas de restauración ecológica fortalece el proceso en los territorios.

Así funcionan 

En los viveros se identifica el material vegetal a propagar, se recolectan las semillas, se clasifican, se ubican en las camas de germinación o enraizamiento y, una vez germinan, se pasan al área de crecimiento; luego se distribuyen las especies hacia los lugares donde se plantarán. Este proceso representa, en promedio, de seis a ocho meses en especies de rápido crecimiento, y en algunas de lento crecimiento, hasta tres años. Pero también depende de las condiciones genéticas, ecológicas y de los cuidados que se tengan.

Los viveros pueden ser temporales y permanentes. Los primeros duran unos cinco años y su fin es la producción de material vegetal especifico, y los segundos hacen parte del proyecto de vida de una comunidad o grupo de personas. La autoridad competente para su registro es el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural a través del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA). Por su parte, el Minambiente expidió el decreto 690 de 2021 que regula el manejo sostenible de la flora silvestre y de los productos forestales no maderables.

Minambiente, Minagricultura y el ICA trabajan en la generación de un aplicativo denominado Viveros Colombia, que ya registra 1427 viveros de 28 departamentos.

Colombia ya tiene una comisión que reducirá los riesgos de los fenómenos climáticos

Colombia ya tiene una comisión que reducirá los riesgos de los fenómenos climáticos

se instaló la Comisión Técnica Nacional Asesora para la Variabilidad Climática, que le hará seguimiento a las políticas, a los planes y a las actividades diseñadas para gestionar los riesgos de desastres ocasionados por los fenómenos climáticos.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible forma parte de esta comisión que representa una instancia de coordinación interinstitucional y que fue creada mediante la resolución 0281 del 22 de abril de 2021.

La comisión asesora el Comité Nacional para el Conocimiento del Riesgo de Desastres y fortalecerá la toma de decisiones de las diferentes entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres.

“La comisión hará seguimiento a programas y proyectos, ayudará a reforzar el conocimiento y las acciones de prevención ante posibles contingencias, lo mismo que a preparar planes de recuperación como respuesta a las afectaciones derivadas de fenómenos causados por la variabilidad climática. Nos permitirá articularnos mucho mejor y reducir el riesgo y mejorar el manejo de los desastres. Por supuesto, es una gran herramienta para contrarrestar los efectos del cambio climático”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El Minambiente suma de esta forma acciones para garantizar el cuidado de los recursos naturales y la vida de los colombianos, y alcanzar sus metas, algunas de las cuales son reducir en un 51 % las emisiones de Gases de Efecto Invernadero al año 2030 y la carbono neutralidad al 2050.

“Esta ha sido una jornada especial para Colombia en torno a la supervivencia, variabilidad, predicción, biodiversidad, así un como trabajo conjunto e integrador de las instancias. Es un compromiso de la ciencia generar escenarios, actualizar estudios en torno a la variabilidad climática y llevar este conocimiento a la comunidad y a los escenarios más vulnerables. Debemos saber cómo atendemos a un país con tanta variabilidad climática y eventos extremos”, dijo Yolanda González, directora general del Ideam en el evento presencial que tuvo como sede esta entidad.

Así las cosas, la comisión abordará temas relacionados con inundaciones, avenidas torrenciales (riesgos en cuencas de alta pendiente), movimientos en masa, crecientes súbitas, desabastecimiento hídrico, incendios forestales, heladas, desertificación, fenómenos meteorológicos y climáticos extremos asociados a ciclones tropicales, entre otros.

Integran esta nueva instancia el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), el Departamento Nacional de Planeación (DNP), Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN), la Asociación de Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (Asocars), la Dirección General Marítima (Dimar), el Servicio Geológico Colombiano (SGC), el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt y los ministerios de Ciencia, Tecnología e Innovación; de Agricultura y Desarrollo Rural, de Vivienda, Ciudad y Territorio, y el de Minas y Energía.

Gobierno cumple una meta más del Plan Nacional de Desarrollo con el Acuerdo de Café, Bosque y Clima

Gobierno cumple una meta más del Plan Nacional de Desarrollo con el Acuerdo de Café, Bosque y Clima

Con apoyo de varias empresas y de la sociedad civil, el Gobierno Nacional, en coordinación con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible cumplió con los Acuerdos Cero Deforestación del Plan Nacional de Desarrollo, tras firmar ayer el Acuerdo de Café, Bosque y Clima.

El eje principal del acuerdo es el cuidado y la conservación de los bosques asociados a la producción de café en Colombia, así como la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, y concentra a los actores principales de la cadena de suministro del grano. Además, ofrece a los consumidores la garantía de que el producto que llega a su mesa no genera pérdida de cobertura boscosa.

Los Acuerdos Cero Deforestación son voluntarios, los firmantes establecen compromisos para eliminar la huella de deforestación de las cadenas de suministro; son firmados por productores, gremios y empresas, por entidades estatales, entre las cuales están, además del Minambiente, los ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural, de Industria y Comercio y el Ideam; también por algunas ONG que ofrecen soporte y apoyo a compañías del sector, todo asociado al trabajo que hace la Alianza por los Bosques Tropicales en Colombia.

Los aliados

El de Café, Bosque y Clima el Gobierno Nacional lo firmó con los productores, representados en la Federación Nacional de Cafeteros, los exportadores de café, representados por Asoexport, importantes empresas globales como Nespresso y miembros internacionales de la sociedad civil, como Solidaridad Network y la Alianza por los Bosques Tropicales, entre otras firmas y entidades, las que se unieron para implementar estrategias que hagan a las comunidades cafeteras más resilientes al cambio climático y evitar, de esta manera, los efectos adversos que pueden afectar la productividad y calidad del café.

El Plan Nacional de Desarrollo estableció para el cuatrienio concretar cinco acuerdos para las cadenas productivas del sector agropecuario. La firma de Café, Bosque y Clima se suma a los acuerdos de palma, cacao, carne y leche ya establecidos.

Las 90 empresas vinculadas a la fecha en todos los acuerdos se han comprometido a alcanzar para el 2025 la cero deforestación en sus cadenas de suministro, y aportar a la meta de reducir a cero la deforestación neta para los bosques del país al 2030.

“Estamos comprometidos”

“El presidente Duque nos ha pedido a los ministros hacer todo lo posible para seguir cumpliendo el Plan Nacional de Desarrollo, por eso esta es una buena noticia. Los acuerdos buscan garantizar su cumplimiento a través de varios mecanismos. Quiero decirle al país que en el Gobierno Nacional, en el Minambiente, estamos comprometidos con las regiones, los sectores y las metas. Siempre buscaremos las soluciones que Colombia requiere para conservar sus recursos naturales, y combatir, entre otros flagelos, el cambio climático”, dijo Carlos Eduardo Correa, ministro de Ambiente.

Este acuerdo reconoce la potencialidad de los paisajes agroforestales cafeteros, para actuar como ecosistemas que tienen la capacidad de almacenar y capturar emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), procesos que a gran escala pueden hacer un gran aporte para el logro de las metas contenidas en la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC, por sus siglas en inglés), la hoja de ruta a través de la cual el país busca cumplir con los compromisos establecidos en el Acuerdo de París.

Planes a futuro

“El plan 100/100 propende por una caficultura totalmente sostenible para cuando la Federación cumpla cien años en el 2027. Esperamos que este esquema de conservación y recuperación de los bosques y la naturaleza sea un eje importante de la sostenibilidad del café colombiano”, afirmó Roberto Vélez Vallejo, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros.

A su turno, Gustavo Gómez, director ejecutivo de Asoexport, dijo: “Colombia ha sido pionero y líder en la implementación de programas y prácticas sostenibles. Las acciones para hacer el sector más resiliente al cambio climático ayudan a mantener la competitividad del café de Colombia en las próximas décadas”.

Joel Brounen, gerente en el país de Solidaridad Colombia, entidad que también facilitó el acuerdo, manifestó que con este paso se pretende crear sinergias y mecanismos para que toda la cadena de café en Colombia contribuya a una economía cero carbono. “Hemos comprobado que una finca cafetera con sistema agroforestal es una reserva de carbono, y que es posible vender esas capturas de carbono para generar ingresos adicionales para miles de productores en el país; ya lo estamos haciendo y seguiremos contribuyendo para beneficiar a más familias en el futuro cercano”, explicó.

Para conocer más de esta interesante iniciativa infórmese aquí