Equidad de género en el sector empresarial

Equidad de género en el sector empresarial

La equidad de género y el rol de la mujer en la construcción de país componen el tema central de la edición 275 de la Revista A que ya está en circulación. En esta publicación se hace un diagnóstico, desde diferentes frentes, sobre los avances de este tema a nivel empresarial, los retos de cara a la pandemia y los proyectos en los que participa la ANDI con el fin de promover el cierre de las brechas de género en el país.

“En la ANDI estamos convencidos de la importancia de promover la equidad de género, la diversidad y la inclusión en el sector empresarial. Es por esto que desde hace tres años hemos impulsado iniciativas, proyectos, estrategias y comités para que dichos temas sean una prioridad en los diferentes sectores de la economía y las regiones de Colombia”, señaló Bruce Mac Master, presidente del gremio en el editorial de la publicación.

Adicionalmente, en el marco de la implementación del Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19, los directivos de la Cámara de la Industria Farmacéutica y de la Gerencia de Transporte Logística e Infraestructura, hicieron un análisis sobre los aportes de cada uno de sus sectores en la consecución de este importante objetivo para el país.

Dentro de la edición de 75 páginas también se realizó un homenaje a diez empresarios y líderes que fallecieron en los últimos meses, cuya actividad fue determinante en el desarrollo económico y social del país y de sus regiones. Ellos son: Roberto Junguito, Carlos Holmes Trujillo, José Douer, Alfredo Hoyos Mazuera, Roberto Silva, Guillermo Valencia, Andrés Hoyos, Juan Manuel Sabogal, Álvaro del Castillo y Julio Roberto Gómez.

La ANDI también presenta su estrategia a 2025, enfocada en la reactivación económica, el crecimiento a corto plazo, la competitividad, el capitalismo consciente y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Columna / Resignificar los espacios educativos, el reto 2021

Columna / Resignificar los espacios educativos, el reto 2021

El Gobierno del presidente Iván Duque ha otorgado al sector educación el mayor presupuesto, al pasar de $38 billones en 2018 a más de $47,3 billones en 2021, lo que demuestra coherencia con los retos y prioridad en la agenda pública.

Estos retos se orientan a brindar más oportunidades de acceso, desde la primera infancia hasta educación superior; honrar los acuerdos con maestros, directivos y estudiantes, y trabajar por la innovación y la flexibilidad con calidad para llegar a todas las zonas del país.

La llegada de la pandemia hizo de este año el más atípico que haya tenido el sistema educativo, lo que aceleró cambios para dar continuidad al servicio educativo. Se dio prioridad a la conectividad y a las mejoras en infraestructura, claves para reducir inequidades, así como diferentes estrategias: guías impresas, material pedagógico, el portal Aprender Digital, la alianza «Mi Señal» y más de 1.200 emisoras comunitarias, enfocadas en la ruralidad fueron parte del estudio en casa.

Estas medidas vinieron acompañadas por un esfuerzo financiero para fomentar la permanencia: se creó el Fondo Solidario para la Educación, que dispuso de recursos que permitieron beneficiar a 57.776 familias para el pago de matrículas, 111.941 jóvenes con el plan de alivios del Icetex y 661.000 jóvenes de Instituciones de Educación Superior públicas.

Al hacer un balance del año, reconocemos las distintas realidades y contextos, y los esfuerzos de las autoridades locales, los maestros y los directivos por llegar a todos los rincones, para que el proceso educativo no se detuviera. Estos esfuerzos permitieron que la matrícula en educación preescolar, básica y media cerrará con 9.428.897 estudiantes y una deserción estimada del 2,2 %; mientras que en educación superior la deserción, para el 70 % de las instituciones, estuvo cercana al 10 %. Lo anterior permitió que hoy en medio de una pandemia, hablemos de cifras cercanas a las del año anterior. Resaltando que debemos persistir para que ningún niño, niña o jóven esté fuera del sistema.

La agenda educativa continuó. Hoy 1,5 millones de niños y niñas en Primera Infancia cuentan con Educación Inicial; se han entregado 178 colegios, 138 de ellos durante este Gobierno y serán 541 que representan 12.690 aulas nuevas y mejoradas en todo el país. Además de mejoramientos en 668 sedes educativas rurales.

Se puso en marcha la Unidad de Alimentación Escolar, que hoy llega a 5.700.000 estudiantes, además más de 1,1 millones de niños y niñas acceden a la Jornada Única, el 16 % de la matrícula. En alianza con el SENA, 300 mil jóvenes obtuvieron su certificado técnico, además de su diploma de bachiller y 161 mil jóvenes accedieron a educación superior gratuita y apoyo financiero con Generación E, por sus méritos. En el cuatrienio serán 336 mil.

Honramos los acuerdos con los maestros, que incluyen cierre de brechas salariales, bonificación a docentes, evaluación con carácter diagnóstico formativo y más oportunidades de formación. También, cumplimos los acuerdos con los estudiantes y maestros de la educación superior, destinando más de $4,5 billones adicionales para funcionamiento, inversión, pasivos e infraestructura, entre otros. Adicionalmente, el MinTIC beneficiará a 14.745 colegios públicos con internet gratuito hasta 2031.

Entre los desafíos que ha traído la pandemia, fuimos pioneros en América Latina en la definición y adopción de protocolos y lineamientos de bioseguridad para lograr el retorno gradual, progresivo y seguro. Las diferentes realidades del proceso de educación en casa han generado rezagos en aprendizajes e impacto socioemocional, y por ello desde septiembre iniciamos pilotos de alternancia.

El proceso de retorno a la presencialidad requiere del consentimiento de los padres, y de pedagogía e información para generar confianza. Fruto de ello, 51 Entidades Territoriales Certificadas en Educación avanzaron en procesos de alternancia, es decir, 23 departamentos y Bogotá, lo que equivale al 73 % del territorio nacional. Hoy todas las secretarías de Educación ya cuentan con Plan de Alternancia Educativa para 2021.

Para lograr este retorno seguro a las aulas se destinaron y transfirieron recursos a las secretarías de Educación, inicialmente por $400.000 millones, del FOME, para habilitar las condiciones bioseguras.

Nuestro desafío en 2021 es retomar más momentos de interacción presencial, básicos en el desarrollo integral de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Con el modelo de alternancia resignificamos el espacio educativo, ya que integra el trabajo académico en casa con encuentros presenciales intencionados pedagógicamente, seguimiento y acompañamiento a los aprendizajes e interacción que incorpora principios de cuidado, autocuidado y bioseguridad para toda la comunidad educativa.

¡El estrellón!

¡El estrellón!

Autor: Álvaro Ramírez González

 

En política, como en todas las cosas de la vida, los acontecimientos no pasan sin una relación de causalidad.

La Alcaldesa de Bogotá, Claudia López llegó por que a los candidatos Galán y Uribe Turbay que representaban lo mismo, no les dio la gana de ponerse de acuerdo y su estúpido orgullo le abrió al camino a López.

En 7 meses los Bogotanos han vivido una alcaldía confrontaciónal, estridente, agresiva, improvisadora y naturalmente muy poco eficaz.
Una persona que a diferencia de Peñalosa su antecesor, le dedica más tiempo al bochinche y a la confrontación que a la gerencia misma, que es lo que necesita la capital.

Daniel Quintero llegó a la Alcaldía de Medellín, por que el presidente Uribe, se empeño en apoyar un candidato como Ramos, con muy poco carisma y fue arrasado por Quintero, un joven alto, apuesto, muy inteligente y con un carisma brutal.

Sin duda alguna Quintero es de izquierda y de Petro, que no son mayoría en Medellín, pero esa diferencia tan manifiesta frente a Ramos, le pavimentó el camino para llegar.

Quintero, de clara trayectoria de izquierda le dio por invitar a Medellín a un contingente de médicos cubanos para que ayuden a manejar la pandemia COVID – 19.

La virulenta reacción de los paisas lo puso a dar explicaciones insulsas y babosas que no convencieron a nadie.
La Cancillería Colombia le notificó a Quintero que no aprobaría con el visado el ingreso de ningún médico cubano al país.
Y ahí termino todo.

La popularidad del Alcalde de Medelin que venía altísima por su gran carisma y sus inteligentes actuaciones frente a la pandemia, se fue al suelo en cuestión de horas.
Un estrellón!

Con el disfraz de médicos llegaron a Venezuela los contingentes de activistas y militares que le enseñaron a Chávez y a Maduro a reprimir y aplastar la oposición y a mantener el Régimen a punta de fuerza militar.

Los médicos cubanos no ejercen una medicina actualizada ni de calidad.
En Cuba no está la tecnología disponible en todo el mundo, que asociada a la medicina ayuda al diagnóstico y al manejo de los pacientes.
Es una medicina rústica, y muy obsoleta y atrasada cómo está la Isla frente al mundo.

Bolivia expulsó 750 de ellos después que Evo Morales los tuvo 10 años y les pago más de US $ 130 millones.
Resultó que sólo 110 eran médicos.
Los demás eran activistas políticos vendedores de subversión y terrorismo.

El Brasil ocurrió lo mismo después que Lulla y Rousseff los tuvieron muchos años haciendo activismo y muy poca medicina.
Los exámenes académicos de los médicos fueron desastrosos.
Por eso fueron expulsados por Bolsonaro, casi 5000 de ellos.

En Uruguay, ni siquiera pasaron los exámenes académicos de admisión y no pudieron llegar.

El Gobernador Caicedo del Magdanena, ex militante del ELN, y claramente mamerto también pidió los médicos cubanos que por supuesto y gracias a la Cancillería, jamás llegarán.

El desplome en la popularidad del Alcalde de Medellín, no tiene antecedentes gracias a esa torpe y mamerta decisión.
Medellín pasó de amarlo a odiarlo en muy pocas horas.

Todo un estrellón.
Se lo busco!

Es de necios, sin duda, no tener conciencia de la gravedad de la situación por la que atraviesa el país

Es de necios, sin duda, no tener conciencia de la gravedad de la situación por la que atraviesa el país

Autor: Marcelo Arango Mosquera

No se trata solo de la pandemia y sus secuelas, fenómeno sanitario fácilmente homologable en sus consecuencias a una bomba de racimo, sino de entender que los momentos por los cuales pasan millones de familias colombianas están causando un daño gigantesco a las estructuras sociales del país con una proyección a futuro que se vaticina que puede prolongarse por muchos años.
El enclaustramiento prolongado de las personas en su vivienda, genera un clima de angustia que complica la convivencia interpersonal y que degenera en reacciones de violencia que pueden llegar a ser incontrolables
En el Cauca de los “dos mundos”, la realidad de la casta de los privilegios (que puede recrearse en la extensión de sus arbolados patios, que puede tomar su helicóptero para escaparse subrepticiamente hacia su segunda o tercera casa, que puede salir a comprar vinos finos, wiski, Cervezas importadas u otras exquisiteces, que tiene al alcance de la mano las mejores clínicas privadas) es diametralmente opuesta a la otra realidad en la que tratan de subsistir los pobres y una vasta clase media que hoy se ve empobrecida y ahogada por las deudas luego que de forma brusca se diluyera su leve mercadito de consumo.
Las cifras son indesmentibles. En la cantidad de infectados, de habitantes que se ciegan a una realidad eminente
Cuando hace poco más de un mes éramos invitados por nuestros gobernantes a vivir “una nueva normalidad” o a prepararnos para “un retorno seguro”, es innegable que se nos estaba disfrazando la verdad en forma consciente y deliberada. Cuando el ministro de Salud se permite hablar de “una leve mejoría” extrapolando datos que pueden ser solo puntuales, no cabe duda que está siendo presionado políticamente.
Cuando la encuestadora (claramente ligada al oficialismo) anuncia, en contraposición con otras empresas, un alza significativa en la aprobación del Presidente sin que haya ni un solo hecho político o económico que explique ese aumento, estamos ante un orquestado operativo comunicacional.
Un panorama dramático en lo sanitario ya que se prevé un peack para dos semanas más; inquietante en lo económico con un derrumbe y que se augura igual o peor para agosto hasta diciembre de este año ; pavoroso en lo social con cifras de desocupación de dos dígitos; errático en lo político; es muy poco lo que se puede lograr si no existe la voluntad y el coraje para dar un golpe de timón y cambiar el rumbo, para que no sean las cifras de familias muertas por el virus sean más que los desempleo de nuestras regiones y mucho más preocupado en el Cauca , donde la economía informal es el pan de cada día .
La conducción política en tiempos de crisis, exige restablecer las confianzas.
Winston Churchill, en plena guerra mundial, con un Londres devastado por los bombardeos enemigos, no buscó suavizar la verdad a sus conciudadanos sino que les hizo presente que el futuro que se avecinaba era de “sangre, sudor y lágrimas”. Conquistar la adhesión y la voluntad ciudadana no se puede lograr con discursos y fatigantes cadenas televisivas sino demostrando en los hechos que se está dispuesto a tocar y a herir privilegios en pro de la construcción de una sociedad más justa y más solidaria.
En anteriores comentarios editoriales, hemos insistido en afirmar que el estallido del número de contagiados tuvo causas muy profundas que se reflejan en el cúmulo de inequidades que configuran una sociedad profundamente fracturada.
Es de ilusos soñar con que tras la crisis de la pandemia retornaremos como país a un clima de tranquilidad y paz social. Si no se demuestra que existe efectiva y sincera decisión de superar las razones estructurales en que se sostiene el andamiaje actual y se persiste en el dogmático ideologismo de protagonismo partidista, las consecuencias pueden ser enormes.
Los hechos hablan por sí solos. Lo único que falta es que las elites políticas abran los ojos y vean la luz, porque el virus del Cov 19, si la tiene clara y es acabar con todo lo que tiene a su paso por no cuidarse bien a él y sus familias.

 

Entrevista con Mariano Botero, director de la región ocho del Caribe

Entrevista con Mariano Botero, director de la región ocho del Caribe

En la cumbre de alcaldes que se realizó en el departamento de Bolívar; Konuco&Chagras tuvo la oportunidad de hablar con el Brigadier General Mariano Botero; director de la Región ocho del Caribe y responsable de la seguridad.

Brigadier General: Muchas gracias por esta invitación, si, como ustedes bien saben nos encontramos aquí en la primer cumbre de alcaldes en Mompox, en el departamento de Bolívar hacíamos una radiografía en lo que es inseguridad y las estrategias que a partir de la política de seguridad ciudadana únicamente estaremos desarrollando para generar tranquilidad, respeto principalmente a la vida y que toda la ciudadanía pueda participar en la construcción de su seguridad.

Periodista: general  ¿Qué puede pensar la gente, en general los ciudadanos si encuentran que la policía, la fiscalía y el estado logran capturar a las personas que cometieron estos feminicidios y sorpresivamente resultan libres? ¿Qué decirle a la justicia? ¿Qué decirle a la ciudadanía porque ocurren unos homicidios lamentables y los capturados resultan libres?

 

BG: Mire, infortunadamente se han presentado unos hechos de feminicidio aquí; en este último evidenciamos que el señor alcalde del municipio de Arjona captura a un individuo, hoy está tras las rejas. Otros se requiere de ese acervo probatorio por parte de algunas personas que en su comienzo generaron la denuncia, pero hoy no han querido hacerlo. Sin embargo estamos trabajando con la fiscalía, con el mismo CTI en la recolección de esas pruebas para que esa evidencia física sea fortalecida y esos individuos responsables tengan que pagar por  el crimen cometido.

 

P: En este momento general me comentaba usted el tema de los lideres, trescientos noventa y dos líderes tiene este departamento sobre los cuales le escuche bien, ¿cuarenta y nueve están amenazados?

 

BG: Mire son trescientos sesenta y siete líderes de los cuales hoy están amenazados a lo largo y ancho de Bolívar, cuarenta y cinco de ellos tienen denuncia que han colocado. Allí varios de ellos tienen esquema de protección, pero a todos los 45 la Policía Nacional, a través de esa patrulla que   ha destinado precisamente para la seguridad de ellos; pues lógicamente se está haciendo allí en la revista preventiva está verificando ahí como están los entornos, los esquemas de seguridad para evitar que se vean afectados. Aquí el éxito es trabajar mancomunadamente y eso es lo que queremos; que ellos  sean parte también de su seguridad ¡Ese servicio!

 

P: General, quiero preguntarle ¿Cómo va avanzando este paro que anunció el eln de cara a los temas de seguridad del departamento? ¿Qué ha pasado?

 

BG: Bueno, al momento todas nuestras unidades tanto de fuerzas militares, como de policía estamos en adiestramiento militar; hemos generado unas comunicaciones con las redes de apoyo. No se trata de temer precisamente por lo que dicen unos ilegales, aquí lo que estamos haciendo es unirnos con las comunidad precisamente para afrontar esas amenazas. Tal como lo he dicho esa es la herramienta del cobarde, la herramienta de la persona que no permite que los demás ciudadanos puedan disfrutar sus derechos y libertades, pero la única forma de derrotarlos es que nos unamos en un frente fuerte donde logremos mitigar esas amenazas que nos hacen daño.

 

P: General muchas gracias, le agradecemos su tiempo. Antes de despedirnos quiero preguntarle ¿Qué le pide usted a los alcaldes, en general al gobernador y al gobierno nacional para el departamento de Bolívar?

 

BG:  Aquí es importante, es necesario que haya una política donde cada entidad los señores alcaldes, la policía, la misma ciudadanía, las entidades tenemos tareas y el éxito de ellas  las combinemos ese es el mejor resultado para sacar adelante cualquier población que hoy no goza sus derechos en democracia lo que queremos es trabajar en equipo para sacar adelante los temas de seguridad.