Opinión: siguen reclutando y los reclutadores continúan impunes

Opinión: siguen reclutando y los reclutadores continúan impunes

Santos y los defensores del adefesio de La Habana nos dijeron insistentemente que el acuerdo serviría para ponerle punto final al reclutamiento forzado de menores y que, además, los responsables de ese crimen de lesa humanidad por fin serían sancionados. Todo resultó siendo falso.

Vamos a cumplir seis años de la firma y no hay un solo miembro de las Farc involucrado en el reclutamiento de menores que haya recibido una sanción por parte de la JEP, tribunal que no me cansaré de señalar como un lavadero de impunidades.

La cifra es espeluznante. Entre diciembre de 2016 y el pasado mes de marzo, 470 niños han sido arrancados de sus hogares para ser llevados a los campamentos de los grupos ilegales. La mayoría de ellos han sido reclutados por las tales “disidencias” de las Farc: 32%.

Y digamos desde ya que el número real de casos es mucho mayor. Para las autoridades, es evidente que muchísimos padres se han abstenido de denunciar el reclutamiento de sus hijos por temor a las retaliaciones por parte de la estructura armada que se los llevó.

El departamento que más casos registra es Antioquia. Le siguen Chocó, Norte de Santander, Valle, Cauca, Arauca, Caquetá, Bolívar, Nariño y Putumayo.

La situación es tan dramática, que hay casos confirmados de niños indígenas, pertenecientes a las comunidades Embera Katío y Wounaan, que se han suicidado para evitar el reclutamiento.

Las Farc han sido una banda que de manera sistemática y generalizada han reclutado menores. Para Fevcol, organización que goza de la mayor respetabilidad, en Colombia ha habido alrededor de 40 mil casos de niños reclutados forzosamente.

La JEP, bastante condescendiente con las Farc, estima que esa guerrilla es la responsable de alrededor de 6.200 casos. En el estudio adelantado por el ‘Centro Nacional de Memoria Histórica’, la cifra es casi 3 veces más alta, pues se determinó la existencia de poco menos de 17 mil casos entre los años 1958 y 2016.

Lo que es innegable es que esa guerrilla no ha observado el menor interés de suspender la comisión de ese crimen atroz. Mientras se adelantaban las negociaciones de La Habana, la fiscalía general estableció que 1458 niños fueron reclutados por los hombres al mando de alias ‘Timochenko’.

¿Se acuerdan cuándo se adelantaban las negociaciones de paz y las Farc, a través del hoy fugitivo ‘Iván Márquez’ aseguraron que solamente tenían 13 niños en sus filas y que ellos no estaban reclutados sino protegidos por ellos, como si la guerrilla no fuera una organización terrorista sino una guardería?

La realidad de ese flagelo es cada vez más dolorosa y me duele tener que decirlo, pero no veo por parte de las autoridades competentes un compromiso real para hacerle frente a esta tragedia humanitaria.

Ahora, cuando estoy a pocas semanas de culminar mi paso por el Congreso de la República, debo decir que me siento orgullosa de haber podido sacar adelante el proyecto de ley que fortaleció el castigo penal contra quienes recluten menores de edad, imponiendo condenas de hasta 23 años de cárcel.

Seguiré luchando por los derechos de los menores, por lograr que Colombia sea un país sin niños reclutados y porque los máximos responsables de ese delito, como son los cabecillas de las Farc, sean efectivamente castigados. Tarde o temprano la justicia penal internacional tendrá que tomar cartas en ese asunto.

Ese es mi compromiso. 

Opinión: un mes definitivo

Opinión: un mes definitivo

Entramos en la recta final de la campaña presidencial. A finales de mayo tendremos que concurrir a las urnas con el fin de decidir cuál será el futuro de nuestro país.

Son estas unas elecciones definitivas en las que está en juego la subsistencia de los principios republicanos que hemos forjado con muchísimo esfuerzo a lo largo de los últimos doscientos años de independencia.

Los cantos de la sirena socialista han atraído a muchísimos colombianos que se disponen a votar por Gustavo Petro cuya victoria sería una absoluta desgracia para el país. La política debe hacerse con juicio, rigor, disciplina y argumentos.

Llevamos años demostrando razonadamente la inconveniencia de las propuestas petristas y, a pesar de ello, aún hay quienes insisten en endosar su respaldo a ellas.

No obstante, son más los colombianos que no están dispuestos a permitir que su libertad sea depositada en las manos de un individuo abiertamente irrespetuoso de las reglas democráticas, que no respeta el disenso, que maltrata a sus opositores, que agrede el honor de la Fuerza Pública.

Que persigue a la propiedad privada, que propone un modelo intervencionista, que maltrata a la libertad de prensa y expresión, que estimula el accionar de estructuras delincuenciales como la Primera Línea.

Que se rodea de políticos involucrados en actos de corrupción, que impulsó el retorno de la temible Piedad Córdoba al Congreso de la República, que aplaude el matoneo a través de las redes sociales, que miente sistemáticamente…

Me quedaría horas y horas haciendo el listado de las barbaridades relacionadas con Gustavo Petro. 

Esta es una campaña compleja, que se adelanta en medio de un clima hostil generado por la izquierda que irresponsablemente se ha encargado de llenar de odio a millones de colombianos, la mayoría jóvenes.

Muchos seguidores del pacto histórico ven a estas elecciones como una confrontación definitiva, como si se tratara de una batalla final, cuando no es así. La confrontación electoral implica garantizar el respeto hacia las tendencias que sean derrotadas.

Quien gane unas elecciones tiene el deber de gobernar para todos, sin perseguir ni aplastar a sus contrincantes, como se anuncia sucederá en un eventual gobierno petrista.

Ahí vemos a abogados cercanos a Petro, que aspiran a dirigir la Fiscalía General de la Nación, amenazando con órdenes de captura a través de redes sociales, actitud deleznable que tiene un apestoso olor estalinista.

Este es un llamado desde el fondo de mi corazón para que hagamos el esfuerzo de dejar a un lado las emociones y las pasiones para darle cabida a la razón y al sano juicio.

Pensemos en lo mucho que nos ha costado construir esta bella patria, en las elevadas cuotas de dolor que millones de colombianos hemos tenido que asumir en aras de la libertad. Reflexionemos con cabeza fría porque en nuestras manos está el garantizar que en cuatro años haya unas elecciones libres.

Desde el mismo instante en que Óscar Iván Zuluaga declinó su aspiración presidencial, anuncié mi respaldo decidido a la campaña de ‘Fico’ Gutiérrez, un hombre admirable que gobernó con lujo de competencias a la ciudad de Medellín.

Fue un alcalde excepcional que dio sobradas muestras de destreza y de capacidad administrativa. Su transparencia y honradez son prenda de garantía de que su gobierno no solo estará alejado de los corruptos que viven de la savia de la República, sino que habrá una lucha frontal contra aquellos que se enriquecen fabulosamente a costa del erario.

El llamado es, entonces, para que todos, en la medida de nuestras posibilidades, nos metamos de lleno en esta campaña sin caer en la trampa que nos intentan poner algunos agresivos seguidores de Gustavo Petro consistente en desviar la atención de lo fundamental.

Pasemos de largo frente a los agravios e insultos y concentrémonos en la difusión, a través de todos los canales a nuestra disposición, del estupendo programa de gobierno que ‘Fico’ nos está proponiendo a todos los colombianos.

*Por: Margarita Restrepo, representante a la Cámara.

Equidad de género en el sector empresarial

Equidad de género en el sector empresarial

La equidad de género y el rol de la mujer en la construcción de país componen el tema central de la edición 275 de la Revista A que ya está en circulación. En esta publicación se hace un diagnóstico, desde diferentes frentes, sobre los avances de este tema a nivel empresarial, los retos de cara a la pandemia y los proyectos en los que participa la ANDI con el fin de promover el cierre de las brechas de género en el país.

“En la ANDI estamos convencidos de la importancia de promover la equidad de género, la diversidad y la inclusión en el sector empresarial. Es por esto que desde hace tres años hemos impulsado iniciativas, proyectos, estrategias y comités para que dichos temas sean una prioridad en los diferentes sectores de la economía y las regiones de Colombia”, señaló Bruce Mac Master, presidente del gremio en el editorial de la publicación.

Adicionalmente, en el marco de la implementación del Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19, los directivos de la Cámara de la Industria Farmacéutica y de la Gerencia de Transporte Logística e Infraestructura, hicieron un análisis sobre los aportes de cada uno de sus sectores en la consecución de este importante objetivo para el país.

Dentro de la edición de 75 páginas también se realizó un homenaje a diez empresarios y líderes que fallecieron en los últimos meses, cuya actividad fue determinante en el desarrollo económico y social del país y de sus regiones. Ellos son: Roberto Junguito, Carlos Holmes Trujillo, José Douer, Alfredo Hoyos Mazuera, Roberto Silva, Guillermo Valencia, Andrés Hoyos, Juan Manuel Sabogal, Álvaro del Castillo y Julio Roberto Gómez.

La ANDI también presenta su estrategia a 2025, enfocada en la reactivación económica, el crecimiento a corto plazo, la competitividad, el capitalismo consciente y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Columna / Resignificar los espacios educativos, el reto 2021

Columna / Resignificar los espacios educativos, el reto 2021

El Gobierno del presidente Iván Duque ha otorgado al sector educación el mayor presupuesto, al pasar de $38 billones en 2018 a más de $47,3 billones en 2021, lo que demuestra coherencia con los retos y prioridad en la agenda pública.

Estos retos se orientan a brindar más oportunidades de acceso, desde la primera infancia hasta educación superior; honrar los acuerdos con maestros, directivos y estudiantes, y trabajar por la innovación y la flexibilidad con calidad para llegar a todas las zonas del país.

La llegada de la pandemia hizo de este año el más atípico que haya tenido el sistema educativo, lo que aceleró cambios para dar continuidad al servicio educativo. Se dio prioridad a la conectividad y a las mejoras en infraestructura, claves para reducir inequidades, así como diferentes estrategias: guías impresas, material pedagógico, el portal Aprender Digital, la alianza «Mi Señal» y más de 1.200 emisoras comunitarias, enfocadas en la ruralidad fueron parte del estudio en casa.

Estas medidas vinieron acompañadas por un esfuerzo financiero para fomentar la permanencia: se creó el Fondo Solidario para la Educación, que dispuso de recursos que permitieron beneficiar a 57.776 familias para el pago de matrículas, 111.941 jóvenes con el plan de alivios del Icetex y 661.000 jóvenes de Instituciones de Educación Superior públicas.

Al hacer un balance del año, reconocemos las distintas realidades y contextos, y los esfuerzos de las autoridades locales, los maestros y los directivos por llegar a todos los rincones, para que el proceso educativo no se detuviera. Estos esfuerzos permitieron que la matrícula en educación preescolar, básica y media cerrará con 9.428.897 estudiantes y una deserción estimada del 2,2 %; mientras que en educación superior la deserción, para el 70 % de las instituciones, estuvo cercana al 10 %. Lo anterior permitió que hoy en medio de una pandemia, hablemos de cifras cercanas a las del año anterior. Resaltando que debemos persistir para que ningún niño, niña o jóven esté fuera del sistema.

La agenda educativa continuó. Hoy 1,5 millones de niños y niñas en Primera Infancia cuentan con Educación Inicial; se han entregado 178 colegios, 138 de ellos durante este Gobierno y serán 541 que representan 12.690 aulas nuevas y mejoradas en todo el país. Además de mejoramientos en 668 sedes educativas rurales.

Se puso en marcha la Unidad de Alimentación Escolar, que hoy llega a 5.700.000 estudiantes, además más de 1,1 millones de niños y niñas acceden a la Jornada Única, el 16 % de la matrícula. En alianza con el SENA, 300 mil jóvenes obtuvieron su certificado técnico, además de su diploma de bachiller y 161 mil jóvenes accedieron a educación superior gratuita y apoyo financiero con Generación E, por sus méritos. En el cuatrienio serán 336 mil.

Honramos los acuerdos con los maestros, que incluyen cierre de brechas salariales, bonificación a docentes, evaluación con carácter diagnóstico formativo y más oportunidades de formación. También, cumplimos los acuerdos con los estudiantes y maestros de la educación superior, destinando más de $4,5 billones adicionales para funcionamiento, inversión, pasivos e infraestructura, entre otros. Adicionalmente, el MinTIC beneficiará a 14.745 colegios públicos con internet gratuito hasta 2031.

Entre los desafíos que ha traído la pandemia, fuimos pioneros en América Latina en la definición y adopción de protocolos y lineamientos de bioseguridad para lograr el retorno gradual, progresivo y seguro. Las diferentes realidades del proceso de educación en casa han generado rezagos en aprendizajes e impacto socioemocional, y por ello desde septiembre iniciamos pilotos de alternancia.

El proceso de retorno a la presencialidad requiere del consentimiento de los padres, y de pedagogía e información para generar confianza. Fruto de ello, 51 Entidades Territoriales Certificadas en Educación avanzaron en procesos de alternancia, es decir, 23 departamentos y Bogotá, lo que equivale al 73 % del territorio nacional. Hoy todas las secretarías de Educación ya cuentan con Plan de Alternancia Educativa para 2021.

Para lograr este retorno seguro a las aulas se destinaron y transfirieron recursos a las secretarías de Educación, inicialmente por $400.000 millones, del FOME, para habilitar las condiciones bioseguras.

Nuestro desafío en 2021 es retomar más momentos de interacción presencial, básicos en el desarrollo integral de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Con el modelo de alternancia resignificamos el espacio educativo, ya que integra el trabajo académico en casa con encuentros presenciales intencionados pedagógicamente, seguimiento y acompañamiento a los aprendizajes e interacción que incorpora principios de cuidado, autocuidado y bioseguridad para toda la comunidad educativa.

¡El estrellón!

¡El estrellón!

Autor: Álvaro Ramírez González

 

En política, como en todas las cosas de la vida, los acontecimientos no pasan sin una relación de causalidad.

La Alcaldesa de Bogotá, Claudia López llegó por que a los candidatos Galán y Uribe Turbay que representaban lo mismo, no les dio la gana de ponerse de acuerdo y su estúpido orgullo le abrió al camino a López.

En 7 meses los Bogotanos han vivido una alcaldía confrontaciónal, estridente, agresiva, improvisadora y naturalmente muy poco eficaz.
Una persona que a diferencia de Peñalosa su antecesor, le dedica más tiempo al bochinche y a la confrontación que a la gerencia misma, que es lo que necesita la capital.

Daniel Quintero llegó a la Alcaldía de Medellín, por que el presidente Uribe, se empeño en apoyar un candidato como Ramos, con muy poco carisma y fue arrasado por Quintero, un joven alto, apuesto, muy inteligente y con un carisma brutal.

Sin duda alguna Quintero es de izquierda y de Petro, que no son mayoría en Medellín, pero esa diferencia tan manifiesta frente a Ramos, le pavimentó el camino para llegar.

Quintero, de clara trayectoria de izquierda le dio por invitar a Medellín a un contingente de médicos cubanos para que ayuden a manejar la pandemia COVID – 19.

La virulenta reacción de los paisas lo puso a dar explicaciones insulsas y babosas que no convencieron a nadie.
La Cancillería Colombia le notificó a Quintero que no aprobaría con el visado el ingreso de ningún médico cubano al país.
Y ahí termino todo.

La popularidad del Alcalde de Medelin que venía altísima por su gran carisma y sus inteligentes actuaciones frente a la pandemia, se fue al suelo en cuestión de horas.
Un estrellón!

Con el disfraz de médicos llegaron a Venezuela los contingentes de activistas y militares que le enseñaron a Chávez y a Maduro a reprimir y aplastar la oposición y a mantener el Régimen a punta de fuerza militar.

Los médicos cubanos no ejercen una medicina actualizada ni de calidad.
En Cuba no está la tecnología disponible en todo el mundo, que asociada a la medicina ayuda al diagnóstico y al manejo de los pacientes.
Es una medicina rústica, y muy obsoleta y atrasada cómo está la Isla frente al mundo.

Bolivia expulsó 750 de ellos después que Evo Morales los tuvo 10 años y les pago más de US $ 130 millones.
Resultó que sólo 110 eran médicos.
Los demás eran activistas políticos vendedores de subversión y terrorismo.

El Brasil ocurrió lo mismo después que Lulla y Rousseff los tuvieron muchos años haciendo activismo y muy poca medicina.
Los exámenes académicos de los médicos fueron desastrosos.
Por eso fueron expulsados por Bolsonaro, casi 5000 de ellos.

En Uruguay, ni siquiera pasaron los exámenes académicos de admisión y no pudieron llegar.

El Gobernador Caicedo del Magdanena, ex militante del ELN, y claramente mamerto también pidió los médicos cubanos que por supuesto y gracias a la Cancillería, jamás llegarán.

El desplome en la popularidad del Alcalde de Medellín, no tiene antecedentes gracias a esa torpe y mamerta decisión.
Medellín pasó de amarlo a odiarlo en muy pocas horas.

Todo un estrellón.
Se lo busco!