El ‘Informe de autoevaluación y hoja de ruta hacia la igualdad entre mujeres y hombres en el Congreso de la República’, respaldado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que recogió datos al corte del 31 de diciembre de 2019, entregó reveladores datos acerca de lo que serían los casos de acoso sexual y laboral en la corporación.

Los bochornososos hechos reflejados en este informe salpicarían a varios congresistas, quienes se habrían mostrado como abanderados de los derechos de las mujeres y han promovido respaldo a leyes a favor del buen trato y desarrollo laboral, lo cual ha causado indignación entre diferentes sectores políticos.

La encuesta efectuada a los tres grupos muestrales, congresistas, funcionarios y asesores de las unidades de trabajo legislativo indagó si mujeres trabajadoras y congresistas han sido víctimas de algún tipo de discriminación, acoso, sexismo y/o violencia. Y los resultados fueron contundentes.

Konuco y Chagras tuvo acceso al documento, de 109 páginas, en el que se evidencian lo que serían las conductas impropias de algunos de los llamados ‘padres de la patria’ en contra de parlamentarias y funcionarias.

Las cifras

De las mujeres congresistas, el 12% manifiestan haber sido víctimas de discriminación o sexismo, 2% de acoso y 20% de violencias políticas.

Por su parte, del total de las funcionarias, el 11.7% manifestaron ser víctimas de discriminación, 2.7% de sexismo y 8% de acoso. Y en cuanto asesoras de Unidades de Trabajo Legislativo (UTL), el 5% manifestó haber sido discriminadas, el 2% acosadas y el 2% ser víctima de casos de sexismo.

«Las congresistas son quienes manifiestan en mayor porcentaje haber sido víctima de algún episodio, siendo la violencia política la situación con más casos registrados; en el caso de las mujeres funcionarias y asesoras de las Unidades de Trabajo Legislativo, el episodio del que manifiestan ser víctimas en mayor medida es el acoso», refirió el informe.

Por su parte, en las intervenciones de las mujeres congresistas y la posibilidad de hacer uso de la palabra en igualdad de condiciones que los hombres, el informe concluyó que mientras que el 91% de los hombres considera que las oportunidades de intervención son iguales, sólo el 64% de las congresistas coincide en esta afirmación.

A su vez, según la Unión Interparlamentaria, en su encuesta sobre violencia política y acoso, se evidencia que a nivel global, el 82% de las mujeres parlamentarias han sufrido alguna forma de violencia psicológica, que es una incidencia mucho mayor que en la presente encuesta.

Desconocimiento frente al tema

Lo preocupante es que la mayoría de hombres y mujeres congresistas, funcionarios y asesores de Unidades de Trabajo Legislativo manifiestaron que desconocen la existencia de políticas orientadas a prevenir el sexismo, discriminación, violencias políticas o acoso.

Las respuestas a encuestas efectuadas a los tres grupos de interés, evidenciaron que más del 70% de encuestados/as desconoce la existencia de estas políticas.

Para el caso del Congreso, el 77% de los hombres y el 78% de las mujeres manifiestan desconocerlas, y de los funcionarios/as, el 81% de los hombres y el 92% de las mujeres, no tienen conocimiento de estas políticas.

Asimismo, en las Unidades de Trabajo Legislativo, el 88% de los hombres y el 94% de las mujeres respondieron en la misma línea.

Quejas recibidas

En cuanto al número de quejas recibidas y la solución efectiva de las mismas, el informe indicó que la Dirección Administrativa de Cámara no ha recibido ningún tipo de denuncia de acoso laboral, discriminación o sexismo.

En tanto que en la Dirección Administrativa de Senado si ha recibido este tipo de denuncias: Se han radicado ocho casos, de los cuales dos se enviaron a la Procuraduría, uno se concilió, uno se le hace seguimiento, y uno presentó desistimiento de la queja. Adicional, tres más se encuentran en trámite.

A continuación el documento íntegro del informe:

Informe Congreso Igualdad – Diciembre 2019 by Elkonucoychagras Periodista on Scribd