Así lo hizo saber  la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio de la Fiscalía General de la Nación, fueron impuestas medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo, embargo y secuestro sobre siete inmuebles que pertenecerían a la exalcaldesa de Quibdó (Chocó)Zulia María Mena García, así como a los contratistas Martín Alonso Mazo Pino y Samir Bechara Simanca.

En su decisión, el ente acusador también procedió a la toma de posesión de un establecimiento de comercio. Todos los bienes fueron entregados a la Sociedad de Activos Especiales (SAE) para su administración.

Las medidas adoptadas procedieron luego de evidenciarse un presunto detrimento patrimonial por $2.130 millones. Con este dinero, se compraron dos lotes ubicados en la vía que conecta a Quibdó y Atrato.

En aquel entonces, la alcaldesa protocolizó y ordenó los pagos para que en los predios mencionados se construyeran y adecuaran escenarios deportivos de cara a la realización de los Vigésimos Juegos Nacionales que se cumplirían en 2015 en esta localidad.

Así mismo, la Fiscalía reveló que los bienes afectados con medidas cautelares están avaluados en $1.500 millones.

En 2018, tanto la alcaldesa Mena García como su asesor jurídico, Luis Alberto Rivera Ayala; y los contratistas Martín Alonso Mazo Pino y Samir Bechara Simanca fueron imputados como presuntos responsables de los delitos de contrato sin cumplimiento de los requisitos legales y peculado por apropiación en favor de terceros.