En la plenaria del Senado se aprobó en último debate el proyecto de ley que busca que el Internet sea un servicio público esencial y universal en el país. La iniciativa, según sus autores, permitiría garantizar el derecho al acceso de este con tarifas accesibles y competitivas, además, con independencia de la localización geográfica

El representante Rodrigo Rojas del partido Liberal señaló que el proyecto logra que los operadores presten un servicio eficiente y permanente, adicional, anuncio que en momentos de excepción o de emergencia sanitaria como la que vive el país, exista un mínimo de navegabilidad y de mensajes de texto gratuitos para los usuarios.

Es importante señalar que, según el representante, el 14% de las familias colombianas cuentan con el servicio de Internet, es decir 7.6 millones de hogares tienen acceso fijo. De otra parte, el problema de conectividad en zonas rurales es mucho más amplio pues apenas el 6,7 de hogares cuentan con internet.

Asimismo, se busca que los operadores pequeños amplíen su cobertura y lleguen a las zonas apartadas y rurales del país. Es importante señalar que el proyecto una vez conciliado pasaría a sanción presidencial.