Jugadores de Llaneros F.C. solicitaron protección de la UNP ante amenazas de muerte: Primera vez que piden proteger a un equipo de fútbol

Jugadores de Llaneros F.C. solicitaron protección de la UNP ante amenazas de muerte: Primera vez que piden proteger a un equipo de fútbol

Luego de las amenazas de muerte que han recibido los jugadores del Llaneros Fútbol Club, tras la derrota del pasado sábado frente al Unión Magdalena en casa (1-2), el plantel en pleno ha solicitado a la Unidad Nacional de Protección (UNP) seguridad para ellos y sus familias, pues temen ser víctimas de graves hechos.

Así lo confirmó el abogado de los futbolistas, David Benavides, quien indicó que en las últimas horas se han registrado mensajes intimidatorios contra miembros de la plantilla, por lo que hicieron traslado a la Fiscalía General para que investigue el origen de los mismos y al UNP un esquema de protección que les permita tener tranquilidad para el fin de año.

«Hemos presentado ante la Fiscalía Generalñ de la Nación acciones penales para que se investiguen las graves amenazas contra la integridad de los jugadores. También, ante la UNP y la Policía Nacional hemos elevado solicitudes urgentes para que se proteja la vida de los mismos», expresó Benavides.

El apoderado de los integrantes del equipo de la ‘Media Colombia’ indicó que se ha hecho un llamado a la cordura y a la prudencia, para que sean las autoridades competentes las que resuelvan este asunto, que está afectando la cotidianidad de los deportistas y sus seres más queridos. Y con respecto a la apertura de investigación por parte de la Dimayor dijo que el grupo está tranquilo.

«Estaremos prestos a atender los requerimientos de parte del equipo jurídico y a aportar la evidencia que está en nuestro poder que demuestra que no existió corrupción en el partido que se jugó el pasado sábado», refirió Benavides, en representación de un grupo que dio la pelea en su cuadrangular pero al final no pudo consumar el sueño de jugar en la categoría de honor del FPC.

Condenado hombre que amenazó por redes sociales al periodista Luis Carlos Vélez

Condenado hombre que amenazó por redes sociales al periodista Luis Carlos Vélez

La Fiscalía General de la Nación logró que un juez de conocimiento de Amazonas condenara a dos años de prisión y multa de 6.66 salarios mínimos legales mensuales vigentes a Alan Benjumea, quien amenazó, a través de redes sociales, al periodista Luis Carlos Vélez.

La labor investigativa realizada de manera articulada con el Centro Cibernético Policial de la DIJIN de la Policía Nacional permitió identificar a la persona que envió los mensaje intimidatorios contra el comunicador desde Leticia (Amazonas), en julio de 2018.

Ante la contundencia de la evidencia en su contra, el hoy sentenciado aceptó su responsabilidad en los hechos.

Esta es la segunda condena que se da en el país por amenazas a través de redes sociales. La primera, de 38 meses de prisión, fue proferida contra Francisco Javier Andica Acevedo, en 2018, por intimidar a una periodista y a un caricaturista.

La Fiscalía General de la Nación reiteró que si bien respeta el derecho a la libre expresión, reitera que las amenazas contra la vida y la integridad de las personas, emitidas desde cualquier medio o canal virtual, son conductas catalogadas como delito.

En Riohacha y Manaure Autoridades indígenas denuncian amenazas

En Riohacha y Manaure Autoridades indígenas denuncian amenazas

Ante la Fiscalía seccional Guajira, cuatro líderes Wayúu de la capital del Departamento, denunciaron han sido víctimas de amenazas a través de llamadas en donde son abordados con mensajes intimidantes.

Los denunciantes que aportaron el caso ante el organismo son Ortencia Urdaneta, Miguel Orlando Larrada, Carmen Gámez e Irama Móvil, esta última cabe resaltar es aspirante al concejo directivo por las comunidades indígenas ante la Corporación Autónoma Regional de La Guajira.

Según se ha podido constatar existen otras denuncias de líderes y autoridades indígenas quienes han venido presentado ante los entes de control sus denuncias, que cada vez se han hecho más insistentes en estas fechas electorales que se avecinan.

Entre los que han tomado la iniciativa de presentar la denuncia de amenazas contra su vida y pese a las intimidaciones ha sido José Silva, líder Wayúu, quien advirtió la poca receptibilidad, interés que ha propiciado la Fiscalía. Pareciendo no tener en cuenta las razones de peso que debería llevar a la entidad de seguridad a tomar acciones de protección e investigación, pero nada de esto parece trascender y tan solo han encontrado la indiferencia. Por lo cual, se hace responsable al organismo de cualquier eventualidad que atente contra aquellos que han venido presentándose antes sus instalaciones en donde pretenden ser tenidos en cuenta.

“Nos preocupa el hermetismo con el que se está tratando la situación por parte de la Policía y la Fiscalía, ante estas denuncian deberían de convocar a un concejo extraordinario de seguridad y brindarnos garantías, no es secreto para nadie que a nivel departamental y nacional han asesinado varios líderes que primero han sido amenazados” dijo Silva.

Al parecer estas amenazas podrían según los afectos, tener su origen por dos razones, la primera se debe a que las Autoridades Indígenas de Riohacha y Manaure han actuado penalmente interponiendo denuncias por actos de corrupción con respecto al Programa de Alimentación y Transporte Escolar, y la segunda razón se presenta por el tema de la selección de la representante del concejo de la mesa directiva de Corpoguajira, donde se han agotados los tiempos para dicha designación.

“Al parecer la elección está siendo manipulada para intereses propios de los directivos de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira e incumplieron la fecha pactada” indicó un líder Wayuu.

Según se pudo establecer que la reunión para la elección de la representante del concejo de la mesa directiva de Corpoguajira, estaba establecido en consenso para el pasado 12 de septiembre, pero tal fecha se desplazó para el 24 de octubre, sin tener en cuenta el procedimiento respectivo y violando lo ya establecido, aunado a ello que fue una decisión en la que no se tuvo en cuenta a las Autoridades indígenas.

Toda lo anterior representa una amalgama de acontecimientos que debería poner en alarma a los entes de control, entre ellos la Fiscalía. Pues es curioso además la amenaza a Irama Móvil, quien es aspirante al concejo directivo por las comunidades indígenas ante la Corporación Autónoma Regional de La Guajira. La cual se ha producido durante estos días en que se esperaba la designación de un cargo que ahora está a la espera (no sé si conveniente) que se cumpla la otra fecha interpuesta para escoger el representante. Pero ¿a que se debe tanta tardanza?, ¿acaso se quiere favorecer a alguien con la espera?, o ¿se pretende acaso que alguien desista de su aspiración?, será el tiempo y los lectores quienes podrán dar respuestas a estas inquietudes que bien la Fiscalía parece no estarse planteando en este caso.