fbpx
Lesly salvo la vida de sus hermanos

Lesly salvo la vida de sus hermanos

Lesly, con su conocimiento de la selva, jugó un papel crucial en la protección de sus hermanitos. Los médicos del Hospital Militar, donde están siendo atendidos los cuatro niños indígenas rescatados en el Guaviare, han descartado que sus vidas estén en peligro. Se espera que permanezcan internados durante dos semanas adicionales para asegurar su completa recuperación.

Durante la evaluación de los signos vitales de Cristin, la bebé de un año que sobrevivió a un accidente aéreo y estuvo perdida en la selva durante 40 días junto con sus tres hermanitos, la pequeña extendió su mano hacia los médicos militares. En su cuerpecito, marcado por las dificultades sufridas en la selva, los médicos buscaban comprender qué había experimentado durante su travesía. El equipo médico continúa monitoreando y brindando la atención necesaria a los niños, asegurándose de que se recuperen completamente física y emocionalmente. Su resiliencia y valentía han conmovido a todos los que han seguido de cerca su historia, y su futuro está lleno de esperanza y posibilidades.

La joven protagoniza una historia asombrosa, un auténtico prodigio: su cuerpo resistió y la mantuvo a salvo a pesar de las inclemencias del clima, la humedad y los peligros de la naturaleza. Su resistencia y el cuidado de su hermana Lesly, quien, junto a sus dos hermanitos, los protegió durante casi mil horas en la inhóspita selva amazónica, fueron la clave para liberarlos de ese entorno.

Soleiny (9 años) y Tien Noriel (5), junto con la valiente protagonista, fueron rescatados en la Operación Esperanza, liderada por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales de las Fuerzas Militares y apoyada por las comunidades indígenas. Desde la madrugada del sábado, se encuentran en el Hospital Militar de Bogotá, recibiendo atención médica especializada después de su difícil travesía. El equipo médico está brindando los cuidados necesarios para garantizar su recuperación física y emocional. Su increíble historia ha conmovido a todo el país y es un testimonio de la fuerza y resiliencia humana. A medida que continúan su proceso de recuperación, se espera que encuentren una nueva oportunidad de vida llena de esperanza y posibilidades.