Las tarjetas de crédito se han convertido en un salvavidas financiero para muchos dada las circunstancias que hoy los colombianos viven por cuenta de la crisis económica y falta de empleo, pero ¿realmente sabemos cómo usar estos salvavidas?

Primero es necesario entender cómo funciona esta herramienta financiera que nos facilita resolver circunstancias de liquidez y que por el contrario no se convierta en un dolor de cabeza. Pues a pesar de los beneficios de este plástico, los colombianos se rajan en los hábitos financieros que se ven enmarcados en el uso y el abuso sin un control, pero para saber cómo hacer un buen uso de estas tenga en cuenta:

  1. Organice gastos: Realice regularmente un presupuesto de sus ingresos y de sus gastos. Incluya los costos de su tarjeta de crédito y el uso que se le dará mes a mes, teniendo en cuenta que este plástico le representa una ayuda y no un gasto innecesario.
  2. Antes de elegir una tarjeta de crédito, revise los costos ello porque algunas tarjetas tienen cobros adicionales como cuota de manejo, tarifa por cada vez que se use, costo por retiros de efectivo, inactividad, entre otros.
  3. Pague a tiempo las cuotas, gestiónelo programando el pago automático y así evitar sobrecostos por pagos retrasados.
  4. Use los datos a su disposición para llevar un control de los gastos. Por ejemplo, su historial de transacciones y estados de cuenta tienen información valiosa para tomar decisiones financieras y planificar el uso de la tarjeta de su crédito mensualmente.