fbpx
Indígenas de Antioquia anuncian minga en Medellín y Bogotá por incumplimientos de acuerdos

Indígenas de Antioquia anuncian minga en Medellín y Bogotá por incumplimientos de acuerdos

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) anunció el miércoles 19 de junio que varias comunidades y resguardos del departamento realizarán una minga a partir del 22 de julio. Esta protesta se debe a los incumplimientos de los acuerdos previos por parte de los gobiernos nacional y departamental. La manifestación, denominada «Minga Indígena por la Vida, la Paz y el Buen Vivir», comenzará con una concentración en Medellín el 22 de julio y luego se trasladará a Bogotá, donde se espera que lleguen el 24 de julio para que el presidente Gustavo Petro escuche sus demandas y tome medidas para cumplirlas.

En un comunicado, la OIA expresó: “Esta minga, de carácter departamental y nacional, se lleva a cabo en respuesta al histórico incumplimiento de los acuerdos pactados con el Gobierno Nacional y el Gobierno Departamental de Antioquia. Denunciamos la falta de implementación de las políticas públicas acordadas, que son fundamentales para el bienestar y desarrollo de nuestras comunidades. Los compromisos adquiridos por el gobierno no se han materializado, dejando a nuestras comunidades en situación de vulnerabilidad y desprotección”.

Lea: Decreto permitiría autonomía de pueblos indígenas

William Pertuz Baltazar, representante legal de la OIA, destacó que esta protesta abarca tanto el ámbito departamental como nacional, y surge debido a años de incumplimientos por parte de sucesivos gobiernos. Entre las principales preocupaciones mencionadas por las comunidades indígenas se encuentran la desnutrición, la falta de vivienda digna, el acceso limitado a agua potable y la falta de disfrute del territorio, agravadas por el conflicto armado.

“Las promesas de paz siguen sin cumplirse. Nuestras comunidades continúan sufriendo las consecuencias del conflicto armado, enfrentando violencia, desplazamientos y amenazas. Exigimos la implementación efectiva de los acuerdos de paz y medidas concretas para proteger a nuestros pueblos”, afirmaron en el comunicado. También mencionaron la necesidad de acceso a la salud con enfoque diferencial étnico y medidas contra problemas como los feminicidios, el abandono y la pobreza.

Lea también: Senado y Cámara aprueban la Ley de Jurisdicción Agraria y Rural

La OIA reafirmó su compromiso con una minga pacífica, buscando mejores condiciones y garantías en salud, educación, vivienda, seguridad alimentaria y disfrute libre de los territorios. “Reiteramos nuestra disposición abierta al diálogo con el Gobernador de Antioquia, Andrés Julián Rendón, y el presidente de la República, Gustavo Petro. Esperamos que este diálogo sea una oportunidad para avanzar en la construcción de soluciones reales y efectivas que beneficien a nuestras comunidades”, concluyeron en la misiva.

Foto: Ernesto Guzmán/EFE

Decreto permitiría autonomía de pueblos indígenas

Decreto permitiría autonomía de pueblos indígenas

Solo falta la sanción presidencial para habilitar a las comunidades indígenas a gestionar su propio gobierno y administración

Bogotá, 14 de junio de 2024 – El presidente Gustavo Petro se prepara para firmar un decreto que permitirá a las comunidades indígenas de Colombia asumir su propio gobierno. Esta medida, anunciada por Alexander López Maya, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), busca que los pueblos indígenas gestionen sus territorios y establezcan sus propias autoridades, fortaleciendo sus derechos ancestrales.

Le puede interesar: BID insta a Latinoamérica a fortalecer el estado de derecho para atraer inversiones

El decreto, en su fase final de aprobación, contempla la creación de sistemas de salud y modelos educativos basados en las prácticas tradicionales de las comunidades indígenas. López Maya explicó que esta acción responde a lo estipulado en la Constitución de 1991 y el Convenio 169 de la OIT, que reconocen la autodeterminación de los pueblos indígenas.

Durante un discurso en Ipiales, Nariño, López Maya afirmó: “Estamos en una mesa de diálogo permanente, especialmente con los indígenas del suroccidente colombiano. Antes de dos semanas tendremos el decreto que da el derecho para que los pueblos indígenas asuman su gobierno propio y sus propias autoridades, usos y costumbres”.

Lea también: Investigan extraños subcontratos de la Imprenta Nacional

Este decreto representa un avance significativo en la garantía de derechos para los pueblos indígenas y el movimiento social en general, permitiendo un desarrollo cultural acorde a sus tradiciones y necesidades históricamente desatendidas. La medida se espera que fortalezca la identidad y autonomía de las comunidades indígenas, promoviendo un desarrollo inclusivo y sostenible.

Foto: Proyecto Madre Tierra

 

Familias Emberá Chamí buscan reubicación y reivindicación cultural en medio del desplazamiento

Familias Emberá Chamí buscan reubicación y reivindicación cultural en medio del desplazamiento

Comunidades Emberá Chamí buscan recuperar territorio y tradiciones en nuevo hogar tras desplazamiento forzado.

En medio de un contexto marcado por el desplazamiento forzado y la búsqueda de justicia, tres familias Emberá Chamí han iniciado un proceso de reubicación en el municipio de Calamar, Guaviare, en busca de un nuevo hogar donde puedan reconstruir sus vidas y preservar su identidad cultural.

Estas familias, que vivían en el municipio de Bolívar, Valle del Cauca, se vieron obligadas a abandonar sus hogares en julio de 2020 tras el asesinato de tres integrantes de su comunidad a manos de grupos armados ilegales. Gracias a un programa de protección a testigos liderado por la Fiscalía General de la Nación, fueron trasladadas a Calamar, donde han enfrentado diversos desafíos en su proceso de adaptación.

Le puede interesar: Apple Revoluciona Siri con la Incorporación de ChatGPT

Sin embargo, a finales de mayo de 2024, la Unidad para las Víctimas acompañó a estas familias en unas jornadas de fortalecimiento comunitario y rearmonización cultural, con el objetivo de garantizar sus derechos de acuerdo con sus costumbres y aspiraciones. Durante estas jornadas, las familias expresaron su deseo de reubicarse en un terreno propio y fértil donde puedan cultivar alimentos esenciales para su dieta tradicional y medicinal, así como para generar ingresos que garanticen su soberanía alimentaria y bienestar.

Familias Emberá Chamí buscan reubicación

Familias Emberá Chamí buscan reubicación

El proceso de reubicación implica la constitución de estas familias como un nuevo cabildo Emberá en Calamar, con autoridades tradicionales reconocidas por el Ministerio del Interior. Además, se está trabajando en la identificación y adquisición de predios para llevar a cabo su proyecto colectivo con el apoyo de instituciones como la Agencia Nacional de Tierras y la Unidad para las Víctimas.

Lea también: La centroderecha refuerza mayorías en el Parlamento Europeo y la derecha gana terreno

En palabras de María Noreley Nuriquraza, una de las integrantes de estas familias: «Queremos tener nuestro resguardo y un territorio para cultivar y poder sentirnos bien, cultivando lo que es plátano, las papas, el tomate».

Este proceso resalta la importancia del apoyo continuo de las instituciones nacionales y regionales en la búsqueda de soluciones duraderas para las víctimas de desplazamiento forzado, así como la necesidad de promover la participación activa y la autonomía de las comunidades indígenas en la defensa de sus derechos y la construcción de su futuro.

 

Rematriación de semillas de maíz nativas para comunidad indígena kamëntsá del Putumayo

Rematriación de semillas de maíz nativas para comunidad indígena kamëntsá del Putumayo

Foto: MinAgricultura

En una ceremonia en el cabildo Kamëntsá, la ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Jhenifer Mojica, y el director de Agrosavia, Jorge Mario Díaz, encabezaron la devolución de semillas de diez variedades de maíz que la comunidad indígena del Alto Putumayo había perdido.

El regreso de estas variedades, cruciales para fortalecer los sistemas agroalimentarios locales, es parte de los esfuerzos de los Sistemas Territoriales de Innovación liderados por Agrosavia, que involucran a todos los actores rurales para mejorar las capacidades agrícolas.

Le puede interesar: Gobernación de Antioquia y EPM, entregan nuevas escuelas para comunidades índigenas de Urabá

Durante los diálogos, los líderes comunitarios señalaron la pérdida de variedades ancestrales de maíz, que son de gran valor socioeconómico para los Kamëntsá. El Ministerio de Agricultura, junto con Agrosavia, descubrió que estas semillas estaban almacenadas en el banco de germoplasma La Selva en Rionegro, Antioquia.

“Confiamos mucho en ustedes, ya que desde aquí se garantizará la alimentación basada en el maíz. Sin maíz, ninguna población podría sobrevivir. Creemos firmemente que la agricultura comunitaria es la que alimentará a Colombia y al mundo con alimentos sanos y orgánicos, sin químicos, sin deforestación y cuidando los ríos,” declaró la ministra durante la entrega de las semillas.

Semillas nativas

Semillas nativas

Según los registros del banco de germoplasma La Selva, las especies nativas de Sibundoy habían sido conservadas durante unos cuarenta años.

Luego de identificar el material, se acordó con la comunidad la mejor forma de devolver las semillas. Se decidió obtener más semillas a partir de una siembra que comenzó en noviembre del año pasado y concluyó a principios de mayo de 2024. Durante este tiempo, expertos del Departamento de Semillas de Agrosavia supervisaron la plantación constantemente para asegurar la calidad de las semillas entregadas.

Lea también: 66 cupos olímpicos para Colombia en París 2024

El director de Agrosavia explicó que este proceso busca devolver los derechos de los pueblos indígenas a conservar su agrobiodiversidad, empoderándolos para mantener su identidad y recuperar la memoria relacionada con la biodiversidad agrícola del territorio. Este esfuerzo es parte del Sistema Nacional de Reforma Agraria, facilitando el intercambio de conocimientos con los pueblos originarios del país.

“El resultado de este proceso, denominado rematriación, son dos kilos de cada una de las diez variedades de maíz recuperadas. Estas semillas serán entregadas a guardianas de las semillas, quienes se encargarán de conservar y custodiar estos granos para asegurar su continuidad para las futuras generaciones,” destacó el Ministerio.

 

Gobernación de Antioquia y EPM, entregan nuevas escuelas para comunidades indígenas de Urabá

Gobernación de Antioquia y EPM, entregan nuevas escuelas para comunidades indígenas de Urabá

Más de 450 niños de las comunidades indígenas que habitan en los resguardos La Arenosa (Arboletes), Alto Caimán y Boca de Palmitas (Necoclí), Nuevo Horizonte (San Juan de Urabá) y Manuel Quintín Lame (San Pedro de Urabá), pertenecientes a las etnias senú y embera-guna dule, a partir de esta semana se benefician con cinco nuevas instituciones educativas indígenas rurales construidas por la Gobernación de Antioquia y EPM, mediante el programa Aldeas.

En total se construirán 13 escuelas gracias al convenio entre la Secretaría de Educación Departamental y EPM, en cumplimiento de los acuerdos adquiridos por la Gobernación con la Organización Indígena de Antioquia (OIA), en representación de la minga indígena realizada en 2022.

Con estas cinco escuelas en Urabá y las dos que fueron entregadas recientemente en el Bajo Cauca ya son más de 820 niños indígenas de las etnias senú y embera beneficiados, gracias a una inversión de COP 8.685.397.443, aportados en su mayoría por la Gobernación de Antioquia para cumplir los acuerdos y EPM a través del programa Aldeas, con el cual se gestionó el diseño, la construcción y el aporte de 2.000 toneladas de madera que requirieron las obras.

Las comunidades y los niños indígenas participaron en talleres de imaginarios, realizados previamente, en los que pudieron aportar desde sus tradiciones, costumbres, símbolos y creencias a los diseños de estas estructuras.

A los actos de entrega del Centro Educativo Rural (CER) Manuel Quintín Lame, asistieron el gobernador de Antioquia, Andrés Julián Rendón; la gerente ambiental y social Proyectos e Ingeniería de EPM, Ana Milena Joya; el alcalde de San Pedro de Urabá, Never Jacinto Carvajal Miranda; el secretario de Educación Departamental, Mauricio Alviar, así como, representantes de la OIA y las comunidades.

El gobernador de Antioquia, Andrés Julián Rendón, dijo que:

“Con la entrega de estas cinco escuelas, continuamos cumpliendo los compromisos acordados entre las comunidades indígenas y la Gobernación de Antioquia. Estas escuelas abren una oportunidad para las comunidades, pero, sobre todo, son un aporte concreto para que los niños y niñas avancen en su formación”.

Igualmente, el mandatario departamental aprovechó para hablar del Plan de Alimentación Escolar que apoyará con fuerza en esta región, con foco en las comunidades indígenas.

Por su parte, Adriana Pulgarín Piedrahita, vicepresidenta ejecutiva (e) Proyectos e Ingeniería de EPM, expresó la satisfacción que para la Empresa significa vincularse de manera voluntaria, mediante el programa Aldeas, a mejorar la calidad de vida de estas comunidades:

“La madera de los bosques de EPM, que cumple su período de maduración, se está transformando gracias al programa Aldeas en escuelas al servicio de las comunidades indígenas, para que los niños y niñas reciban sus clases en una espacio digno y confortable para ellos. Esa es nuestra esencia, ser promotores de desarrollo, bienestar y progreso en los territorios donde hacemos presencia”.

Una alianza exitosa por la educación de las comunidades indígenas

Desde 2017 a la fecha, y gracias a una exitosa alianza por el desarrollo educativo de las comunidades indígenas, EPM y la Gobernación de Antioquia han construido 26 escuelas rurales indígenas. Las primeras se gestaron como parte de un convenio interadministrativo celebrado entre la Gerencia Indígena de Antioquia, la Secretaría de Educación Departamental, EPM y los municipios de Ciudad Bolívar, Pueblorrico, Murindó, Urrao, El Bagre, Chigorodó, San Pedro de Urabá y Caucasia, con el propósito de “mancomunar esfuerzos para el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades indígenas en el marco del programa Aldeas para el departamento de Antioquia”.

Luego, en un segundo convenio interadministrativo, con el objeto de “cofinanciar el desarrollo de los centros educativos indígenas en el marco del Programa Aldeas, para el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades indígenas del Departamento de Antioquia”, fue firmado por las mismas entidades con los municipios de Caucasia, San Pedro de Urabá, Uramita, Chigorodó y El Bagre, para la construcción de cinco nuevas escuelas.  Gracias a este convenio, en 2021 se entregaron las escuelas El Polvillo y Río Alto San Juan en San Pedro de Urabá y Dojurá y Polines en Chigorodó.

Lea también: Paz con la naturaleza y el reconocimiento de los pueblos: temas clave del II Diálogo con la Sociedad Civil

En esta ocasión, el convenio abarca la construcción de trece nuevas escuelas indígenas, la mayoría pertenecientes a la etnia senú de resguardos ubicados en las regiones de Urabá, Bajo Cauca y el Suroeste antioqueño, en cumplimiento de los acuerdos con la minga centrados en la construcción de infraestructura educativa para sus comunidades (ver cuadro anexo):

Convenio Gobernación de Antioquia-EPM. Nuevas escuelas indígenas

Subregión Municipio Institución Sede Comunidad Estado
 

 

 

 

Urabá

Arboletes CER San Judas Tadeo CER La Arenosa Senú Entregada
Arboletes IEI Nuevo Canine IEI Nuevo Canine Senú
Necoclí CERI Boca de Palmitas Senú Entregada
Necoclí IER El Totumo CER Alto Caimán Emberá guna dule Entregada
Necoclí IEI Caracolí IEI Caracolí Senú
San Pedro de Urabá IEI Tacanal CER Tacanal Principal Senú
San Pedro de Urabá IEI Tacanal CER Estudiantes Hernández Senú
San Pedro de Urabá IEI Tacanal CERI Manuel Quintín Lame Senú Entregada
San Juan de Urabá CERI Nuevo Horizonte CER Nuevo Horizonte Senú Entregada
 

Bajo Cauca

Caucasia IER Tranquilino Rosario CERI La Lucía Senú
Caucasia IER Tranquilino Rosario CERI Balay Senú Entregada
El Bagre IER Maneska CERI La Sardina Senú Entregada
Suroeste Valparaíso CERI La María CERI La María Emberá

*IEI: Institución Educativa Indígena | IER: Institución Educativa Rural | CER: Centros Educativos Rurales | CERI: Centros Educativos Rurales Indígenas

Contexto

Aldeas es una iniciativa innovadora de EPM, en la que se emplea la madera de plantaciones forestales que cumple su período de maduración en las más de 4.000 hectáreas que la Empresa dispone alrededor de sus embalses, para darle valor agregado y social con la oferta de un portafolio de soluciones constructivas para comunidades y territorios en alto grado de vulnerabilidad socioeconómica, que habitan en zonas donde EPM hace presencia o construye y opera sus proyectos de infraestructura y mejora operacional.

Entre 2011 y 2018, mediante el programa Aldeas se entregaron 2.022 viviendas que beneficiaron a más de 10.000 personas en 23 municipios de Antioquia, quienes hicieron realidad el sueño de tener vivienda propia o mejorarla. Aldeas hoy, es mucho más que viviendas, su orientación es la gestión ambiental y social para la construcción sostenible en madera, que incluye infraestructura y equipamiento social y comunitario (escuelas indígenas y campesinas, aulas ambientales, casetas comunales, colegios, parques infantiles), infraestructura turística y estacones para cercos, entre otros, configurándose así en una solución sustentable para las comunidades.