Estos son los nuevos funcionarios nombrados por el presidente electo Gustavo Petro: voto de confianza a las comunidades indígenas

Estos son los nuevos funcionarios nombrados por el presidente electo Gustavo Petro: voto de confianza a las comunidades indígenas

El presidente electo Gustavo Petro, quien asumirá el cargo el próximo 7 de agosto, sorprendió este martes a propios y extraños con el anuncio de otras tres personas que harán parte del Gobierno entrante, todas de origen indígena.

La primera de ellas es Leonor Zalabata, la nueva embajadora de Colombia ante la Naciones Unidas, en Nueva York. Es una lideresa Arhuaca, conocida por su lucha por la preservación de la Sierra Nevada de Santa Marta y los resguardos de las comunidades indígenas.

«Mi formación y mi dedicación a los derechos humanos es de base, desde los territorios, desde el pueblo arhuaco, donde las comunidades indígenas y autoridades hemos tratado siempre de un diálogo que nos permita la paz», comentó en Blu Radio.

«Los pueblos indígenas hemos logrado en la historia de los estados permanecer, lo que nos ha llevado a estar en muchos espacios globales, en este caso, la Organización de las Naciones Unidas. Nos ha dado la oportunidad de hacer parte de estos organismos», agregó.

Por su parte, el otro anuncio importante fue la designación de María Patricia Tobón, excomisionada de la Verdad, quien será la nueva directora de la Unidad de Víctimas. Esto debido a su vasto conocimiento de la necesidad de las víctimas por su dignificación.

Ella ha documentado la vulneración de los derechos humanos en territorios indígenas, afectados por el conflicto, así como los esquemas arraigados de discriminación contra los pueblos étnicos.

Y el último de los sonados nombramientos recayó sobre Giovani Yule, líder de la comunidad indígena Nasa, quien será el director de la Unidad de Restitución de Tierras.

Yule es un reconocido activista de las protestas sociales del año pasado, en especial, en Cali y ha sido uno de los líderes que más ha insistido en que se judicialicen a los responsables de los homicidios de 160 indígenas ocurrido durante este gobierno.

Según cifras de Indepaz, desde 2016, un total de 269 líderes indígenas han muerto asesinados en Colombia, de los cuales 242 después de la firma del acuerdo de paz.

Senador Iván Cepeda propone proteger la vida de líderes sociales, campesinos, indígenas y excombatientes

Senador Iván Cepeda propone proteger la vida de líderes sociales, campesinos, indígenas y excombatientes

El senador de la República, Iván Cepeda, busca plan de medidas para que el gobierno del presidente electo Gustavo Petro pueda proteger la vida de campesinos, líderes sociales, indígenas y excombatientes, quienes defienden la paz en los territorios.

Después del acuerdo de paz firmado en el 2016 durante el gobierno de Juan Manuel Santos, alrededor de 1.000 líderes fueron asesinados.

Ante esta situación, diferentes actores políticos del Pacto Histórico buscan un plan de medidas para que el gobierno del presidente elegido pueda incluir todas las recomendaciones hechas por los organismos de control como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

«El próximo gobierno no va a tener una actitud omisiva y contemplativa frente a los asesinatos sistemáticos de líderes, lideresas sociales y excombatientes», manifestó Cepeda.

«Un fenómeno que atenta gravemente contra las comunidades en muchas partes del país y que se ha convertido durante el gobierno del presidente Duque, lamentablemente en un hecho normal», agregó.

 

En lo corrido del año, cerca de 52 líderes sociales fueron asesinados por estructuras criminales.

De acuerdo con el Observatorio de derechos humanos de la Defensoría del Pueblo, en enero se cometieron 13 homicidios; en febrero, 18; y en marzo, 21, siendo los departamentos del Cauca con ocho asesinatos, y Putumayo con siete, donde más hubo casos.

«En el nuevo gobierno sí habrá política para implementar Acuerdo de Paz: se acabará actitud contemplativa frente a asesinatos de excombatientes y líderes sociales; se castigará el robo de recursos de la Paz; aumentarán esos recursos e implementación del Acuerdo», añadió Cepeda.

Sin embargo, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) tiene datos diferentes a los suministrados por la Defensoría del Pueblo, pues cerca de 100 líderes sociales en 2022 han sido masacrados.

Macabro: encontraron muerto a Jesús Antonio Montano, líder indígena que hizo campaña por ‘Fico’ Gutiérrez

Macabro: encontraron muerto a Jesús Antonio Montano, líder indígena que hizo campaña por ‘Fico’ Gutiérrez

En las últimas horas, se confirmó la muerte del líder indigena Jesús Antonio Montano Tumiña, reconocido en el Cauca por haber hecho campaña abierta por el excandidato presidencial Federico ‘Fico’ Gutiérrez, y sobre el que pesaban graves amenazas por las disidencias de las Farc.

Montano Tumiña se encontraba desaparecido desde el pasado 5 de junio, cuando se dirigía a su finca en la vereda la Rejoya de Popayán. Sin embargo, el propio ‘Fico’ se encargó de dar a conocer la mala noticia del asesinato de su simpatizante.

Según denunció en videos, este líder indígena fue amenazado por este grupo armado ilegal, al hacer pública oposición al aspirante Gustavo Petro, del Pacto Histórico. Señalamientos que causaron revuelo entre los seguidores del candidato de la izquierda colombiana.

En la zona fue distribuido un cartel con el rostro de Montana, en el que aparecía también la descripción de la ropa con la que fue visto por última vez: un pantalón negro, una camisa blanca y carriel color café, con la esperanza de dar con su paradero. Sin embargo, fue hallado muerto.

«Me acaban de confirmar una triste noticia. Fue encontrado sin vida Jesús Antonio, perteneciente a la comunidad indígena Misak, y apoyaba desde el Cauca, mi candidatura. Estaba amenazado por disidencias Farc por apoyarme. Que dolor tan Grande», expresó Gutiérrez.

 

En Bogotá: el 100% de la comunidad Embera fue trasladada del parque Nacional a las afueras de la ciudad

En Bogotá: el 100% de la comunidad Embera fue trasladada del parque Nacional a las afueras de la ciudad

En las últimas horas, más de 800 indígenas de la comunidad Embera fueron trasladados del Parque Nacional a las afueras de la ciudad, precisamente al Parque la Florida, el cual, según el Distrito cuenta con mejores condiciones de salubridad y seguridad.

Desde septiembre de 2021, los indígenas fueron desplazados por la violencia de territorios como Chocó y Risaralda, quienes llegaron a Bogotá y ocuparon el Parque Nacional.

Asimismo, de inmediato inició la recuperación del parque por parte de la Uaesp – Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, una vez que realizaron el desmonte de las improvisadas carpas que protegieron a los indígenas por más de ocho meses.

«Cueste lo que cueste vamos a hacer una pronta recuperación del Parque Nacional. Primero es la limpieza y recolección de escombros, luego lavado y desinfección, y posteriormente la Secretaría de Salud hará operación de vectores y salud pública», manifestó Felipe Jiménez, secretario de Gobierno.

«Y para finalizar todo el equipo institucional del Distrito, liderado por la Secretaría de Ambiente, el Jardín Botánico y el Idiger, se hará la recuperación del material vegetal y zonas verdes», manifestó el funcionario.

Durante el asentamiento de la comunidad Embera murieron tres menores de edad, según los familiares de las víctimas hubo mal proceso a la hora de atender estos casos.

Con este traslado, el Distrito completa la reubicación de la totalidad de los integrantes de la comunidad indígena, además continua el proceso de traslado a sus departamentos de origen.

En lo que se refiere al retorno seguro de los Embera a sus territorios en Chocó y Risaralda, el gobierno Distrital ha realizado tres procesos, en los que han sido trasladadas 1.543 personas los días 1 y 20 de diciembre de 2021. El más reciente, el primero de marzo.

Según los datos de la Secretaría de Gobierno, ha dispuesto más de 9.100 millones de pesos para la atención de esta comunidad en temas de salud, alimentación, educación y actividades para las mujeres y personas de la tercera edad.

 

En medio de labores de patrullaje en el litoral del bajo San Juan, Chocó, Armada y Ejército trabajaron en el parto de una mujer indígena

En medio de labores de patrullaje en el litoral del bajo San Juan, Chocó, Armada y Ejército trabajaron en el parto de una mujer indígena

Cuando se encontraban en labores de patrullaje y durante el desarrollo de operaciones de control territorial y fluvial llevadas a cabo de forma conjunta entre la Armada de Colombia y el Ejército Nacional sobre el río San Juan, en el Chocó, las unidades apoyaron las labores de parto y posterior evacuación de una mujer indígena, perteneciente a la etnia Wounaan del resguardo indígena de Chachajo.

En la acción los integrantes de la comunidad se acercaron a la unidad militar a pedir ayuda para la mujer que había iniciado labores de parto y presentaba un fuerte dolor abdominal, de manera inmediata se desplegó un equipo de enfermeros militares que ayudó a la mujer a dar a luz a un bebé en buenas condiciones de salud.

Luego del parto y teniendo en cuenta que en el sector donde se encontraba la mujer no hay acceso a servicios de salud, se realizó la evacuación vía fluvial de la mamá con su recién nacido y su abuela, a bordo de una unidad de la Armada quien la condujo hasta Santa Genoveva de Docordó, cabecera municipal de Litoral del San Juan, Chocó, ubicada aproximadamente a 30 kilómetros de distancia del resguardo indígena, en donde fueron atendidos en el puesto de salud municipal.