No lleva un mes como senador y el excandidato a la presidencia, Rodolfo Hernández, estaría pensando seriamente en renunciar a su cargo, tras la buena noticia que le dio este viernes el Consejo Nacional Electoral (CNE).

La ‘W Radio’ reveló que el actual congresista, amparado por el estatuto de la oposición, como perdedor de los comicios presidenciales, habría tomado la decisión de renunciar a su curul, para lanzarse en octubre del 2023 a la Gobernación de Santander.

La determinación del CNE de entregarle el reconocimiento jurídico a la Liga de Gobernantes Anticorrupción para que se convierta en partido político, motivaría la decisión del veterano dirigente, aunque primero esperará a que en los próximos días quede en firme la resolución.

De esta manera, el también empresario podría ya aspirar a la gobernación de su departamento, región del país en la que cuenta con una gran mayoría de apoyo en el sector político, tanto independiente como tradicional.

«La única demora es que la resolución salga, y tiene que quedar ejecutoriada, que creen desde el movimiento, que podría demorarse una semana más, pero es una decisión ya tomada», expresó uno de sus asesores, Gilberto Durán.

«Hernández puede hacer más en la Gobernación que desde el Senado, su aspiración va más allá que refrendar leyes, quiere cristalizar grandes proyectos que serán de gran éxito y reconocimiento», destacó Durán.

El popular ingeniero ha manifestado que estar en el Senado es una «gastadera de tiempo, plata y saliva», y desde el mismo día de su posesión, el pasado 20 de julio, lanzó fuertes pullas a la forma en la que se delibera en el Capitolio.