Fuerte terremoto en Afganistán ya deja más de 1.000 muertos: claman ayuda

Fuerte terremoto en Afganistán ya deja más de 1.000 muertos: claman ayuda

Un terremoto sacudió en las últimas horas las provincias afganas de Paktika y Jost, en el sureste del país, y ya superó las 1.000 personas muertas, según informó Amin Huzaifa, director del departamento de Información y Cultura de la provincia de Paktika.

«Hay más de 1.000 muertos y más de 1.500 heridos. Muchas aldeas fueron destruidas» por el sismo», dijo Huzaifa.

Más temprano, el viceministro de Gestión de Desastres, Mawlawi Sharafuddin Muslim, citado por la agencia Tolo News, informó de 920 muertos.

El portavoz del movimiento talibán, Bilal Karimi, tuiteó hoy la declaración del líder supremo del movimiento, Hibatullah Akhundzada, en la cual llama a la comunidad internacional y las organizaciones caritativas y humanitarias a ayudar a Afganistán a hacer frente a la tragedia.

Karimi también informó que el primer ministro afgano, Mohammad Hasan Akhund, aprobó una ayuda de un millón de afganis (más de 1,1 millones de dólares) para las víctimas del terremoto.

Por su parte, el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), le otorgó una magnitud de 6,1 grados en la escala Richter al terremoto.

Con la información de Sputnik

Gobierno de España acogió a más de 1.700 evacuados de Afganistán, ante ataque del régimen Talibán

Gobierno de España acogió a más de 1.700 evacuados de Afganistán, ante ataque del régimen Talibán

España acogerá a 1.723 de las más de 2.000 personas evacuadas de Afganistán en agosto correspondientes a 320 unidades familiares, según el balance final de la Operación Antígona desarrollada por el Gobierno.

«En España hemos acogido a 1.723 personas y 358 adicionales han terminado derivándose hacia otras partes de la Unión Europea y los Estados Unidos», explicó en rueda de prensa el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El ministro español presentó los datos de la operación de rescate hecha por España en el aeropuerto de Kabul, tras la toma de poder del movimiento Talibán.

La Operación Antígona movilizó un total de 17 vuelos a lo largo de nueve días en que la base militar de Torrejón de Ardoz (Madrid) recibió a 2.181 colaboradores afganos de 420 familias, de las que 320 se quedarán en el país.

Del total de refugiados hay 1.672 que ya fueron enviados a centros de acogida ubicados por todo el país, y según Escrivá la «prioridad» es que «puedan empezar su nueva vida en España cuanto antes».

El responsable de Migraciones dijo que el proceso de reubicación de los evacuados fue «muy ágil» con una estancia media en la base de Torrejón de 46 horas.

La asignación a las distintas regiones españolas se decidieron tras efectuar entrevistas a las familias evacuadas con el fin de asignarles «los recursos más adecuados», teniendo en cuenta necesidades especiales, redes familiares en España y la disponibilidad de plazas.

Las unidades familiares que llegaron a España tienen un tamaño medio de cinco miembros, entre dos y tres hijos y son particularmente jóvenes, con una media de edad de entre 22 y 23 años.

Escrivá destacó la juventud de los evacuados, con un 71% de los hombres y un 75% de las mujeres menores de 30 años.

La atención de las personas acogidas se estructura en dos fases, la primera de estancia en una de las plazas del sistema y la segunda, de preparación para la autonomía, dedicada a proporcionar ayudas para cubrir necesidades básicas.

Con la información de Sputnik

Hasta que se respeten los DDHH el G7 congela la asistencia económica a Afganistán

Hasta que se respeten los DDHH el G7 congela la asistencia económica a Afganistán

El G7 aumentará la ayuda humanitaria a Afganistán pero congelará la ayuda económica hasta que se respeten los derechos humanos en el país, comunicó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Por su parte, la Unión Europea también decidió suspender su asistencia económica a Afganistán hasta que el movimiento talibán (proscrito en Rusia como terrorista), que controla la mayor parte del país, muestre sus intenciones, declaró von der Leyen.

“La asistencia económica a Afganistán ahora está congelada y permanecerá bloqueada hasta que el gobierno de los talibanes muestre sus intenciones”, dijo al término de una reunión de emergencia virtual de los líderes del G7, convocada por el Reino Unido para abordar la situación en Afganistán.

Von der Leyen especificó que la ayuda al desarrollo —1.000 millones de euros para los próximos siete años— estará condicionada al respeto de los derechos humanos fundamentales.

Además, la UE llamó a las nuevas autoridades de Afganistán a que permitan el paso seguro a todos los que deseen llegar al aeropuerto de Kabul, declaró el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

“Instamos a las nuevas autoridades de Afganistán a que permitan llegar al aeropuerto de Kabul a todos que lo deseen”, dijo Michel.

El presidente del Consejo Europeo subrayó que los afganos también deben tener la posibilidad de abandonar el país más allá del 31 de agosto.

“Varios líderes europeos abogan por extender el plazo de evacuación después del 31 de agosto, los afganos deben tener la posibilidad de salir del país después de esa fecha, si lo desean”, afirmó Michel, precisando que este tema ya se examinó con EEUU en el G7.

Al mismo tiempo, Michel señaló que es demasiado temprano determinar las relaciones con las futuras autoridades afganas.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, comunicó que los líderes del Grupo de los Siete debatieron sobre la coordinación para evacuar a las personas de Afganistán y las medidas para impedir el regreso de los terroristas al país.

“Ha sido un importante debate sobre Afganistán con la participación de los líderes del G7. La OTAN sigue coordinando las acciones para garantizar una evacuación eficaz. Todos juntos debemos garantizar que los grupos terroristas ya no puedan volver a actuar libremente desde Afganistán”, tuiteó Stoltenberg.

 

A su vez, el primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó que garantizar el tránsito libre de nacionales extranjeros y afganos que deseen ser evacuados del país centroasiático es una condición que los líderes del G7 han impuesto al mando talibán.

“La condición primordial que hemos establecido es que han de garantizar el paso seguro de los que quieran marcharse hasta y después del 31 de agosto”, señaló Johnson en declaraciones a la BBC.

Final de mes es la fecha límite que el presidente estadounidense Joe Biden ha fijado para concluir la operación de evacuación desde el aeropuerto de Kabul.

Sin embargo, el comunicado oficial de los líderes del Grupo de los Siete, difundido por Downing Street, no menciona plazo alguno y únicamente reafirma la “inmediata prioridad de asegurar la evacuación” de sus respectivos ciudadanos y sus colaboradores afganos.

Johnson subrayó en la entrevista la “considerable influencia” y la presión que los gobiernos de las siete grandes economías liberales y los organismos internacionales pueden ejercer sobre un gobierno fundamentalista en Kabul.

Mencionó de pasada recursos “económicos, diplomáticos y políticos” que podrían forzar la cooperación de los talibanes más allá del 31 de agosto.

Algunos dirán que no lo aceptan, otros espero que vean el sentido de ello, porque el G7 tiene considerable influencia económica, diplomática y política”, afirmó ante la cámara de televisión.

Johnson aseguró que los participantes en la reunión de emergencia acordaron una “hoja de ruta” sobre las futuras relaciones con el gobierno talibán, además del compromiso con el pueblo afgano con un impulso de programas de asistencia humanitaria en el conjunto de la región centroasiática.

A su vez, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, informó a sus pares del G7 que las fuerzas de su país pueden permanecer en Afganistán después de la fecha límite para el retiro de las tropas estadounidenses y aliadas el 31 de agosto.

“Hice hincapié en que Canadá está dispuesta a quedarse más allá de la fecha límite [31 de agosto], si es posible”, dijo Trudeau.

contenido tomado de:https://mundo.sputniknews.com/

Mientras duren las evacuaciones, la OTAN mantendrá tropas en aeropuerto de Kabul

Mientras duren las evacuaciones, la OTAN mantendrá tropas en aeropuerto de Kabul

La OTAN ha decidido este viernes que mantendrá su cooperación a través de “medios militares” en el aeropuerto de Kabul, en Afganistán, mientras duren las evacuaciones de sus ciudadanos y afganos en riesgo.

“Mientras continúen las operaciones de evacuación, mantendremos nuestra estrecha cooperación operacional a través de medios militares aliados en el aeropuerto internacional Hamid Karzai”, han indicado en una declaración los ministros de Exteriores de la Alianza, tras reunirse de emergencia por videoconferencia.

La salida de las tropas estadounidenses de Afganistán está prevista para el próximo 31 de agosto, pero el presidente de EEUU, Joe Biden, afirmó hace dos días que, aunque su objetivo es haber podido evacuar para entonces a sus ciudadanos y afganos que han colaborado con ellos en los últimos años, se determinará llegado ese momento qué deben hacer las tropas.

La evacuación de ciudadanos occidentales y de colaboradores afganos depende de que EEUU siga garantizando la seguridad y operabilidad del aeropuerto de Kabul, ya que los talibanes tienen ya el control del resto de la capital.

Ante la problemática social en Afganistán la ONU evacua a 100 funcionarios internacionales

Ante la problemática social en Afganistán la ONU evacua a 100 funcionarios internacionales

El miércoles, las Naciones Unidas trasladaron a Kazajstán, a unos 100 funcionarios internacionales , esto en espera a que la tensión política pueda estabilizarse luego del control del país por parte de los Talibanes.

“Esta es una medida temporal destinada a permitir que la ONU siga brindando asistencia al pueblo de Afganistán con el mínimo de interrupciones, mientras que al mismo tiempo, reduce el riesgo para el personal de la ONU”, dijo a la prensa el portavoz de la ONU Stephane Dujarric.

De esta manera se ha dispuesto que el personal evacuado por la comisión  internacional pueda desempeñar sus labores desde  una oficina temporal en la ciudad kazaja de Almaty, en donde estarán desempeñando sus servicios  de forma remota.

cabe resaltar que la organización contaba con una planta de personal de más de 300 empleados internacionales en diferentes territorios del país Afgano, así mismo tiene como empleados un poco más de 3000 empelados nativos.

Dujarric indicó que volverán al territorio luego que hayan garantías de seguridad para el desempeño de las funciones de los servidores, por eso expresó que la ONU esta dispuesta a volver, a penas sienta que “la situación lo permita”.

Así mismo agregó que la organización (ONU) está trabajando coordinadamente con otros estamentos y el gobierno Estadounidense, para proteger a los miembros del personal afgano y a sus familias quienes manifiestan encontrarse en peligro por su desempeño en la organización.

“Continuamos explorando todas las vías posibles para apoyar al personal nacional”, aseguró Dujarric.

la representante de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados en Afganistán, Caroline Van Buren, expresó a los periodistas en una intervención a  medios, que aunque la situación es tensa y se han presentado represalias como persecución, algunos miembros del personal nacional han optado por  quedarse, mientras que otros por su parte piden garantías para poder irse del país o estar protegidos mientras permanecen en el territorio.

“Especialmente las mujeres”, dijo Van Buren. “Están muy preocupadas por saber si podrán trabajar. El personal masculino está preocupado por sus hijas, si podrán ir a la escuela. Hoy, recibí la reacción de algunas mujeres que sintieron que la situación estaba volviendo a empeorar, pero la mayoría de las mujeres, si pudieran irse, se irían”, dijo.

Por su parte ACNUR ha hecho un llamado a los países vecinos, para que se solidaricen con la situación y presten ayuda humanitaria, manteniendo  abiertas sus fronteras y permitirle el asilo a los  a afganos que huyen de esta problemática social.

Según datos suministrados por Van Buren reveló que unas 20.000 a 30.000 personas se han ido semanalmente, principalmente a Irán y algunas a Pakistán, pero señaló que la mayoría de los afganos no tiene los requisitos legales como  documentos de viaje o visados ​​ para viajar al extranjero, por lo tanto muchos han optado por ingresar ilegalmente por canales irregulares.