Hablar de fútbol es hablar de una revolución que logra mover las fibras de todos los hinchas de cada equipo, dónde cada anotación remueve las entrañas de toda una fanaticada, y dónde cada sonar del pito indica la nueva revancha en el campo de juego.

Pero también es cierto que existen, los rivales, rivales que confunden que cada equipo tiene una fanaticada, y que hará hasta lo imposible por verla ganar. Dónde con cada grito emitido dará las energías a cada jugador para dar lo mejor de si.

Pero la perspectiva de ayer en el Atanacio fue otra, cómo ganado enfurecido así se mostraron la hinchada de ambos equipos, mostrando la cara amarga de lo que realmente es disfrutar de un buen partido de fútbol.

Grandes daños fue lo que se percibió en el estadio luego de que las tribunas futboleras se encontraron en medio del campeonato, tanto fue el desorden y las peleas, que miembros del Esmad tuvieron que intervenir para apaciguar la oleada de riñas y daños que se estaban presentando en el campo.

Por otra parte, en un balance entregado por las autoridades, se logró determinar que del conflicto de ayer resultaron 15 policías y 2 personas heridas.

Se dice que uno de los motivos que provocó esta imagen tan deplorable ante toda la asistentes, se debe a qué se les negó las populares «boletas económico para los hinchas»

Por otro lado, se dice que este acto de vandalismo ya se había concretado por las redes sociales, dónde apuntaban a cómo cometer esos actos tan deplorable, que lo único que trajo consigo fue los grandes daños que le producieron al estadio, y dejando como víctimas a las personas que fueron asistidas en centros hospitalarios.

Finalmente, lo único que se puede deducir de todo esto, es que al final que quién más sufrió todo este vandalismo fue el estadio de campo futbolero.