La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, destacó el importante rol que están desempeñando los extranjeros en la dinámica que está experimentando el precio de la vivienda en el Valle de Aburrá.

Dentro del flujo total de visitantes no residentes que recibe anualmente el departamento de Antioquia, el 95% se concentra en esta zona; se estima que entre 2021 y 2022, 607.000 extranjeros no residentes visitaron esta región. Esta considerable afluencia se ha mantenido durante varios años, y aunque se vio afectada por la llegada de la pandemia, la recuperación fue rápida.

El gremio de los bancos del país resaltó que el aumento en la llegada de extranjeros ha estimulado el uso de plataformas de alquiler de inmuebles para arrendamientos cortos, como ocurre con Airbnb, que desde 2020 ha experimentado un crecimiento del 66% y permitió canalizar la significativa cifra de US$62 millones a la región el año pasado.

Dicha situación, si bien dinamiza la economía local y valoriza los inmuebles existentes, también altera la proporción de construcción de vivienda de precio medio y alto en favor de la de interés social, dado que encarece el uso del suelo, a la vez que genera una limitación parcial de la oferta de viviendas que, en otro escenario económico, podrían destinarse al arriendo permanente.

El gremio destacó que esto se ve reflejado en una disminución importante en la disponibilidad de alquileres a largo plazo y en el aumento de los costos de arrendamiento, entre otros aspectos. “Si bien estos cambios obedecen a la dinámica del mercado y están a asociados a la densificación y el aumento del turismo, implica para algunas familias la necesidad de mudarse a espacios más económicos, por lo que se hace muy relevante considerar desde la política pública las herramientas necesarias para combinar estos procesos con el desarrollo proyectos de vivienda de interés social (VIS)”, resaltó la Asociación.

Por otro lado, se reveló que al analizar el valor del metro cuadrado en la zona, este pasó en promedio de $4,3 millones en 2021 a $5,7 millones en junio de 2023, lo que representó un sustancial crecimiento del 32%. Así las cosas, Asobancaria recalca la importancia de buscar mecanismos para que se puedan hacer desarrollos VIS.

Comparte en tus redes