En el año 2023, la Alcaldía de Medellín emprendió una colaboración crucial con Coomerca, la cooperativa de comerciantes de la Plaza Minorista José María Villa. El objetivo central de esta alianza estratégica fue la recuperación de más de 40.000 kilos de frutas y verduras con el propósito de beneficiar a comunidades vulnerables.

El proyecto, enmarcado en el manejo de pérdidas y desperdicios de alimentos no comercializables pero aptos para el consumo humano, se propuso entregar estos productos a 1.436 familias necesitadas entre mayo y diciembre.

La administración distrital ejecutó con éxito la creación de 1.787 paquetes que contenían los alimentos recuperados. Para ello, se implementó una ruta meticulosa que abarcaba todos los rincones de la plaza, recogiendo las donaciones de frutas y verduras.

Estos productos, después de pasar por un proceso riguroso de clasificación, lavado, desinfección y empaque, se aseguraron de cumplir con los más altos estándares de calidad antes de ser distribuidos entre las familias beneficiarias, brindando un enfoque integral para abordar las necesidades alimentarias de la comunidad.

Una estrategia exitosa en la Minorista

La alianza estratégica entre la Alcaldía de Medellín y Coomerca, respaldada por la investigación del Equipo de Seguridad Alimentaria y Nutricional, ha resultado en un cambio significativo para las comunidades beneficiadas. Gracias a este esfuerzo conjunto, el 80% de los hogares que han recibido este apoyo han logrado incorporar una comida adicional diaria, mientras que el 60% de las familias han comenzado a integrar frutas y verduras en su dieta, mejorando así sus condiciones nutricionales.

Estos resultados son esenciales para el avance de Medellín hacia su objetivo de convertirse en una Ecociudad, contribuyendo de manera tangible a la reducción de los niveles de inseguridad alimentaria en la región.

Cada entrega de alimentos va acompañada de encuentros educativos que abordan temas fundamentales como la disminución de pérdidas y desperdicios de alimentos, la promoción de una alimentación saludable y las prácticas adecuadas de manipulación de alimentos en el hogar.

Este enfoque integral busca no solo proporcionar recursos, sino también empoderar a las comunidades con conocimientos esenciales para un manejo sostenible de los alimentos y mejorar su seguridad alimentaria de manera duradera.

Adicionalmente, la recolección semanal de productos aprovechables no se limita a la distribución directa, sino que también incluye la selección de 50 a 60 kilos adicionales de frutas y verduras con un mayor grado de maduración.

Estos productos son procesados por el Equipo de Seguridad Alimentaria de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, transformándolos en mermeladas, zumos y conservas.

Comparte en tus redes