El patrullero extorsionaba a un comerciante de gas, con no decomisar las pipetas de gas que almacenaba el hombre de manera irregular, según el juez.

Ocho años y diez meses tendrá que pagar de prisión, el patrullero Anthony Tobi Ruiz, por el delito de concusión en concurso homogéneo y sucesivo, además, deberá pagar una multa de 76 salarios mínimos legales vigentes.

Según las investigaciones por parte de la Fiscalía General de la Nación, el hombre extorsiono en dos oportunidades a un comerciante de gas propano en la ciudad de Medellín, este al parecer le solicitaba la suma de 400.000 pesos cada una, para no decomisar el material que se encontraba en una bodega, los hechos se habrían presentando en febrero y abril del 2019.

Además, el expatrullero había exigido en otra ocasión pago a otras personas para dejar en libertad a este hombre, luego de una captura, además, con esto también pretendía devolver una motocicleta que había sido inmovilizada.