fbpx
Tras la expedición del decreto 098 del 28 de enero de 2020, firmado por el Presidente de la República, Iván Duque; el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla; la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez; y el Director del DNP, Luis Alberto Rodríguez, las empresas que exploten recursos naturales no renovables podrán ejecutar proyectos de inversión para el desarrollo, beneficio y cierre de brechas de los municipios donde ejecutan actividades extractivas.
«Firmamos el decreto de Obras por Regalías, un instrumento revolucionario en la manera como se ejecutan las regalías. Será siempre en coordinación con los alcaldes porque son quienes deciden cuál es la obra pertinente para su región. Esto va a permitir la opción de poner el conocimiento que tienen las empresas productoras de minería e hidrocarburos en ejecución de proyectos al servicio de las comunidades», expresó la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.
Las empresas interesadas en ejecutar Obras por Regalías deben haber percibido ingresos superiores a los $1.151 millones de pesos aproximadamente ($1.151.814.700) durante la vigencia fiscal anterior y establecer un acuerdo con la entidad territorial (Alcaldías y Gobernaciones) donde ejecutan actividades extractivas, con el fin de formular y ejecutar proyectos de inversión.
En este decreto se priorizan proyectos relacionados con la construcción de infraestructura en servicios públicos, vías terciarias, proyectos agrícolas y productivos, en el sector urbano y rural, los cuales deberán estar en concordancia con el Plan Nacional de Desarrollo y los Planes de Desarrollo Territoriales, y se acogerán a lo dispuesto en el Sistema General de Regalías. En este 2020 hay disponibles $10,5 billones de pesos para ejecución, de los $24 billones de pesos del presupuesto total del bienio 2019-2020.
«Cuando uno ve los temas de regalías, el problema no es la generación de las inversiones sino que muchas veces entre la aprobación y ejecución del proyecto la obra nunca llega o se demora mucho. Con esta herramienta agilizamos la ejecución de las regalías para que las empresas productoras sean una palanca que ayude a adelantar los proyectos y que las obras lleguen más rápido a las regiones. Queremos generar un quiebre para que las compañías estén más vinculadas con el desarrollo regional, más allá de solo el pago de las regalías», destacó la Ministra.
¿Cómo funciona?
Los proyectos acordados entre las empresas y las entidades territoriales durante 2020 seguirán el mismo proceso que se sigue actualmente en el Sistema General de Regalías. Esto quiere decir que una vez suscrito el documento de acuerdo, el proyecto debe ser presentado ante el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) para su aprobación y con ello se dará inicio al proceso de contratación.
Cabe resaltar que este año se reglamentará en el Congreso de la República la reforma al Sistema General de Regalías y este procedimiento de aprobación puede cambiar para 2021 según se reglamente en la ley.
La contratación de los proyectos se realizará a través de una fiducia mercantil, donde se consiga el total de la inversión, seleccionada por la empresa productora. La fiducia emitirá los lineamientos para la selección del contratista quien ejecutará el proyecto de inversión.
La selección de la interventoría se realizará a través de la fiducia mercantil. Para ello, el Departamento Nacional de Planeación, en coordinación con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y el Ministerio de Minas y Energía, determinarán la entidad del orden nacional que emitirá los lineamientos técnicos para el proceso.
La empresa productora iniciará el proceso de reconocimiento de pago ante la Agencia Nacional de Minería o la Agencia Nacional de Hidrocarburos, según sea el caso, una vez se termine y entregue el proyecto, y la entidad territorial beneficiaria certifique su completa ejecución, previo concepto de la interventoría.
El recurso con el cual se financiará el proyecto de inversión es de origen y naturaleza privada, hasta que se realice la aceptación del pago por la Agencia Nacional de Hidrocarburos o la Agencia Nacional de Minería, según corresponda.
El valor de los proyectos podrá corresponder al total de la asignación directa para el bienio que la entidad territorial tenga disponible. Para afectar recursos de bienios posteriores, deberá cumplir lo dispuesto en las reglas del Sistema General de Regalías.