fbpx

La mayoría de los sectores productivos mostrarán un dinamismo importante. En particular, estimamos que el sector de la construcción crezca 2.7% y el sector financiero 6,4%.
Durante 2019 el crecimiento económico mundial fue moderado, las tensiones arancelarias entre Estados Unidos y China generaron fuertes repercusiones sobre la economía y los mercados financieros globales, en el caso de Colombia, el país mostró un mejor desempeño que sus pares, de acuerdo con nuestras estimaciones el crecimiento económico cerrará en 3,2%. Desde Asobancaria estimamos que la actividad económica del país para 2020 crecerá 3,4% lo que representaría un incremento de 0,2 pp respecto al cierre del año anterior.

De igual manera, consideramos a nivel sectorial, que esta aceleración obedecería a un incremento del consumo de los hogares que esperamos presente una variación del 4,6%, la cual estaría soportada por una política monetaria expansiva, por el anclaje de las expectativas de inflación y por el dinamismo de las remesas. Así mismo, estimamos que esta dinámica de crecimiento se vea estimulada por la inversión que, con la entrada en vigor de los beneficios tributarios al descuento del IVA en los bienes de capital, se acerque a niveles de 4,8%. Aunado a lo anterior, también se prevé que los siguientes factores contribuyan a esa senda de crecimiento: (i) los beneficios asociados al descuento del 50% en el pago del impuesto de industria y comercio y (ii) la reducción de la tarifa de renta corporativa al 32%.

Por el lado de la oferta, no esperamos que ningún sector exhiba una variación negativa durante este año. Por el contrario, la mayoría (10 de 12) de los sectores productivos mostrarán un dinamismo importante. En particular, estimamos que el sector de la construcción crezca 2.7% (después del pobre desempeño de 2019, -1,4%), como resultado del crecimiento del subsector de obras civiles y de una menor desaceleración de edificaciones. Entre tanto, el sector financiero presentará el mayor crecimiento (6,4%), en respuesta a una expansión de la cartera comercial y a un ambiente más propicio para la inversión.

Si bien prevemos que persistirán varios de los riesgos externos y locales, esperamos que la economía colombiana continúe recuperándose, por ello, bajo este contexto, Asobancaria realizará la vigésimo segunda versión del Congreso de Tesorería en el Hotel Hilton de Cartagena el 6 y 7 de febrero. Estamos seguros de que este es uno de los eventos de mayor importancia sobre temas económicos y financieros en el país y cumplirá con las expectativas de los asistentes; será un espacio de diálogo, debate y reflexión sobre los desafíos de la política económica mundial, la coyuntura interna y los demás retos que el país y, en particular, las tesorerías enfrentarán durante este año.