La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) informó que, a septiembre, el saldo total de la cartera de sus entidades agremiadas alcanzó los $539,46 billones de pesos. Del total, el 50,34% corresponde a crédito comercial, el 30,52% a consumo, el 18,82% a vivienda y el 0,32% a microcrédito.

En cuanto a la vivienda, la asociación indicó que el saldo de la cartera fue de $105,3 billones de pesos, mostrando un crecimiento nominal del 8% en comparación con los $97,5 billones reportados al tercer trimestre del año anterior. El 72% del monto corresponde a crédito hipotecario, el 26% a leasing habitacional y el 2% a cartera titularizada.

Respecto a los desembolsos de las Operaciones de Financiación de Vivienda (OFV), se observa una recuperación significativa, donde este indicador ha evolucionado de la siguiente forma: 29.400 en el primer trimestre, 70.900 en el segundo trimestre de este año y, con corte al tercer trimestre, ya se están reportando 117.300 operaciones.

Es relevante señalar que la proyección desde el gremio representativo del sector financiero colombiano sugiere que la cartera de vivienda cerrará 2023 en $107,5 billones de pesos, con un crecimiento del 6,31% respecto a los $101,12 billones de pesos informados en 2022. Para 2024, las previsiones son más alentadoras, ya que Asobancaria anticipa un crecimiento del 8,19% hasta los $116,30 billones de pesos.

“Las tasas de interés ya comenzaron a bajar por parte del Banco de la República, y eso debería permitir que, con algún rezago, las tasas de interés de los bancos comerciales empiecen también a bajar. Esto les facilitará el camino a los hogares para poder cumplir su sueño de adquirir casa propia», indicó Guillermo Alarcón, director de Vivienda y Leasing de Asobancaria.

Comparte en tus redes