fbpx

Luego de que la plenaria del Senado de la República aprobara este jueves la conciliación del proyecto de ley de habeas data, conocido como borrón y cuenta nueva en centrales de riesgos, la iniciativa pasa a revisión de la Corte Constitucional y, tras ese control, a sanción presidencial.

El trámite ante el tribunal constitucional tiene su fundamento en que se trata de un proyecto de ley que modifica la ley estatutaria 1266 de 2008.

El Senador Luis Fernando Velasco, afirmo que el proyecto arreglará el historial crediticio de millones de colombianos y beneficiará a aquellos ciudadanos a quienes les han suplantado la identidad y aparecen reportados con deudas que nunca asumieron. “A los estudiantes del Icetex, campesinos con pequeños créditos, víctimas del conflicto, mujeres rurales, van a salir mucho más rápido cuando se pongan al día en sus obligaciones. Lo mismo el sector turístico y de restaurantes”, agregó el senador.

El proyecto señala que los ciudadanos que se pongan al día en sus obligaciones crediticias dentro del primer año de la ley saldrán de las centrales de riesgo cuando el reporte cumpla seis meses. Será como una especie de amnistía. Si en el momento de cumplir con la deuda el reporte ya tenía seis meses, se retirará de inmediato o en el tiempo que reste para cumplir con esos seis meses.

Además, el proyecto señala que no habrá reportes negativos ante las centrales de riesgo hasta el 31 de diciembre del 2020, teniendo en cuenta la emergencia desatada por el nuevo covid 19 en el país. Por otra parte, la consulta de la información crediticia será gratis en todos los canales y esta no disminuirá la calificación.

También se explica que cuando la obligación no se solucione, el dato caducará a los ocho años. Comparada con la legislación vigente, dicho dato caduca a los 14 años “y, normalmente, inducen a la persona a revivir la deuda, evitando que caduque”. Se hace la claridad de que esta acción no significa que la obligación prescriba.

Asimismo, se prohíbe la consulta de los reportes en las centrales de riesgo como requisito para otorgar un empleo y las víctimas de suplantación, con solo una comunicación y adjuntando las pruebas del fraude la entidad financiera, deberán ser retiradas de los reportes negativos.