La Fiscalía General de la Nación logró una contundente condena contra Orlando Parra Ramírez, conocido como alias «Carlos», el máximo cabecilla de la estructura Ismael Ruiz de las disidencias de las FARC. El líder insurgente aceptó su responsabilidad mediante un preacuerdo por los delitos de concierto para delinquir agravado, reclutamiento ilícito y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

Según la investigación realizada por un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, alias Carlos fue el principal artífice de ataques contra las fuerzas militares y la infraestructura eléctrica en las regiones de Tolima, Cauca, Valle del Cauca y Huila. Además, se le atribuyó la presión e intimidación para exigir el pago de extorsiones a pobladores, comerciantes y transportadores del sur de Tolima.

La captura de alias Carlos se llevó a cabo el 27 de febrero de 2021, en la vereda Las Cavernas de la Primavera, en Rioblanco (Tolima), en una operación conjunta con el Ejército Nacional, la Fuerza Aeroespacial Colombiana y la Policía Nacional. Durante la operación, se logró rescatar a una adolescente que había sido reclutada por la organización criminal.

La investigación reveló que alias Carlos ejercía un papel crucial en el reclutamiento de menores de edad, siguiendo los lineamientos de la estructura Ismael Ruiz. Dos menores, rescatadas en diferentes operativos, fueron trasladadas a Ibagué (Tolima) para el restablecimiento de sus derechos.

En virtud del preacuerdo, un juez penal especializado de Ibagué condenó a Orlando Parra Ramírez a ocho años y un dos meses de prisión. La sentencia refleja la gravedad de sus acciones, que involucraron no solo la participación en actividades criminales, sino también el reclutamiento de jóvenes, afectando la seguridad y la integridad de la población civil.

La condena resalta la firme postura de la justicia contra aquellos que perpetúan la violencia y la explotación de menores en el país, subrayando la importancia de continuar trabajando en la desarticulación de organizaciones criminales y en la protección de la población vulnerable.

Comparte en tus redes