China realiza el lanzamiento de nuevos desarrollos tecnológicos enfocados en el ámbito de la guerra, y en esta ocasión lanza un prototipo de helicóptero que se asemeja más a una nave espacial (OVNI); Llamada el “Súper Tiburón Blanco”, el diseño de esta aeronave se parece más a imágenes de películas de ciencia ficción de los años 50 que a la tecnología del siglo XXI. Pero China insiste que el helicóptero armado fue diseñado para el “futuro campo de batalla de la información digital”.

El diario chino Global Times publicó una galería de imágenes de la aeronave, calificándola de fusión de diseños de helicópteros modernos y probados, como los estadounidenses AH-64 Apache y el CH-53 Sea Stallion, así como los helicópteros rusos Ka-52 y Mi-26. También tiene el diseño de ala combinada empleado por aviones furtivos, incluido el bombardero estadounidense B-2.

El Súper Tiburón Blanco mide 7,6 metros de largo, casi 3 metros de altura y tiene espacio a bordo para dos tripulantes. Los dibujos esquemáticos muestran que su cubierta exterior cubre rotores y motores, lo que presumiblemente le daría al helicóptero la capacidad de sigilo porque cualquier ángulo agudo estaría cubierto, lo que dificultaría la detección del radar, el prototipo fue exhibido la semana pasada en la Exposición de Helicópteros de China en Tianjin.

Por otro lado, no sería el primer diseño inspirado en los ovnis, en la década de 1950, la compañía canadiense AV Roe (Avro) Aircraft desarrolló un equipo de aspecto similar, que finalmente fue construido y probado por el ejército de EE. UU.Las pruebas de vuelo mostraron que el VZ-9 Avrocar se volvió inestable cuando se alejó más de un metro del suelo, y solo pudo alcanzar una velocidad de 56 kilómetros por hora, más lento que la mayoría de los límites de velocidad en carreteras los Estados Unidos. Esta tecnología ha recorrido un largo camino desde 1961, cuando el ejército de Estados Unidos desechó el proyecto Avrocar. Y China se ha puesto a la vanguardia del desarrollo de nuevas tecnologías militares en los últimos años así que vale la pena seguir la evolución del Súper Tiburón Blanco.