El United Airlines Field at the Memorial Coliseum fue testigo de un emocionante enfrentamiento entre la Selección Colombia y México, donde los ‘cafeteros’ lograron una remontada espectacular para cerrar el año de manera triunfal bajo la dirección de Néstor Lorenzo.

Los errores de Colombia le dieron aire a México

El inicio para Colombia no fue el mejor y solo empezó a encontrar su ritmo con el pasar de los minutos. Sin embargo, un error de Jorman Campuzano en una salida queriendo hacer una jugada individual, les permitió a los mexicanos adelantarse en el marcador. Con el 1-0, ambos equipos se fueron al descanso.

Como si no hubiese sido suficiente, el equipo centroamericano aumentó la ventaja, cinco minutos después de haberse reanudado el partido. Esta vez, fue el arquero David Ospina el que se equivocó y propició que Guillermo Martínez pusiera el 2-0.

La remontada colombiana para sellar un triunfo agónico

Aunque la primera mitad y los primeros minutos del segundo tiempo fueron algo tormentosos, la segunda mitad fue el escenario de la resurrección colombiana. Samuel Velásquez y Andrés Felipe Reyes desataron la furia ofensiva que llevó al equipo a descontar y empatar el marcador. Roger Martínez, con un disparo magistral, niveló el juego a los 69 minutos.

Los cambios estratégicos de Lorenzo, especialmente la entrada de Mackalister Silva y Carlos Andrés Gómez, inyectaron nueva vida al equipo. En tiempo de reposición, una jugada destacada de Silva permitió a Gómez asegurar la victoria con un remate potente.

Este resultado le permitió a Colombia, no solo derrotar a México, sino consolidar el invicto bajo la dirección de Lorenzo. La determinación y actitud mostradas por la Selección Colombia durante todo el año resaltan su capacidad para superar obstáculos y destacar en momentos cruciales. El equipo ha demostrado una vez más su habilidad para sufrir y sacar su potencial cuando más importa, cerrando el 2023 con una nota alta y generando expectativas prometedoras para el futuro.

Comparte en tus redes