Cartagena, 29 de febrero de 2024. Hoy empezó formalmente el desmonte de la torre Aquarela, ubicada en inmediaciones del Castillo de San Felipe, en Cartagena. La decisión obedece a la amenaza que esta edificación representa para la conservación por parte de la ciudad del título de Patrimonio de la Humanidad, otorgado por la Unesco en 1984.
El acuerdo de demolición progresiva se logró en enero pasado entre el Ministerio de las Culturas, las Artes y los Saberes y la Alcaldía de Cartagena, quienes coincidieron en que el desmonte debe hacerse de forma manual, piso a piso.
La operación tendrá un costo de 11 mil millones de pesos, asumidos en su totalidad por la Alcaldía, luego de una demanda interpuesta por el Ministerio de las Culturas, como resultado de una acción popular, por la violación a las disposiciones del POT que limita el número de pisos, en el sector.
La Procuraduría General de la Nación coadyuvó en esta demanda. La sentencia del Ministerio público expresa que se vulneraron los derechos colectivos al goce del espacio público, su utilización y defensa, y a la realización de las construcciones, edificaciones y desarrollos urbanos, respetando las disposiciones jurídicas. Igualmente declara amenazados los derechos colectivos del patrimonio público y cultural de la Nación.

Inicio de la demolición

En la mañana de hoy la inspectora de Policía procedió a realizar el secuestro del inmueble, para darle vía, a partir de ese momento, al proceso de desmonte.

Lea También: Se acaban los caballos cocheros en Cartagena

“Estamos hablando de la recuperación de 619 metros de espacio público que invade la que ha sido considerada una mole”, precisó Luisa Trujillo, secretaria general del Ministerio de las Culturas, en declaraciones a Avanza el Cambio​, programa de la Secretaría para las Comunicaciones y Prensa de la Presidencia de la República.
La funcionaria explicó que “el Ministerio está acompañando este proceso, porque tenemos como objetivo fundamental proteger el patrimonio de todos los colombianos y, por supuesto, la declaratoria de patrimonio de la humanidad de Cartagena, por parte de la Unesco”.

Patrimonio mundial

Colombia ha presentado informes bianuales (2019 – 2021 – 2023), notificando los avances jurídicos en torno al proyecto de demolición, para que Cartagena siga siendo parte de la lista de patrimonio mundial.
Sin embargo, el Ministerio advierte que se debe entregar un informe actualizado ante la Unesco el 1 de diciembre de 2024 para que la ciudad siga conservando ese título. Para esa fecha, el edificio debe estar fuera de la zona de protección patrimonial.
“Desde el Ministerio de las Culturas, las Artes y los Saberes, vamos a adelantar siempre todas las acciones de prevención y supervisión para proteger el patrimonio cultural de los colombianos”, aseveró la viceministra Trujillo.
Trujillo pidió a los curadores rigurosidad en el cumplimiento de las normas nacionales y territoriales, con el fin de que situaciones como esta no vuelvan a ocurrir: “que nunca más tengamos que devolver una construcción que afecte el patrimonio de todos”, concluyó la viceministra.
Comparte en tus redes