fbpx

Esta celebración la proclama la Asamblea de la Okinawa Karate Mundial (OGW) desde el año 2005, con el fin de recordar al mundo estas tradiciones Chinas y su gran cabida en el Arte que contiene.

La traducción al español de la palabra Karate es «el camino de la mano vacía” y es el arte marcial, sus raíces son de la China, pero se popularizó y extendió por todo Japón, específicamente en las islas Ryukyu, actualmente conocidas como la prefectura de Okinawa.

La mayoría de sus movimientos están basados en estilos chinos o WuShu y en menor medida de otras disciplinas provenientes del sudeste oriental, como Tailandia, Filipinas e Indonesia.

En Colombia, según la Federación Colombiana de Karate – DO tuvo origen en una población del nororiente de Cundinamarca: Villapinzón, donde se practicó por primera vez el 5 de agosto de 1963 por un grupo dirigido por el médico Jaime Fernández Garzón, quien practicaba el estilo Shorin Ryu Shido Kan, que aprendió durante sus estudios en Argentina. En el año de 1965, Bogotá conoció el Karate a través de exhibiciones en el Parque Nacional, Plaza de Toros y el barrio Polo Club.

En 1967 el Dr. Fernández funda el primer Dōjō que hubo en Bogotá: La Academia Colombo Japonesa que funcionó en la calle 13 No. 9-64.

En actualidad, la federación dirigida por el Sensei Eliecer Julio Solera Sánchez, tiene afiliadas las ligas de Karate de Antioquía, Atlántico, Bogotá, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cauca, Casanare, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, Guajira, Huila, Magdalena, Nariño, Quindío, Santander, San Andrés, Norte de Santander, Sucre, Tolima, y Valle.

Las políticas de la F.C.K., han permitido lograr la unificación administrativa del Karate – Dō en Colombia, acogiendo a las organizaciones privadas y apoyándolas para la conformación de las diferentes Ligas de acuerdo con la división política del país.

Delegaciones de Colombia han participado en campeonatos Bolivarianos, Centroamericanos, Suramericanos, Panamericanos y Mundiales.

Fuentes:

https://cutt.ly/Gek9zKb
https://cutt.ly/Oek9xIF