El 2022 fue un año clave para la reactivación económica de Colombia en donde se avanzó de manera significativa en el desarrollo del país.

“Desde el sector bancario, el saldo total de la cartera creció 16,8% respecto a 2021, alcanzando $642,5 billones, contribuyendo a la dinámica económica de Colombia en donde aportamos 0,3 puntos porcentuales al crecimiento del PIB nacional. Estos buenos resultados económicos también generaron para el país un impacto positivo a nivel social y ambiental, aspectos en los que la banca cada vez aumenta más sus capacidades y esfuerzos para generar valor compartido a todos los grupos de interés en los que incide”, resaltó Jonathan Malagón, presidente de Asobancaria.

El líder gremial hizo énfasis en que la digitalización de la banca ha posibilitado que más del 70% de las transacciones se realicen a través de canales digitales, lo cual ha permitido ofrecer servicios financieros cada vez más eficientes, ágiles y seguros.

Añadió que esto “ha generado un efecto en cadena sobre la inclusión financiera donde hemos conseguido como sector que el 92,1% de adultos cuenten con al menos un producto financiero. Paralelo a ello, tenemos la responsabilidad de trabajar por la Educación Financiera de quienes acceden al sistema financiero, donde hemos trabajado con nuestras entidades agremiadas y el Gobierno Nacional en programas que han fortalecido los conocimientos, habilidades y aptitudes económicas de personas en zonas rurales y en los jóvenes que cursan los grados 9°, 10° y 11°”.

Comparte en tus redes