Antioquia, 13 de marzo de 2024.  Según la Asociación Colombiana de Medicina del Sueño (ACMES), en Colombia el 59% de la población padece algún trastorno de sueño y más del 40% necesita tomar alguna pastilla para poder tener un descanso reparador. Además, el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos, estima que entre 50 y 70 millones de personas en el mundo tienen trastornos del sueño continuos. Los más

comunes son el insomnio, la apnea del sueño, parálisis del sueño, sonambulismo, síndrome de las piernas inquietas, y la narcolepsia o hipersomnio, un trastorno del sueño que genera somnolencia durante el día.

“Los trastornos del sueño pueden afectar profundamente la calidad de vida de las personas. Contar con un sueño reparador es vital para la salud mental y física, ya que estos trastornos suelen ser una de las causas más comunes de irritabilidad, estrés, y en casos más graves puede aumentar el riesgo de enfermedad cerebrovascular, pérdida de la memoria, diabetes y deterioro en los huesos, entre otras patologías. Por esta razón, el diagnóstico oportuno de estos trastornos es el primer paso crucial hacia una mejor calidad de vida,” comenta la Dra. Johana Valderrama, neuróloga clínica del Hospital San Vicente Fundación Medellín.

Lea También: Cuide sus riñones: consejos para una vida renal saludable

Los trastornos del sueño son alteraciones notables en el modo de dormir de las personas. Si no son tratados a tiempo, pueden afectar el estado de salud general y el desempeño en las actividades cotidianas, generando adormecimiento, depresión, ansiedad, falta de concentración y energía. La ausencia de sueño, además, puede aumentar el riesgo de deteriorar la salud de pacientes que padecen de otras condiciones médicas como asma, pólipos nasales, rinosinusitis crónica y dermatitis atópica, entre otros.

“Los síntomas más frecuentes son que el paciente no logra conciliar el sueño, o duerme mucho. Asimismo, cuando la respiración se detiene o se hace muy superficial durante el sueño, la persona puede estar presentando una apnea de sueño, la cual se considera el trastorno más frecuente y complejo de tratar. En estos casos, el paciente puede presentar fuertes dolores de cabeza y agotamiento. El Hospital San Vicente Fundación Medellín cuenta con el servicio de Laboratorio del Sueño y Neurofisiología, el cual se encarga del estudio electrofisiológico del cerebro en diferentes enfermedades, entre estas, las alteraciones del sueño. Usualmente, los pacientes llegan con órdenes para estudios más exhaustivos por parte de los diferentes especialistas como neurólogos, neurocirujanos, psiquiatras, internistas, neumólogos, entre otros,” comenta la Dra. Johana Valderrama, neuróloga clínica del Hospital San Vicente Fundación Medellín.

El Hospital San Vicente Fundación Medellín cuenta con un equipo multidisciplinario enfocado en el diagnóstico oportuno del trastorno para ofrecer un tratamiento personalizado. La institución cuenta con un laboratorio del sueño, el cual funciona 24 horas al día y realiza estudios de polisomnografía basal adulto y neonatal; este examen se realiza con el objetivo de registrar las ondas cerebrales, los niveles de oxígeno en la sangre y la frecuencia cardíaca y respiratoria mientras que el paciente duerme. Además, ha probado ser una herramienta diagnóstica precisa.

El Servicio de Laboratorio del Sueño y Neurofisiología del Hospital se une a la conmemoración del Día Mundial del Sueño, invitando a cualquier persona que no consiga tener un sueño reparador a consultar con su médico de cabecera. La falta de sueño no es un problema menor y por esto no debería ser normalizado, pues el sueño es esencial para tener un óptimo estado de salud y una mejor calidad de vida.

Comparte en tus redes