Al parecer el villano quiere dar el tránsito a Héroe, tras hacer una propuesta de heredar la cuantiosa cifra de su mafia que está estimada por más de 12 millones de dólares. Una cantidad irrisoria tal vez para el propio capo, que se sabe por lógica misma, o si bien se quiere entrar en detalles de sus movimientos de ruta, mercados internacionales, trafico, microtráfico, lavado de activos, propiedades etc, no es difícil establecer que esa cuantía es tan solo la punta del iceberg de su real fortuna, siendo tan solo una migaja la cual ahora pretende ceder como una limosna, con el objetivo de redimir en algo  su imagen ante el mundo, o al menos en su país y aún más a las comunidades indígenas  en donde  pretende presentarse como un ser bueno, alado, por lo que cabe resaltarlo como el mesías del narcotráfico, el cual pario la inmaculada cocaína  al darle con un polvo de vida.

Ahora bien, espero que con esta tramoya, los mexicanos (en sí, la población más vulnerable a este tema que son las clases bajas), como aún más las comunidades indígenas, no caigan en idolatrar la imagen del “Chapo” Guzmán, aunque lo dudaría, ya que la cultura mexicana es muy dada a la veneración y a dejarse influenciar por este tipo de enmiendas. Ya de hecho, se está brindando culto a su imagen en su natal Badiraguato, Sinaloa, en donde se hace procesiones en su nombre, y aún hay todo un negocio alrededor de su imagen que es expuesta como un santo, un dios. Por lo que bien, se esperaría se expandiera esta religión por así llamarla, en donde su doctrina mundana tiene como base lo muerte, la violencia, la desaparición, tortura, todas unas características detestables que objetan de buenas a primeras sus seguidores, quienes han dejado manipular sus sentimientos, por hechos como este en donde el propone se le ceda una dádiva a una población que ya viene poniéndole el halo, al considerarlo aún como milagroso.

El chapo quien fue sentenciado a cadena perpetua el 17 de julio (2019), por las autoridades estadounidenses, quien le imputó 10 cargos, entre estos por narcotráfico, determinó recluirlo en una cárcel de máxima seguridad en la penal federal de ADX Florence, Colorado.

Los abogados de Joaquín  “el chapo” Guzmán, están a la espera de la solicitud que ha hecho su representado, quien después de robarle propiedades, tierras, y aún más la vida a muchos personas, ahora con ínfulas de Robín Hood, piensa darle partecita de su riqueza mal obtenida, acumulada ilícitamente, y entregársela a los pobres, en este caso representados en los indígenas, que les parecerá un acto de grandeza el ofrecimiento, que viene bañado de sangre ajena, lo cual es más parecido a un ofrenda profana.

De esta manera el presidente López Obrador, esta por definir si acoge o no la propuesta del narco-mesiánico el “Chapo” Guzmán, quien lo hizo saber así a través de una llamada hecha el pasado 19 y 26 de agosto, a sus familiares, en donde solicitó manifestarán su intención que el dinero confiscado por E.E.UU, les sea otorgado a las comunidades indígenas de su país, una idea que no le parece descabellada al mandatario López Obrador, quien lo está evaluando, por lo que anunció que esta activando mecanismos legales para hacer posible que ese dinero se retorne a México para así, darle un uso adecuado, que bien podría ser el propuesto por el narcotraficante.