La presente investigación periodística tardó poco más de un lustro para ser publicada porque, de la persona de Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso, el hijo mayor extramatrimonial de Alberto Uribe Sierra, padre del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, poco se conocía, salvo la inédita foto de la portada, desde ese tiempo, en mi poder.

Por:   Alfredo Serrano Zabala

Escritor y periodista

De Luis Gonzalo Uribe el Travieso se conoce que murió producto de un accidente en una avioneta de su propiedad, cuando salía cargado de cocaína del aeropuerto Olaya Herrera de Medellín (atestiguan las fuentes). Lo extraño es que pareciera que Luis Gonzalo Uribe jamás hubiese existido porque de él, no aparecen documentos de identidad, no se sabe su fecha de nacimiento, tampoco el día su muerte, no hay ninguna noticia sobre su accidente, tampoco del número de matrícula del HK de su avioneta siniestrada. Pareciera que una mano poderosa y oscura se hubiese encargado de ocultar, para siempre, la existencia del fallecido Luis Gonzalo Uribe el Travieso, hermano medio del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez.

De Luis Gonzalo Uribe el Travieso, cuentan sus coterráneos y contemporáneos en Medellín, que era un hombre de 1.72 centímetros de estatura, de tez trigueña, delgado y charlatán como su padre, Alberto Sierra Uribe. Los dos padre e hijo, en su época, estuvieron catalogados como los mejores chalanes que había en la capital antioqueña.

Surge entonces el primer gran interrogante: ¿A quién no le convenía que se destapara la verdad sobre la existencia del hermano negado del ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez?

Una de mis fuentes, el esmeraldero Wilson Quintero Ruiz, recuerda que Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso, fue presentado de la mano de su padre Alberto Uribe Sierra, ante don Víctor Manuel Quintero Morales, el Patriarca de las Esmeraldas (q.e.p.d.), en su momento el campesino esmeraldero más rico de Colombia, para que se quedara trabajando como montador de su caballo Contrapunto, campeón mundial de paso fino, propiedad de Quintero Morales, en su finca de Somondoco en el departamento de Boyacá.

Caballo Contrapunto, campeón mundial de paso fino, propiedad del esmeraldero Víctor Manuel Quintero Morales, hoy embalsamado y exhibido en la sede de Fedequinas en Bogotá, ejemplar que cuidaba en Somondoco, el clandestino Luis Gonzalo Uribe el Travieso, hermano mayor del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Según Wilson Quintero, hijo menor de Víctor Quintero el Patriarca de las Esmeraldas, Luis Gonzalo Uribe el Travieso trabaja cerca de dos años en la finca de su padre en Somondoco. Recuerda, además, que su señora madre rebautiza al chalán Luis Gonzalo con el apodo de Palomita, mientras trabajó con su familia cuidando al afamado caballo Contrapunto.

Wilson Quintero Ruiz cuenta que cualquier día Luis Gonzalo Uribe el Travieso o Palomita el anulado hijo mayor del caballista Alberto Uribe Sierra (progenitor de Álvaro Uribe Vélez) desaparece sin que se supiera de su rastro y unos cinco años después reaparece como un hombre multimillonario, y según las versiones de la época, producto de su tarea como narcotraficante.

Otra fuente indicó que Luis Gonzalo Uribe, se había acercado al temible multimillonario esmeraldero Isauro Murcia y que éste lo habría metido al negocio del narcotráfico, ejercicio no desconocido por el Travieso por su cercanía con sus parientes los narcotraficantes hermanos Ochoa, hijos del gordo Fabio Ochoa Restrepo. Isauro Murcia y Luis Gonzalo Uribe, murieron en hechos aislados en idénticas circunstancias, accidentados cuando se desplazaban a bordo de una avioneta.

Wilson Quintero, aceptó reconocer que, él es el niño que acompaña en la foto al jinete Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso. La foto, según recuerda Wilson Quintero fue tomada en Bello, Antioquia, en el marco de una feria equina a donde su padre Víctor Manuel Quintero Morales, el Patriarca de las Esmeraldas lo llevó acompañado de su señora madre. Don Víctor Quintero Morales era amigo de Alberto Uribe Sierra, padre de Álvaro Uribe Vélez porque los unía la fiebre por los caballos y el mundo equino, amén de la riqueza económica del Patriarca de las Esmeraldas que era muy atractiva para un viejo loco, parrandero, jugador y tomador como lo fue Alberto Uribe Sierra el papá de expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez.

Sobre el tema hay una única fuente que aparece en X (antes Twitter), con fecha del 10 de mayo de 2020, se trata de la cuenta @sermeca, del abogado antioqueño de Yarumal, Antioquia, Sergio Mesa, quien hace alusión al hermano oculto de Uribe Vélez de la siguiente manera: “Luis Gonzalo Uribe, primogénito de Alberto Sierra Uribe, hermano medio de Álvaro Uribe Vélez, fue el primero que estuvo involucrado con el narcotráfico. Murió en un accidente aéreo mientras llevaba cocaína”. Mesa es el autor del libro: “El Apóstol Santiago, contrainsurgencia y limpieza social”.

De Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso, esta investigación pudo establecer que estuvo casado con María Elena Vallejo, la hija de un rico hacendado paisa residente en Cali, don Juan Vallejo. La joven pareja vivió en Cali y al cabo de unos años se separaron. De la unión del Travieso y María Elena, no quedaron hijos.

En consecuencia, al morir Luis Gonzalo Uribe el Travieso, producto del accidente de la avioneta saliendo del aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, se prevé que su multimillonaria fortuna, producto del narcotráfico, pasó a manos de su padre Alberto Uribe Sierra y meses después, luego del asesinato de Alberto Uribe Sierra en la finca Guacharacas, esa fortuna debió pasar a manos de Álvaro Uribe Vélez y de sus hermanos. Ello explicaría la injustificada y no aclarada fortuna económica del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez. La historia registra que el nudo del origen de esa fortuna aún no se ha desatado, ni el propio Álvaro Uribe Vélez, la ha podido explicar con claridad.

Aunque no se ha podido esclarecer la fecha exacta del accidente de la avioneta en donde fallece Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso, en el cotejo de fechas con las fuentes se pudo establecer que fue posterior al año de 1979, y antes del asesinato de Alberto Uribe Sierra, perpetrado el 14 de junio de 1983, es decir, el accidente donde muere el Travieso Luis Gonzalo Uribe, debió ser entre los años 1981 y 1982.

Aquí surgen otras preguntas: ¿Quién y por qué borraron todo lo relacionado con ese accidente? Será que los periódicos El Colombiano de Medellín o El Mundo de la capital antioqueña pudiesen desempolvar sus archivos y develar la fecha exacta del accidente de Luis Gonzalo Uribe el Travieso, acaecido en el aeropuerto Olaya Herrera, o ¿de allí también borraron todo sobre ese percance?

Pues bien, en el libro “Biografía no Autorizada de Álvaro Uribe Vélez, El Señor de las Sombras” escrito por Joseph Contreras y Fernando Garavito, los autores en su capítulo 2 denominado: Sobre mi caballo yo y sobre yo mi sombrero, citan el libro: “Mi Vida en el Mundo de los Caballos”, Editorial Impresos Litográficos, Medellín, 1988, escrito por el fallecido Fabio Ochoa Restrepo (padre y patriarca del clan de narcotraficantes hermanos Ochoa), en donde Fabio Ochoa rinde homenaje a sus amigos “caballistas”, y hace referencia a Alberto Uribe Sierra (pariente suyo por el lado de su esposa Laura, la madre de Álvaro Uribe Vélez) como: “Gran juez, aficionado de tiempo completo, chalán como ninguno… gran comerciante, sufrido, de muchos altibajos ‘mis triunfos, mis derrotas’ (sic) pero ahora sí se le montó a la vida y le robó el amor a las mujeres, de una habilidad sorprendente, con quien él se engancha lleva la peor parte, pero con honradez… escribe textualmente Fabio Ochoa.

Citan Joseph Contreras y Fernando Garavito, en “Biografía no Autorizada de Álvaro Uribe Vélez, El Señor de las Sombras, que algún tiempo después, el 14 de julio de 1981, el gordo Ochoa (Fabio el patriarca de los Ochoa) escribe de nuevo sobre Alberto Uribe Sierra así: «Ahora que empuño de nuevo el lápiz, ya Alberto ha hecho mil travesuras más, antes nos dio al «travieso» como le decía él, a Luis Gonzalo (Q.E.P.D.)” … aquí Fabio Ochoa Restrepo hace alusión directa a Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso, el oculto hermano de Álvaro Uribe Vélez, asunto que deja consignado en su libro y refrenda la existencia real del enigmático y negado hermano del ex presidente de Colombia.

Subrayan Contreras y Garavito que: Por ese entonces, las familias de Laureles eran de clase media, y tenían que luchar a brazo partido contra la irrupción de los dineros de la mafia, que comenzaban a desbaratar muchas economías domésticas. Una de esas familias era la de Uribe Vélez. Ellos vivían en el segundo piso de una casa alquilada en la Circular 77, sometidos a los vaivenes del padre, que le debía plata a medio mundo pero que era honorable. Hasta que un día, cansado de la persecución de sus acreedores y de la indecisión de las muchachas (a quienes cortejaba con entusiasmo), provocada por la poca capacidad económica del pretendiente, cortó de raíz con sus problemas y apareció de la noche a la mañana con una ostentación de mentirijillas, hecha de casa elegante, hacienda en cada departamento, caballos de lujo y helicóptero como medio de transporte. ¿Qué cómo lo hizo? Es un misterio al que aún no se le ha dado cabal respuesta” …

¿Será que el millonario incremento financiero que experimentó, de la noche a la mañana, Alberto Uribe Sierra, padre del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, que plantean los escritores Joseph Contreras y Fernando Garavito fue producto de la muerte de su primogénito extramatrimonial Luis Gonzalo Uribe, alias el Travieso?, quién según las fuentes, al momento de su fallecimiento, ¿ya era un hombre multimillonario producto de su actividad como narcotraficante?

El periódico El Mundo de Medellín, del 15 de junio de 1983 (un día después del asesinato de Alberto Uribe Sierra), publica en su página 10, un completo perfil sobre Alberto Uribe Sierra. El Mundo dice: «El martes Uribe Sierra comenzó el día común y corriente, en su oficina, con los trabajos y negocios que lo habían convertido desde tiempo atrás en uno de los más conocidos hombres de negocios en Antioquia. Había sido heredero de una buena fortuna y caracterizado por su sagacidad para el negocio, sirviendo de intermediario en la compra de poderosas fincas, y con su actividad ganadera y caballística, había acumulado una enorme riqueza distribuida en distintas regiones de Antioquia. Tenía una casa finca en Niquía, Bello, con una plazoleta para exhibir sus caballos, hacer miniferias y atender a ganaderos y a negociantes de toda especie.

El periódico El Mundo de Medellín señala que Alberto Uribe Sierra había sido heredero de una buena fortuna. ¿Sería la que le dejó su hijo Luis Gonzalo Uribe el Travieso? Y hace una reseña que coincide con el testimonio de Wilson Quintero Ruiz, el heredero del Patriarca de las Esmeraldas, Víctor Manuel Quintero Morales, quien sostuvo al entregarle la foto a este periodista Alfredo Serrano Zabala, que la fotografía en donde él aparece montado en un caballo con el hermano negado del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso, había sido tomada, cuando él era un niño, en un lugar del municipio de Bello en Antioquia.

Sostienen Joseph Contreras y Fernando Garavito en su citado libro, que: «Uribe Sierra vivía tan inmerso en ese mundo de negocios alucinantes, que, relataba un amigo, hoy podía tener 23 fincas o 10 y amanecer mañana con 41. «En el momento de su muerte se dice que tenía a nombre suyo 15 fincas.

Pero no más. Quienes lo conocieron se ríen abiertamente cuando Uribe Vélez habla de las haciendas que tenía su padre, de sus negocios, de sus caballos. Las haciendas, los negocios y los caballos existían y, según parece, pasaron a sus descendientes. Pero ¿de quién o de quiénes eran? “-Ahí está el patrimonio que dejó mi padre, ahí está el patrimonio que dejó mi madre, ahí está el patrimonio de mis hermanos, de mis hermanas, el de mi señora, de mis hijos, el mío, expuesto al riguroso examen de los colombianos” –le contestó el candidato a RCN el 18 de marzo, a raíz de una serie de preguntas que se le formularon desde la página de opinión de El Espectador.

A lo que un oyente anónimo, partidario de su candidatura, que intervino en el mismo programa, contestó: «Dice el doctor Uribe que ahí está el patrimonio de su familia. Como las declaraciones de renta son documentos reservados, sería muy importante que él mismo las publicara para aclarar de una vez por todas el lío en que quieren meterlo». Es posible que cuando se publiquen las declaraciones se aclare el origen de la fortuna. Porque a pesar de su helicóptero, de la hacienda Guacharacas y de su vocinglería, Uribe Sierra murió pobre. ¡Y con el helicóptero dinamitado! Y, sin embargo, sus hijos tienen hoy un cuantioso patrimonio, calculado en varios millones de dólares. ¿De qué manera un funcionario oficial de toda la vida, como lo ha sido el candidato, amasa una fortuna semejante? Solamente él tendría la respuesta. Anotan en su texto los periodistas Contreras y Garavito.

En otra ocasión, Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso, hermano mayor de Álvaro Uribe Vélez, con una acrecentada fortuna producto de su vida en el narcotráfico se vuelve a encontrar en Medellín con don Víctor Manuel Quintero Morales, el Patriarca de las Esmeraldas, quién siempre se desplazaba con su familia en un confortable auto Mercedes Benz.

Uribe el Travieso con inmenso agradecimiento, por haberles dado la mano cuando andaban en la mala, le dice al Patriarca de las Esmeraldas; “don Víctor ábrame el baúl de su carro que se lo voy a llenar de dólares”, a lo cual don Víctor, ya muy rico por su actividad como esmeraldero, le dijo que no. Y prosiguió el Travieso,entonces don Víctor como yo se que usted es amante de las armas, permítame llenarle su baúl con armas, es un regalo mío”, asintió. La familia de don Víctor Manuel Quintero Morales se negó rotundamente a recibir la doble oferta de Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso.

Luis Gonzalo Uribe el Travieso es un ilustre muerto del que no se tiene memoria, del que borraron todo vestigio de su existencia. El Travieso habría dejado una fortuna económica, riqueza que luego de su defunción pasó a manos de su padre Alberto Uribe Sierra, plata que luego del asesinato de Uribe Sierra heredaron sus otros hijos en cabeza del luego presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez y ello ahora sí, revelaría el origen de la no explicada riqueza del actual ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez.

Lo cierto es que Luis Gonzalo Uribe el Travieso, es el ilegitimo hijo que Alberto Uribe Sierra tuvo con una profesora de una escuela rural de Salgar, en Antioquia. Ese hijo le fue impuesto, con el apellido Uribe incluido, a la señora Laura Vélez, esposa de Uribe Sierra y madre de Álvaro Uribe Vélez. Aunque Luis Gonzalo Uribe el Travieso nunca vivió bajo el mismo techo del hogar de los padres de Álvaro Uribe Vélez, si compartía de manera continua con sus medios hermanos. Entonces, ¿por qué ese familiar de Álvaro Uribe Vélez fue literalmente borrado del mapa? ¿Por qué quisieron quitar todo vestigio de su existencia? ¿Qué es lo que esconden? ¿Por qué habrían de tachar toda huella de la vida de Luis Gonzalo Uribe alias el Travieso?

En Colombia acaba de ocurrir un milagro, ¡resucitó un muerto! Y vaya qué muerto.

 

Nota editorial: la presente publicación hace parte de una investigación periodística del reconocido periodista Alfredo Serrano Zabala.  Los derechos de autor corresponden 100% a su escritor y no a Nación Paisa.

Comparte en tus redes