Una oleada de focos de incendio se ha desatado por el territorio de Cundimarca, en donde las autoridades han advertido de diferentes casos como en el municipio de Pacho, en donde las llamas acabaron con más de 49 hectáreas. Mientras que en el municipio de Paime aún continua los incendios, sin que se haya podido controlar por parte de los bomberos y autoridades correspondientes, que han unido esfuerzos para contrarrestar esta situación.

“El incendio fue generado por intervención humana y se presume que fueron tres personas que no se han podido identificar. Gracias al trabajo de Los Bomberos de Pacho, Policía de Carabineros y 30 habitantes de las veredas Guayacán, Marcos Tunja y La Hoya logramos liquidar el fuego», informó la comandante de Bomberos de Pacho, Clara Sierra Moreno.

Desde que se reportó la deflagración forestal del municipio de Paime, en donde aún se está monitoreando la situación que es intervenida las 24 horas, con el fin de controlar el fuego que amenaza a las veredas de Tao Tao, Cambuco, Santa Teresa. La alcaldía del municipio tomó la decisión de solicitar la intervención de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo de Desastres, como el apoyo de dos brigadas de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), quienes respondieron de inmediato al llamado del mandatario, por lo que se encuentran ejerciendo sus funciones para extinguir el fuego que se reporta esta fuera de control.

De igual manera, se está gestionando el apoyo de unidades del Batallón de Desastres del Ejército Nacional, por la dimensión de los focos de incendios que se han esparcido más allá de lo que han podido controlar, necesitando pie de fuerzan para reforzar los trabajos de liquidación de la conflagración. Además de esto se suma que las altas temperaturas han dificultado las labores y los fuertes vientos han intensificado el fuego. También se solicitó, mediante la Delegación Departamental de Bomberos de Cundinamarca, apoyo aéreo por parte de esta entidad, lo cual se esta a la espera de su rápida respuesta, dada las implicaciones ambientales y demás que se están generando.