La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) realizó un análisis de los subsidios de vivienda en el país, centrándose en el programa Mi Casa Ya (MCY).

El gremio representativo del sector financiero colombiano destacó en su último Informe Trimestral de Vivienda que «Mi Casa Ya fue establecido en 2015 con el propósito de facilitar la adquisición de viviendas de interés social (VIS) y prioritario (VIP), además de respaldar al sector de la construcción. Con el tiempo, se ha convertido en uno de los programas más destacados del país, con 242.585 familias beneficiadas entre 2015 y 2022”.

Asobancaria resaltó que, con el paso del tiempo, el Gobierno Nacional ha intensificado sus esfuerzos para impulsar el sector de la vivienda y la construcción, especialmente en el fomento de viviendas nuevas. “Se han presentado cambios significativos, como la utilización del Sisbén para la asignación de subsidios y la introducción de un sistema de puntajes de priorización, los cuales han resultado en el incremento del porcentaje de subsidios otorgados a familias con ingresos inferiores a 2 SMMLV en los últimos años. En 2018, el 52.85% de los subsidios se destinaron a este grupo, mientras que en 2022, el 79.72% de ellos se asignaron a estas familias, y en lo que va del año actual, este porcentaje se ha elevado al 91.33%”, recalcó la agremiación.

La Asociación señaló que MCY no fue el primer programa de subsidios de vivienda en el país. Recordó que desde 1990, las cajas de compensación familiar han tenido la facultad de proporcionar subsidios de vivienda a sus afiliados. «Este mecanismo experimentó diversas modificaciones normativas en 2003, sentando las bases que permitieron la entrega de un promedio de 12.000 apoyos anuales durante el periodo de 2007 a 2013», apuntó.

Comparte en tus redes