En el Time Square de Bogotá se llevará a cabo el primer encuentro de trabajadores de Vive 100 y Bonice, con el fin de buscar que se les reconozcan sus derechos laborales.

Desde San Victorino, el corazón mayorista  más importante del país que reúne a 58 centros comerciales y cuenta con 23 madrugones en 17 manzanas de la zona comercial de cielos abiertos más grande de América Latina, se hace un llamado para que las autoridades pertinentes y en especial el Ministerio del Trabajo intervenga en favor de los trabajadores que venden bebidas energizantes como Vive 100, pipetas o bonice.

“Nos prometieron un cambio y no se ve; pero lo que sí se nota: son los miles de colombianos maltratados por cuenta de proyectos comerciales humillantes que a nuestro parecer incrementan las problemáticas de las ventas ambulantes, estamos hablando de Quala, responsable del actuar abusivo que afecta a adultos mayores, personas con discapacidad o incluso mujeres en estado de embarazo que utilizan y portan uniforme alusivo a sus marcas, las comercializan y en las calles soportan todos los rigores sin derecho a un salario mínimo. Además los ponen a cargar pesadas cargas y con el cuento de una oportunidad los explotan”, aseguró Yansen Estupiñán, líder gremial del sector.

El comerciante además, indicó que es necesaria una regulación:

“Quala la tiene fácil, no paga un peso de arriendo por el espacio que utiliza en las calles, aquí en San Victorino o en los semáforos de todo el país para vender sus productos y además se hacen la publicidad gratis porque obligan a la gente a cargar y portar prendas publicitarias, afiches, neveras e incluso pendones humanos sin poner un peso, ¿será que si cualquiera de los emprendedores o empresarios de San Victorino hace lo mismo los dejan?”.

Así mismo, Estupiñán cuestionó si una de las principales razones por las que al parecer el legislativo no centra su mirada en este abusivo actuar sería el pago de aportes o donaciones de sumas millonarias a las campañas de varios políticos.

Por lo anterior, y entendiendo el grave problema que este tipo de actuaciones genera no solo sobre los comercios formales sino también en términos de responsabilidad social, se realizará el primer encuentro de vendedores de Vive 100 y Bonice para exigir respeto por los derechos del trabajador:

“Vamos a crear una campaña de conciencia social para incentivar el respeto por la sostenibilidad económica sin dejar a un lado la social y la ambiental. Quala no está cumpliendo con las más importantes y hay que poner punto final», afirmó.

Finalmente, Yansen Estupiñán hizo un llamado para que este viernes 19 de abril se realice el primer tren humano por la solidaridad:

«A los primeros 20 o 30 vendedores que lleguen y se vinculen a esta iniciativa se les comprarán todos sus productos que tengan para la venta esa día; el tren terminará su recorrido en la Plaza de Bolívar. Así mismo, se invita a la ciudadanía a apoyar a estos vendedores y al Gobierno para que abra un espacio de diálogo con el fin de atender los requerimientos de estos colombianos».

Comparte en tus redes