fbpx

Con la expedición del Decreto 825 del 8 de junio de 2020 se permitirá llevar mayor infraestructura para brindar cobertura de servicios de telecomunicaciones en las zonas rurales más alejadas del país, a través del modelo de obligaciones de hacer.

De este modo, las personas que viven en el campo y aún no cuentan con conectividad podrán acceder a ella y comenzar a disfrutar de los beneficios que trae el Internet: los estudiantes de las áreas rurales consultarán sus tareas en línea, la comunidad estará en constante comunicación y las autoridades o centros de salud serán alertados de manera oportuna en caso de emergencia y optimizar su labor.

Gracias a la firma del decreto y de acuerdo con lo dispuesto en el Plan Nacional de Desarrollo y en la Ley 1978 de 2019, los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones y operadores postales podrán ejecutar proyectos para el beneficio de las comunidades más vulnerables que aporten al cierre de la brecha digital y fortalezcan la capacidad regional.

Como lo estipula la Ley 1978 de modernización del sector TIC, parte de las contra prestaciones por el uso y aprovechamiento del espectro, la industria podrá hacer uso del modelo de obligaciones de hacer, es decir, la sustitución del pago en dinero por el despliegue de infraestructura u otro servicio técnico pactado, lo que permitirá aumentar la inversión, maximizar el bienestar social y brindar mejores tarifas al usuario final.

«Esta es una gran noticia porque estamos dando un salto a la virtualidad, para que las personas en el campo tengan las mismas oportunidades de quienes viven en la ciudad, para que tengan acceso a Internet y a través de esta herramienta puedan trabajar, impulsar negocios y nuevos emprendimientos para ser más competitivos, para que nuestros niños y niñas puedan seguir recibiendo educación de calidad y prepararse para un mejor futuro, eso es equidad«, resaltó la ministra TIC, Karen Abudinen.

Los proyectos para llevar cobertura móvil celular e Internet a la población vulnerable, de bajos recursos y en zonas rurales, así como a instituciones oficiales tales como bibliotecas, escuelas y centros de salud del área rural, tendrán que ser presentados por los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones y operadores postales, a través del mecanismo de Obligaciones de Hacer, como parte de la contraprestación económica por el uso del espectro radioeléctrico y la contraprestación a cargo de los operadores de servicios postales.

«El desarrollo de proyectos a través de este mecanismo genera beneficios en los territorios, ya que funciona como una herramienta para agilizar la llegada de la conectividad. Con ello, se impulsa la transformación digital y se dinamiza la inversión pública y privada en materia de telecomunicaciones, lo que mejora la calidad de vida de los colombianos en regiones apartadas«, resaltó la ministra TIC.

El MinTIC acompañará y vigilará a los proveedores de redes y servicios de telecomunicación y a los operadores postales, en la formulación de proyectos que garanticen el acceso a la conectividad de todos habitantes del territorio nacional.