El mundo del fútbol continúa de luto. No pasó el duelo por la partida del brasileño Mário Zagallo y los fanáticos del deporte Rey deben despedir a otra leyenda: Franz Beckenbauer. El exdefensor falleció en las últimas horas en la ciudad de Salzburgo, en Austria.

Lea también: Preocupación por el estado de salud de Franz Beckenbauer

El año nuevo estuvo marcado precisamente por la preocupación existente debido a las declaraciones de su hermano, Walter Beckenbauer. Fue él, quien dio un primer aviso de que el estado de salud del ‘Kaiser’ estaba en un riesgo grave. Una semana después, deja al mundo lamentando su partida.

Trayectoria de Franz Beckenbauer

Franz Beckenbauer, conocido como el ‘Kaiser’, dejó una huella imborrable en el fútbol mundial. Su apodo, que significa emperador en alemán, refleja la elegancia que caracterizaba su estilo de juego, destacando incluso siendo defensor. La mayor parte de su carrera la vivió en el Bayern Múnich, donde debutó en 1963 y permaneció durante 14 años, conquistando nueve títulos locales y seis internacionales.

El ‘Kaiser’ no solo brilló en los clubes, sino también representando a Alemania en varias Copas del Mundo. Desde temprana edad, formó parte de la selección, alcanzando la final del mundial en 1966, obteniendo el tercer puesto en 1970 y consagrándose campeón en 1974. Además, celebró el título de la Eurocopa en 1972 y fue subcampeón en la edición de 1976.

También puede interesarle: Luto en el fútbol: murió Mário Zagallo

En 1977, Franz Beckenbauer dejó su huella en el fútbol estadounidense al unirse al New York Cosmos después de su exitosa etapa en el Bayern. En la Liga Norteamericana, logró el triunfo en tres ocasiones. Regresó a Alemania para añadir dos Bundesligas más a su impresionante palmarés, esta vez con el Hamburgo. En 1983, cerró su carrera en el Cosmos.

Como entrenador, Beckenbauer continuó cosechando éxitos. Con el Bayern, ganó la Bundesliga en 1994 y la Copa de la UEFA (hoy Europa League) en 1996. Sin embargo, su mayor logro fue la Copa del Mundo de Italia 1990, convirtiéndose en uno de los pocos en alcanzar este hito tanto como jugador como entrenador, compartiendo ese honor con Mário Zagallo (Q.E.P.D) y Didier Deschamps.

Beckenbauer recibió innumerables distinciones por su trayectoria. Ganó dos veces el balón de oro, estuvo múltiples veces en el once ideal de la Bundesliga, fue varias veces el mejor defensor de dicho campeonato. Fue mejor futbolista alemán cuatro veces, nombrado nombrado «Presidente de honor» del Bayern y «Miembro de honor» de la Federación alemana de fútbol, solo por mencionar algunos.

Comparte en tus redes