Tras encabezar una junta extraordinaria en el Hospital General, el alcalde de Medellín, Fico Gutiérrez, reveló que ha impulsado un plan de choque para socorrer económicamente a la entidad. La decisión recibió la aprobación, marcando un esfuerzo conjunto para abordar los desafíos financieros del hospital y garantizar la continuidad de sus servicios.

“Vamos a salvar al hospital. No vamos a dejar que se intervenga, ni que se profundice la crisis económica a la que lo han llevado como nunca en la historia”.

Decisiones de Fico Gutiérrez

El alcalde Fico Gutiérrez presentó un plan integral para aliviar la situación financiera del Hospital General, centrando sus esfuerzos en el desfase de pagos al personal médico. La prioridad es saldar la deuda acumulada de $9.400 millones correspondiente a los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2023.

Además, se implementará una medida para poner al día los pagos a proveedores de insumos médicos, con una deuda de $24.000 millones. Este enfoque estratégico busca garantizar que el hospital pueda llevar a cabo procedimientos esenciales, como cirugías, y cumplir con tratamientos médicos cruciales para los usuarios.

“No puede ser que se hayan gastado recursos en arreglos de fachada, en el lobby, o en el auditorio, cuando la prioridad es pagarle al personal médico, de especialistas y asistencial, y brindarles una buena calidad del servicio a los usuarios, que son los más pobres de Medellín y de varios departamentos”, expresó Gutiérrez.

Entre el paquete de medidas en el Hospital General se contempla la opción restringir la contratación del gerente a no más allá de los 20 salarios mínimos mensuales legales vigentes. El propósito es que “aquella contratación que él tenga que realizar solo va para mejorar la calidad del servicio médico”.

Fico Gutiérrez agregó que dichos recursos no se pueden ir en gastos “suntuosos, cuando tenemos una crisis de salud tan grave, además con Savia Salud intervenida”.

Lea también: Fico Gutiérrez, ¿La esperanza de los empleados del Hospital General?

Cualquier contratación en monto superior al mencionado deberá ser sometida a discusión en la junta del hospital. Además, en adelante, cada ocho días sesionará la junta, hasta que se estabilice la situación financiera de la institución, y que se abran las camas que se requieren para cubrir las necesidades de los usuarios.

“Vamos a recuperar el hospital. Esa es la decisión nuestra como alcaldía. Y vamos a controlar la inversión. Ese es el mensaje que vengo a dar, y es que estamos del lado de los usuarios. No más clientelismo, no más politiquería y que sean los entes de control los que revisen las denuncias que existen”, dijo el mandatario.

Cabe recordar que, el Hospital General de Medellín es un establecimiento de salud de alta complejidad que no solo cubre a las personas vulnerables de la ciudad, sino que su atención tiene alcance departamental, y llega a pacientes de Córdoba y Chocó.

Comparte en tus redes