Fico publicó fotos en traje de baño y tomando cócteles en Semana Santa, mientras en la ciudad de Medellín se fugaba un pedófilo, luego de ser encontrado con dos menores de edad en un hotel de El Poblado en Medellín.

Y es que, si bien puede haber varios responsables en la fuga de Timothy Alan Livingston, la ausencia del Alcalde de Medellín y el silencio durante varios días ha generado fuerte señalamientos contra Fico.

“Se acaba de conocer que el Alcalde Federico Gutiérrez no dejó a un Alcalde encargado mientras estaba de vacaciones en el Golfo de Morrosquillo, lo cual era su deber constitucional. Además de las implicaciones legales, esto significa que la ciudad estaba sin Alcalde, y por tanto, sin jefe de la policía mientras se configuró el escape fuera del país del Pedófilo del Poblado”.

La situación en Medellín es tan compleja que la noticia de las dos menores ya está hasta en medios internacionales, por lo que la ausencia durante esta crisis le podría salir cara a Federico.

“Esto podría explicar por qué durante 60 horas (casi 3 días) nadie respondió en la Alcaldía a las demandas ciudadanas que exigían se revelara el nombre del violador y el hotel, pero además, las solicitudes al Alcalde para que no dejara volar al violador. La ciudad estaba sin Alcalde y a la deriva”.

Esta grave situación deja muy mal parada a Medellín y el mismo Presidente Gustavo Petro Urrego ya pidió en extradición a Timothy Alan Livingston.

“Lo que el Alcalde Federico Gutiérrez quiso ocultar, es que no pidió vacaciones, ni dejó Alcalde encargado cuando se fue de vacaciones para el Golfo de Morrosquillo. Se le vió, en Yates y tomando mientras la ciudad estaba a la deriva. Todo funcionario tiene derecho al descanso. Sin embargo, tenía la obligación de dejar a la ciudad con alguien al frente. No lo hizo. El resultado: Un pedófilo violó a dos menores, se burló de las autoridades y escapó del país”.

Quintero ha investigado a profundidad lo ocurrido y no entiende cómo pudo quedar en libertado ante la contundencia del material probatorio:

“Más de 20 funcionarios conocieron del caso. 12 policías entraron a la habitación: Vieron el jacuzzi, los condones usados y las drogas. En lugar de capturarlo y presentarlo a la Fiscalía, lo llevaron a las instalaciones del CTP de la Alcaldía”.

Asegura que alguien tuvo que dar la orden para que este sujeto pudiera fugarse, ya que difícilmente alguien investigado por presunto abuso de menores, logra burlar a la justicia de la forma en que lo hizo Timothy Alan Livingston.

“En la Alcaldía más funcionarios supieron lo que pasaba. Sólo una orden de muy alto nivel podía liberar al pedófilo, esconder su nombre mientras salía del país, esconder el nombre del hotel, y ocultar las pruebas. ¿El dueño del hotel llamó al alcalde pidiendo que le ayudaran? ¿La Alcaldía dio la orden de “manejar” el tema? No lo lograron”.

Comparte en tus redes