La Gobernación de Antioquia, en cabeza de Andrés Julián Rendón, llevó a cabo un trascendental consejo de seguridad en Caucasia, donde se adoptaron tres determinaciones cruciales. Altos oficiales de diversas fuerzas, junto con representantes de la Fiscalía, el Defensor del Pueblo y alcaldes locales, participaron en este encuentro estratégico. Las decisiones tomadas buscan fortalecer la seguridad en la subregión, abordando de manera integral los desafíos identificados durante la reunión.

Las decisiones de la Gobernación de Antioquia

La primera decisión que tomó el gobernador Rendón es la de consolidar el Estado colombiano en toda su dimensión, en regiones tan difíciles en materia de orden público como el Bajo Cauca y el Nordeste.

“Nosotros vamos a estar siempre apoyando a nuestra Fuerza Pública para que pongamos a correr a los bandidos que delinquen en esta zona; pero nos corresponderá a nosotros esa tarea de consolidación como Gobernación de Antioquia, para facilitar que lleguen oportunamente los servicios policiales, de justicia, sociales y los que permitan generar riqueza y empleo para la zona”, explicó el mandatario.

También buscará consolidar de la mano de la bancada antioqueña un proyecto de ley que será llevado al Congreso y que incentive la titulación minera en favor de los mineros informales e hizo una claridad.

“El Gobierno de Antioquia que presido no concibe la minería como una actividad criminal, así esté cargada de informalidad, pero quiero decir lo siguiente. Si llegara a volver a ver una pretensión de hacer bloqueos, de paralizar la economía de esta zona, vamos a actuar con contundencia, y con la determinación, porque una cosa es manifestar su voz en contra de alguna disposición y otra muy diferente es bloquear la vida y la actividad económica de una zona tan importante como esta”.

La tercera acción será complementar el trabajo que hace el Gobierno Nacional de remunerar con medio salario mínimo a jóvenes que quieran prestar el servicio social obligatorio en las Fuerzas Militares o de Policía.

“Nosotros vamos a buscar que tengan ellos un incentivo adicional, que no sea inferior a los 200 mil pesos por mes, para que muchos jóvenes que quieran estar en la Policía o en el Ejército, nos ayuden a suplir el faltante tan grande que tiene Antioquia en materia de pie de fuerza, tanto militar como policial”, puntualizó el Gobernador de Antioquia.

Andrés Julián recordó que hay un plan de recompensas que se irá informando a la comunidad e invitó a denunciar hechos delictivos.

Comparte en tus redes