En la última reunión de este año, la junta del Banco de la República tomó la decisión de reducir la tasa de interés de intervención en 25 puntos básicos, quedando en un 13%. Cinco directores votaron a favor de esta decisión, mientras que dos directores optaron por mantenerla constante.

El gerente del Banco de la República, Leonardo Villar, destacó que: “La inflación continuó la senda decreciente que ha mantenido durante los últimos ocho meses y en noviembre se ubicó en 10,15%. Esta tendencia se vio favorecida en noviembre por el buen comportamiento de los precios de los alimentos, cuya inflación anual se ubicó en 8,25%, inferior en más de dos puntos porcentuales a la registrada en octubre. El rubro de regulados continuó presionando la inflación al alza, debido a los incrementos en los precios de los combustibles y la energía. Las expectativas de inflación a distintos plazos mostraron comportamientos mixtos. La mediana de los analistas encuestados por el Banco de la República elevó su pronóstico para fin de 2024 de 5,2% en noviembre a 5,7% en diciembre, pero sus expectativas de inflación a 2 y 5 años permanecieron estables y se ubican en 3,8% y 3%. Las expectativas derivadas de los mercados de TES se han reducido significativamente desde octubre”.

El gerente del Emisor también expresó que la desaceleración de la economía del país fue otro tema que consideraron al tomar la decisión de reducir tasas. De hecho, el gerente reveló que el equipo técnico del banco central colombiano revisó a la baja su pronóstico de crecimiento para 2023, pasando del 1,2% al 1%.

Uno de los primeros en reaccionar ante la disminución de la tasa repo fue Jonathan Malagón, presidente de Asobancaria, quien señaló: “Esto significa un punto de inflexión en la política monetaria del país. Además, demuestra que la inflación ya llegó a su techo y que ese incremento desbordado de los precios empieza a quedar en el pasado. Demuestra que el 2024 será un año en el que el incremento inflacionario tiende a ser significativamente menor”.

Añadió que esa señal de liquidez que envía el Emisor será transmitida por los bancos comerciales a los consumidores financieros “a través de sus tasas bancarias. Por eso, todos aquellos que estén pensando en estudiar, en comprar vivienda, o en ampliar sus negocios, invertir en maquinaria y equipo, sepan que las condiciones en 2024 serán mucho más favorables que las de 2023”.

Comparte en tus redes