En una revelación preocupante, se ha dado a conocer una situación de persecución política dirigida hacia Juan Carlos Upegui, el recién nombrado concejal de la oposición en Medellín y representante del Partido Independientes. Este ha expuesto la existencia de un plan de hostigamiento político liderado por el alcalde Federico Gutiérrez y sus partidos aliados en el Concejo Distrital.

El concejal, quien asumió su cargo el pasado 2 de enero durante la instalación de sesiones, ha señalado a los partidos de gobierno Creemos y Centro Democrático de estar detrás de una serie de acciones destinadas a neutralizar la participación de la oposición.

Entre estas acciones se incluye la supuesta obstrucción, contraviniendo la ley 1909 de 2018 (Estatuto de Oposición), para evitar que las bancadas opositoras participen en la mesa directiva. Ante esta irregularidad, el Partido Independientes ha iniciado acciones legales con el objetivo de restaurar el equilibrio democrático en la dirección del Concejo.

Durante las sesiones, las intervenciones de los partidos de gobierno se han caracterizado por intentos de intimidación y ataques directos al Partido Independientes, llegando incluso a descalificaciones personales, insultos y agravios. Un incidente relevante fue protagonizado por el concejal Alejandro de Bedout de Creemos, quien públicamente tuvo que disculparse por descalificaciones dirigidas al concejal de la oposición.

El tono alarmante de la situación se intensifica con las acusaciones de la Vicepresidenta Primera de la corporación, Claudia Carrasquilla, del Centro Democrático, quien ha señalado al concejal opositor como miembro de una supuesta estructura criminal. Ante estas graves acusaciones, se ha solicitado retractación y se emprenderán acciones legales y denuncias ante entes de control para investigaciones correspondientes.

Adicionalmente, se denuncia una fuerte persecución jurídica con el objetivo de despojar al concejal de la curul sin fundamentos claros. A pesar de las respuestas ante el Tribunal Administrativo de Antioquia, el acoso jurídico persiste, y la Procuraduría Regional de Antioquia ha filtrado la apertura de una investigación sin notificación personal, vulnerando el debido proceso.

Este panorama ha generado preocupación, especialmente en un contexto donde Medellín tiene un historial de violencia política. La comunidad se interpela sobre la verdadera intención detrás de eliminar la oposición y cuestiona: ¿Por qué Federico Gutiérrez busca gobernar sin control político?

El concejal hace un llamado urgente a la ciudadanía para mantenerse alerta y movilizarse en defensa de un derecho que considera no solo propio, sino de toda la comunidad. La situación planteada suscita interrogantes sobre la salud de la democracia local y la necesidad de garantizar un juego político equitativo en la ciudad.

Comparte en tus redes