Después de haberse suspendido la adjudicación de las obras que van a mejorar el Canal del Dique, por el cambio de gobierno, la constructora española Sacyr fue la seleccionada, la misma que había escogido el gobierno Duque, por un importe cercano a los 640 millones de euros (3,2 billones de pesos).

Según explicó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Sacyr, a través de su filial colombiana, única ofertante del proyecto, llevará a cabo una serie de actuaciones que permitirán recuperar ecosistemas degradados. La empresa española remodelará la hidrovía de 115 kilómetros y la operará durante 15 años.