El Ministerio del Trabajo ha anunciado una serie de inspecciones a los trabajadores de la plataforma de entrega Rappi en varias ubicaciones de la ciudad, con el propósito de evaluar y garantizar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo. Estas inspecciones se llevarán a cabo desde hoy hasta el próximo 21 de septiembre, y tienen como objetivo principal asegurar que los aproximadamente 150,000 repartidores que operan en la plataforma disfruten de condiciones laborales adecuadas.

Según el auto 0022 emitido por la Unidad de Investigaciones Especiales del Ministerio del Trabajo, se ha ordenado llevar a cabo «diligencias de carácter administrativo laboral» los días 20 y 21 de septiembre de 2023, a partir de las 08:00 am, en las instalaciones de la empresa RAPPI SAS, incluyendo sus agencias, sucursales, centros de acopio o despacho, así como en cualquier lugar donde el personal involucrado en la actividad esté desempeñando sus labores. La Ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez Ríos, ha enfatizado la importancia de garantizar los derechos laborales de los trabajadores en plataformas digitales como Rappi. Según sus palabras, «La labor que cumplen las y los trabajadores de la plataforma digital no puede ser precaria; se deben garantizar los derechos laborales. Se trata de llevar al centro al ser humano, al trabajador o a la trabajadora».

Estas inspecciones son parte de un esfuerzo más amplio del Ministerio del Trabajo para abordar las nuevas formas de empleo y formalizar las condiciones laborales en plataformas de entrega como Rappi. La Ministra destacó que su proyecto de reforma laboral incluye un capítulo dedicado a estas cuestiones, con el objetivo de crear empleo digno y decente en estas plataformas. El Viceministro de Relaciones Laborales e Inspección, Edwin Palma, quien está supervisando las visitas en diversas ubicaciones del país, ha señalado que la evidencia recopilada durante las inspecciones se presentará en mesas de diálogo con el propósito de buscar soluciones adecuadas. «Estamos en las calles promoviendo el derecho de asociación, les estamos diciendo que son trabajadores y trabajadoras con derecho a formar parte de organizaciones sindicales para expresar sus reclamos y quejas, que serán escuchados por el Gobierno», subrayó Palma.

Estas inspecciones se llevan a cabo en respuesta a una serie de querellas presentadas por trabajadores en el Ministerio del Trabajo, en las cuales solicitaron la verificación de sus condiciones laborales. Luz Fique, presidenta de la Unión de Trabajadores de Plataformas Digitales (Unidapp), resaltó las carencias en seguridad social, salud en el trabajo y las condiciones precarias que enfrentan los trabajadores de Rappi.

Por su parte, Arnobis Fabra, un repartidor de Rappi, compartió sus experiencias personales sobre las dificultades que enfrenta en su trabajo, incluyendo la falta de apoyo por parte de la empresa. «Tenemos unas condiciones pésimas, las maletas toca comprarlas, la gasolina y el mantenimiento de nuestros vehículos es por nuestra cuenta, Rappi no aporta nada, tan solo nos pagan 2,800 pesos por llevar pedidos a unas distancias extremas y si tenemos un accidente nadie responde», expresó Fabra.

El auto del Ministerio del Trabajo establece que durante las inspecciones se seleccionarán aleatoriamente o a discreción por parte del inspector a los trabajadores de las empresas investigadas, con el fin de escuchar sus testimonios en versión libre o declaración juramentada. Estas acciones buscan garantizar un análisis completo de las condiciones laborales en Rappi y tomar medidas adecuadas en beneficio de los trabajadores.

Comparte en tus redes