La ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Jhenifer Mojica, ha presentado el plan del sector agropecuario para enfrentar la posible llegada del fenómeno de El Niño. Este plan establece las acciones de preparación, anticipación y respuesta ante esta condición climática.

El plan sectorial, que requiere una inversión de $566.370 millones, tiene como objetivos principales identificar los posibles impactos en las cadenas productivas, mitigar las consecuencias en las comunidades rurales dispersas y establecer un plan de acción para la respuesta y recuperación, en colaboración con las entidades. adscritas y vinculadas al Ministerio de Agricultura.

La ministra Jhenifer Mojica destacó que actualmente se prevén impactos moderados, con alrededor de 742 municipios que podrían experimentar algún efecto debido a la disminución de las precipitaciones. Se ha llevado a cabo un proceso anticipatorio focalizado en 72 municipios que podrían enfrentar un mayor déficit de lluvias en el último trimestre del año. “Estamos en escenarios donde los impactos son moderados. Se espera que unos 742 municipios puedan tener alguna consecuencia por disminución en las precipitaciones. Y lo que hemos venido haciendo es un proceso anticipatorio focalizado en 72 municipios que pueden tener un mayor déficit de lluvias en el último trimestre del año”, indicó la ministra Jhenifer Mojica.

Este es el primer plan ministerial lanzado por el Gobierno del Cambio para hacer frente a los efectos adversos del fenómeno de El Niño. Se han identificado 742 municipios expuestos a un trimestre con déficit de lluvias, de los cuales 215 tendrán tres trimestres consecutivos con bajas precipitaciones. Destacan 72 municipios que podrían experimentar cinco trimestres seguidos con lluvias insuficientes.

La ministra resaltó que la mitad de los recursos destinados a este plan se enfocarán en acciones de preparación, respuesta y recuperación. Durante la fase preparatoria, se han invertido 145.000 millones de pesos en actividades como la entrega de semillas resistentes a la sequía, la instalación de sistemas de almacenamiento de agua, la adecuación de espacios para el almacenamiento de bloques nutricionales para el ganado, y campañas de vacunación para animales. Estas han beneficiado a 35 comunidades indígenas de seis municipios de La Guajira y dos medidas del Cesar.

Comparte en tus redes