fbpx

Los casos de dengue que se presentan en el país son evaluados de manera permanente por el Ministerio de Salud y Protección Social y el Instituto Nacional de Salud. De acuerdo con la situación epidemiológica con corte a la semana 04 de 2020 (25 de enero) se han notificado 12.217 casos de la enfermedad especialmente en Tolima, Valle del Cauca, Cali, Huila, Cesar, Santander y Meta que registran el 62 por ciento de los reportes.

Durante el 2020 se han notificado 23 muertes probables por dengue en el país. Todos los casos están siendo estudiados por el Instituto Nacional de Salud para determinar las causas exactas de los fallecimientos. Hasta la fecha no hay ni un caso confirmado de muerte por dengue en el país durante este año.

La letalidad por dengue grave en 2019 se situó en 6,8%, inferior a lo registrado entre 2015 y 2018, de igual manera se garantizó la hospitalización al 96,4% de estos casos, indicador que fue superior con respecto a los registros entre el periodo de 2010 y 2018.

El comportamiento del dengue en Colombia presenta ciclos epidémicos cada dos o tres años que pueden abarcar más de un año calendario, tal como se presentó en el ciclo de 2010 que comenzó en mayo de 2009 con una duración de más de 19 meses.

El actual ciclo comenzó en el primer trimestre de 2019 en los departamentos de la costa atlántica y el comportamiento no fue homogéneo.

Los departamentos con mayor cantidad de semanas en situación de brote fueron: Amazonas, Arauca, Magdalena, Meta, Cesar, Córdoba, Casanare, Bolívar, Huila, Sucre, Tolima y Vaupés. Situación contraria a la reportada por Barranquilla, San Andrés, Buenaventura, Cauca, Valle, Risaralda, Antioquia y Quindío, que presentaron pocos casos en 2019.

A final del año se observó el inicio del periodo epidémico en el departamento del Valle del Cauca y la reactivación en municipios de la costa atlántica, Huila y Caquetá, razón por la cual se evidencia un aumento en la notificación durante las primeras semanas de 2020.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud activó el plan de contingencia con acciones de control del mosquito, comunicación del riesgo y fortalecimiento de la atención clínica con el fin de mitigar su impacto. Terminando el 2019 se destinaron recursos adicionales por $3.965 millones para la compra de métodos químicos de control.

Dados los factores de riesgo y la extensión de la temporada seca, es posible que se reactive la transmisión en otras zonas del país, por tal razón se requiere intensificar las acciones de saneamiento en el hogar, especialmente tener cuidado con el almacenamiento de agua, el cual debe hacerse en recipientes con tapa o garantizar el lavado y cepillado de estos depósitos de forma periódica al menos una vez a la semana.

En el entorno comunitario se deben desarrollar actividades relacionadas con eliminación de criaderos en cementerios, sitios de aglomeración humana e instituciones educativas (tanques de almacenamiento alto).

Se recomienda a las personas que residan o visiten municipios por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar que, si presentan fiebre, dolor abdominal, hemorragias, consultar oportunamente al médico y evitar automedicarse.

El dengue es una enfermedad viral aguda que puede afectar a personas de cualquier edad, especialmente niños y adultos mayores. Es causada por un virus transmitido a través de la picadura de mosquitos infectados (Aedes aegypti).

Los mosquitos del dengue están presentes en zonas urbanas con altitudes inferiores a 2.200 metros sobre el nivel del mar, ponen sus huevos en depósitos de agua limpia como albercas, floreros, llantas, baldes de agua y cualquier recipiente que está a la intemperie y que puede almacenar agua.