Recientemente, la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, dio a conocer que el saldo de la cartera verde alcanzó los $18,7 billones el año pasado, lo que significó un crecimiento del 40% en comparación con el año 2021.

El gremio representativo de los bancos destacó que en el 2022, 29 entidades se sumaron al Protocolo Verde, posicionando a Colombia como uno de los líderes globales en finanzas verdes.

El presidente de Asobancaria, Jonathan Malagón, expresó que el sector bancario desea ser un actor relevante en la movilización de recursos de capital para financiar acciones que aborden el mayor desafío que enfrenta la humanidad: la crisis climática.

«Hoy por cada 1.000 toneladas de CO2 emitidas globalmente, Colombia solo aporta 4. Aunque nuestros niveles se encuentran por debajo del promedio de la región, desde el sector financiero nos comprometemos a respaldar inversiones que reduzcan nuestra huella ambiental. Por esta razón, como gremio, nos hemos propuesto alcanzar $140 billones en cartera verde para el año 2030, de manera que podamos financiar los proyectos necesarios para descarbonizar la economía colombiana. En otras palabras, nuestra meta es canalizar $121,3 billones adicionales hacia este objetivo de aquí a 2030», concluyó el líder gremial.

Comparte en tus redes