La Personería Distrital de Medellín, a través de su proceso de Vigilancia Administrativa e Instrucción Disciplinaria, ha tomado la decisión de formular pliego de cargos contra dos destacados funcionarios públicos de la ciudad. Wilmar Efrén Solarte Calderón, ex Inspector de la Inspección 8A de Policía Urbana de Primera Categoría de Medellín, y Carlos Mario Montoya Serna, ex secretario de Gestión y Control Territorial de Medellín durante los años 2020 y 2021, son objeto de este proceso disciplinario.

Personería señala incumplimiento de deberes

Las acusaciones incluyen presunto incumplimiento de deberes establecidos en la Constitución y la ley, particularmente relacionados con la falta de respuesta oportuna a derechos de petición. Además, se señala la posible vulneración al debido proceso al desconocer los términos establecidos para el trámite del proceso verbal abreviado, según lo dispuesto en la Ley 1801 de 2016. Este pliego de cargos conlleva la imputación de conductas que podrían constituir faltas disciplinarias de naturaleza grave con culpa gravísima.

La formulación del pliego de cargos implica que se imputan a los funcionarios conductas que podrían configurar faltas disciplinarias de naturaleza grave con culpa gravísima. Esta es una medida seria, que refleja la importancia de la rendición de cuentas y la transparencia en el ejercicio de la función pública. Los disciplinados ya han sido notificados, y ahora se espera que el proceso de decisión disciplinaria continúe su curso.

En esta fase, será el responsable del proceso de decisión disciplinaria quien adelantará el juzgamiento correspondiente y tomará la determinación que, conforme a derecho, corresponda. Este proceso implica una evaluación exhaustiva de las pruebas presentadas, así como la consideración de los argumentos de ambas partes. La decisión final tendrá implicaciones significativas para los involucrados y puede incluir sanciones disciplinarias, dependiendo de la gravedad de las faltas imputadas.

Comparte en tus redes