fbpx

La Cámara Colombiana de la Confección expresó su descontento frente a la decisión de la Corte Constitucional de declarar inexequibles los artículos 274 y 275 del Plan Nacional de Desarrollo que imponían un incremento arancelario a las importaciones de textiles.

Para el gremio la decisión del alto tribunal representa un espaldarazo a la economía nacional, pues considera que esta primando los beneficios tributarios para el mercado extranjero y no para el nacional, además, aseguró que durante los 85 días en los que duró vigente la medida el precio de las prendas de vestir para el consumidor final no tuvo ningún incremento y se generaron 30 mil empleos nuevos.

El sector solicitó al presidente Iván Duque dar pronta solución al tema arancelario cumpliendo así a sus promesas de campaña, dejando en firme el decreto con el aumento de aranceles a las importaciones, lo que el gremio (CCCyA) considera fortalece la industria de textiles y protege los empleos de los colombianos cuyo ingreso depende de las actividades que desarrolla el sector.