fbpx

La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P Global) mantuvo la calificación crediticia de Grado de Inversión de Colombia, al nivel BBB-.

No obstante, se revisó la perspectiva, debido a los mayores riesgos en las cuentas externas y el crecimiento derivados de la caída en los precios internacionales del petróleo y la pandemia del COVID-19.

S&P Global resaltó en su comunicado que una larga tradición de manejo prudente de la macroeconomía colombiana, la flexibilidad de la política monetaria y cambiaria, y una respuesta oportuna y adecuada de las autoridades a la emergencia, mitigan parcialmente el incremento en los riesgos externos.

César Arias, Director General de Crédito Público y Tesoro Nacional, resaltó la resiliencia de la economía colombiana en el contexto regional y entre sus pares de calificación.

S&P Global revisó el perfil crediticio de 17 países exportadores de hidrocarburos en Asia, África, Latinoamérica y Medio Oriente.

Colombia mantuvo su grado de inversión, ante dos de los choques más desafiantes de los últimos tiempos, mientras que siete países sufrieron bajas, entre ellos Angola, Bahréin, Kuwait, México, Nigeria, Omán y Ecuador.

“Mantener nuestra calificación de grado de inversión y continuar diferenciándonos favorablemente frente a las economías de otros mercados emergentes son factores fundamentales para que la deuda colombiana continúe siendo atractiva para los inversionistas internacionales y mantengamos nuestro acceso privilegiado a los mercados a costos de financiamiento competitivos”, agregó Arias.